Seguidores

jueves, 31 de mayo de 2012

MOTÖRHEAD: "Another perfect day" (1983)


Me apetece hoy rescatar uno de los álbumes más infravalorados y controvertido de la discografía de Motörhead como es “Another perfect day”, injustamente dilapidado en su día por los propios fans de la banda. Un caso atípico e inmerecido y que no deja de dejarme perplejo con el paso del tiempo, pues lo que tenemos entre manos aquí es un pedazo de disco como una catedral de grande.

En efecto, este álbum supuso el primer lanzamiento sin uno de sus miembros originales como era Eddie “fast” Clarke, toda una bestia a las seis cuerdas y que era el perfecto complemento de apoyo para Lemmy y Phil “animal” Taylor y asentar el sonido en una de las bandas más salvajes que parió el rock’n’roll.

A la hora de buscar un sustituto para el bueno de Eddie, la banda se decantó por un viejo conocido como es Brian “Robbo” Robertson, presente en varios de los grandes clásicos de otra formación legendaria como Thin Lizzy, pero el carácter de nuestro querido escocés (y no irlandés como pueden pensar muchos) no sentó muy bien que digamos a la parroquia ni en el seno de la propia banda. Según la mayoría, su estilo mucho más clásico y puro no encajaba con las coordenadas musicales de Lemmy y Cia. Para colmo, el propio “Robbo”, no estaba muy por la labor de tocar temas clásicos de la era Eddie “fast” Clarke , lo que no ayudaba mucho a que reinara el buen rollo con sus compañeros. A todo eso le sumamos que el disco no vendió lo que se esperaba y, como consecuencia del asunto, se produjo la inevitable marcha del carismático guitarrista después de estar un año en Motörhead.



El caso es que este disco me parece cojonudo y es una pena que esta corta historia entre “Robbo” y el binomio Lemmy & Taylor no se prolongara un poco más en el tiempo porque seguro hubiéramos tenido una serie de trabajos de un nivel altísimo. Sigo escuchando a día de hoy temazos como la bestial “Back at the Funny Farm”, el single “shine”, “Dancing in your grave” o dos de mis favoritas de toda la carrera de Motörhead como son la bluesy “One track mind” o el endiablado ritmo presente en “Marching off the war”, y me muero del gusto.

No cabe duda que Robbo le daba un toque personal a todas esas canciones mucho más atmosféricas y melódicas, sonando mucho menos sucias y furiosas en comparación a lo hecho anteriormente, pero no me parece que se pueda tachar esta material como inapropiado para una banda como Motörhead como he leído en algún sitio. Los temas aquí presentes no han perdido ni un ápice de fuerza después de tres décadas y no desencajan para nada al lado de clásicos como “Overkill” o “Ace of spades”, sus discos más representativos, y eso ya es todo un logro.

En mi próximo viaje a Irlanda en tan sólo unos días, tendré la oportunidad de asistir a un bolo de Brian Robertson, como invitado de un bluesman local llamado Eamonn McCormack, en una sala muy pequeña llamada Wheelan’s, y a buen seguro que si se presenta la oportunidad le daré este “Anothe perfect day” para que me lo firme. Sería curioso comprobar su cara a la hora de poner su firma ante este pedazo de obra que defenderé siempre por todo lo alto.

15 comentarios:

Bohemian Boggie dijo...

El caso de este disco siempre fue muy curioso, desde luego Motorhead bajaron las revoluciones y provocó el rechazo de sus fans de toda la vida, pero se trata de un discazo hardrockero como la copa de un pino. No es mi favorito de la historia de Motorhead (siempre preferiré su etapa con Fast Eddie), pero cada vez que lo escucho lo disfruto como un enano. Existen muchas joyas escondidas en la discografía de Motorhead, como es el caso de Orgasmatron y 1916, discos que en su día no supe valorar y ahora me parecen la hostia!!

Alex Palahniuk dijo...

Buff, para mí uno de los más infravalorados creo que es el Bomber, pero sí, estamos de acuerdo en que éste también. Excelente entrada, Rockland

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Cambia algo el sonido, pero las composiciones son puro Motörhead en un disco buenísimo, como bien dices. Ya lo he comentado alguna vez: Lemmy y la mediocridad son términos absolutamente enfrentados.

Shine!, Rockland.

Bounty Hunter dijo...

Una de las formaciones más curiosas y a la vez fugazes la de Another Perfect Day, dentro del seno de Motörhead.
Un ex Lizzy junto a Lemmy y Philty?
La idea no fue tan descabellada viendo el resultado. Robertson aportó su peculiar sonido de guitarra y ayudó en la composición de varios temas.
El disco es otro pelotazo repleto de temas cañeros y potentes con un punto más melódico. Mis preferidas són Dancing on Your Grave y la tremanda I Got Mine.
El problema vino con la actitud de Brian en escena. Llevando un look poco apropiado y teniendo cero consideración por los temas ajenos. A parte de su poca profesionalidad en el momento de encajar los abucheos del público, llegando a partirse la jeta con ellos y tener que suspender algún show.
En Barcelona ocurrió algo parecido.
Y es extraño que un tipo duro como el no estuviera cómodo con semjentes compañeros de camorrerías. Supongo que la sombra de Eddie Clarke era muy alargada y el própio Robertson a parte de arrastrar sus própios problemas, se vió desde el principio como un mercenario sin ningún apoyo por parte de los seguidores de la banda.
De todos modos con el paso de los años, Another Perfect Day se ha valorado por su inegable calidad dejando los prejuicios de la formación clásica.
Ace of Spades es mi disco favorito seguido de Bomber y Overkill. En un segundo escalón tendría al protagonista del post junto a Rock'N'Roll y Orgasmatron.
PD:Cuidado con el imprevisible guitarrista en el momento de firmarte el disco, nunca se sabe.
Ya contarás tu expereiencia de ese show.
Back at The Funny Farm!!!

Fran capa dijo...

Es de los albumes mas rockeros y mejores de Motorhead aunque no tenga la furia incendiara de "Ace of Spades"o "The Hammer",
aqui el sonido del grupo cambia se aleja del sonido speed metal quizas por la incorporación de Brian Robertson,
supongo que a los fans radicales de Motorhead no les gusto este album, pero yo no soy fan esta claro que ami me gusta.
Mi preferido es " No Sleep 'Til Hammersmith "
Mi valoracion Another Perfect Day es: 3,5 de 5. (con pocas escuchas).
Oye desde Irlanda continuaras escribiendo en el blog---ok

Tyla DeVille dijo...

Mira que Motorhead son una de las bandas de mi vida, pero no he escuchado éste disco con la atención debida.

'Robbo', diferencias musicales aparte, es que ni tan siquiera le gustaba la banda. Hay constancia de episodios de él burlándose de fans de Motorhead en las mismas narices de Lemmy, por lo que su salida estaba cantada que se produciría más pronto que tarde.

Yo de ti, ante la firma del disco, iría prevenido ante una posible contestación hosca por parte del figura.

Rock On!

ROCKLAND dijo...

Bohemian Boogie: para mi tampoco es mi favorito pero es indudablemente todo un ejercicio de hard-rock de altos vuelos. Aquí el problema fue a raíz de la actitud pasota de “Robbo” y los fans de Motörhead que en aquellos años no le perdono ni una a nuestro querido héroe, je,je. Fue un cocketera explosiva que el bueno de Lemmy zanjó a los pocos meses. Una pena.

Alex: el “Bomber”, es un clásico pero es cierto que está un escalón por debajo de “Ace of spades” y “Overkill”. Otro que tiene la etiqueta de obra menor es “Iron fist” y es ¡la leche!.

Gonzalo: el sello de la banda está presente pero se nota la mano de Robertson sobre todo en los solos de guitarra. Para mi sin duda fue una mezcla muy satisfactoria.

Bounty Hunter: Lemmy tuvo buen ojo pero no se esperaba que la actitud de este elemento iba a chocar tanto con ellos y los propios fans. Lo de Barcelona fue cierto. Recuerdo leer en el Popu hace años aquella actuación donde “Robbo”, se enfrentó con la peña de mala manera. Menos mal que la sangre no llegó al río. En fin, eran tiempos donde los conciertos se vivían al límite y de otra manera que ahora.
Mi disco favorito de Motörhead siempre será “Overkill”. La primera vez que lo escuché ¡flipé en colores! Nunca había escuchado algo tan salvaje como eso. ¡Tremendo!
Con la firma ya voy precavido, je,je. Esperemos que esté de buen humor y que sea algo accesible. Ya veremos.

Fran Capa: yo diría que es último gran clásico de la banda, sin desmerecer sus otras obras posteriores con buen nivel. Yo le doy un 4/5 con todas las de la ley, je,je. Ah, y en Irlanda no quiero saber nada de internet ni del blog. Necesito relax total.

Tyla: sí, su comportamiento no fue nada positivo. El tío no estaba a gusto y lo demostró con creces en directo pasando de todo. Con el tema de la firma, también voy con sus discos en Thin Lizzy. Quizás así lo vea con mejor cara, je,je.


Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

No tengo el gusto de conocer este disco mas alla que de un par de escuchas.Con Motorhead me quede en Iron Fist!
un abrazo

King Piltrafilla dijo...

Este álbum lo descubrí tarde, pero me parece buenísimo.Robertson -dejando a un lado la actitud que tuvo mientras estuvo en la banda- es -o era- un músico impresionante que pese estar a disgusto al lado de Lemmy, creó con este un álbum excepcional.

Ofersan dijo...

Curiosamente es uno de los primeros discos rockeros que escuche en mi vida. Lo tenia mi hermano mayor y los vio en la famosa actuación que tanto se comenta en el popu. Posterior lo he dejado un poco aparcado, voy a por el de nuevo!!!!!saludos

mariorasero@hotmail.com dijo...

Robbo podría haber tocado el cielo con Lizzy y se las arregló para cagarla. Le surgió la oportunidad de su vida con Motor, y lo mismo . Y es que no puede uno ataviarse con Cintas al pelo y calentadores tocando para semejante audiencia.
Despilfarrar 2 oportunidades de semejante calibre...Txabal, no hay tercera...

ROCKLAND dijo...

Tsi: aunque este tipo de sonidos ya no te van mucho, te recomiendo que le des otra oportunidad.

King Piltrafilla: es un álbum que tiene muy mala prensa y por eso se tiende a despreciarlo. Otra cosa es que te pongas a escucharlo y descubres todo un pedazo de disco de altos kilates.

Ofersan: ese incidente en Barna es muy famoso. En el Popu se hizo mucho referencia a ese acontecimiento. Me imagino que ahora también se vive los bolos así en Barna, ¿no? Ja,ja,ja. ¡Cómo cambian los tiempos, colega!

Mario: sí, la carrera de “Robbo” después de Motörhead ha sido como una larga travesía al desierto. Es una pena que un músico de esa calidad lleve ¡30 años! sin hacer nada muy destacable.



Saludos.

Addison de Witt dijo...

Pues lo voy a buscar, no se seguro si lo tengo, pero la verdad es que he pasado bastante de el, y eso que siempre me gustaron Lemmy y su gente.
¿A que llevo equivocado años?
Saludos.

ROCKLAND dijo...

Addison: ¡mal hecho! Vete a por él ipso-facto. Seguro que te pondrá las pilas al instante. Por cierto, elige algún tema para tu sección "Los lunes al sol", je,je. Buen manera para empezar la semana.

Saludos.

Freebird dijo...

Aclamado por la crítica pero fracaso comercial, esta claro que algo falla... para servidor una joyita en mi extensa discoteca...

Un saludo.