Seguidores

martes, 19 de junio de 2012

TOM PETTY & THE HEARTBREAKERS: The O2, Dublin 7 de junio 2012


Las ciudades de Dublin y Cork fueron nuestra elección para ver por fin a Tom Petty & The Heartbreakers encima de un escenario. Una oportunidad única e irrechazable que se presentó este año por medio de 14 fechas en el viejo continente y que esperemos pueda tener una continuidad en el futuro ahora que este hombre se ha quitado el miedo a traspasar el charco. Viendo el ambientazo que se produjo en sendos bolos y con la cantidad de seguidores españoles reunidos en estas fechas, no sería muy descabellado pensar que pueda volver algún día, y por qué no a España. Ya sabéis, la esperanza es lo último que se pierde.

Nuestra primera cita tenía lugar en Dublín el 7 de junio en el 02, situado en los Docklands (zona portuaria) de la ciudad, a los que se podía acceder fácilmente a pie con una caminata de menos de media hora desde centro de la ciudad o bien cogiendo un tranvía que te dejaba justo a los pies del recinto. La verdad es que el día no se presentó nada bien desde el principio. Durante toda la mañana hizo un tiempo infernal traducido en un viento enrachado y una lluvia incesante que te dejaba calado hasta los huesos. Además, me enteraba a mediodía por casualidad del fallecimiento de Preciado y la noticia me dejó con muy mal sabor de boca buena parte de la jornada. No podía dar crédito y aún sigo sin creerlo. Menos mal que lo que se avecinaba iba a ser memorable.


Hacia las cinco de la tarde se hizo la luz y paró la insufrible e insoportable lluvia. Aprovechamos para dirigirnos hasta el lugar que nos llevaría a ver uno de los bolos que más anhelaba desde hacía tiempo. Al llegar a la cola, nos encontramos con Raúl, su novia y un colega suyo que llegaba desde Málaga. Charla amena sobre rock’n’roll y por mi parte algo de nervios ante el acontecimiento que se avecinaba. Por fortuna, la lluvia no volvió a aparecer durante la espera y a las seis y media se abrieron las puertas para dirigirnos directos a una tercera fila que nos dejaba una visión perfecta para presenciar el bolo en condiciones óptimas de disfrute pleno.

De telonero, se nos presentó Jonathan Wilson, al que ya tuvimos oportunidad de ver en Avilés hace un año acompañando a Jackson Browne. En aquella ocasión no me dijo mucho lo que vi de este hombre, me pareció muy soso y falto de garra, pero en Dublín se cascó un bolo muy digno. El tío toca muy bien y con elegancia. Quizá se eche en falta algo más de mala leche y ser un poco más directo con la audiencia pero para calentar la noche le damos un buen aprobado. Lo que llegó después ya es arena de otro costal…


Una espera de media hora que se me hizo eterna con unas uñas que no tenía por donde comerlas. Mientras tanto, sonó por las altavoces del recinto el “Johnny Ace is dead” de Dave Alvin, que dio paso al “Got my mojo workin’” popularizada por Mr. Muddy Waters. En ese momento, los nervios se aceleraron aún más y de repente se apagaron las luces de un abarrotado 02 saliendo a escena…¡¡Tom Petty & The Heartbreakers!! Como siempre en estas ocasiones tan especiales, uno no se podía creer que estaba viendo a un tipo tan difícil de presenciar en directo como el de Gainsville. Perfectamente trajeado, flanqueado a su derecha por Mike Campbell y Benmont Tench y a su izquierda por Ron Blair y el multi-instrumentalista Scott Thurston, Petty dominó el cotarro desde el primer segundo. Escondido detrás de su batería el fornido y contundente Steve Ferrone, una bestia que me dejó noqueado durante todo el show. La banda ya estaba presta y dispuesta a ofrecer una noche para el recuerdo.

Abrió fuego “Listen to her heart” y aquello sonó a gloria de inmediato. Sonidazo nítido, claro, cristalino y con el volumen adecuado. Una perfección. Hacía tiempo que no escuchaba un bolo con un sonido tan limpio y sin saturación de ningún tipo. Se oían los instrumentos y la voz como si estuvieran en el salón de tu casa. Sin tiempo de reacción, el primer bombazo llegó con “You wreck me”, donde te dabas cuenta de que esta banda sonaba como pocas. Compenetración y oficio a raudales. Siguieron un par de himnos como “I won’t back down” y la coreada “Here come my girl” dejándonos abrumados con la demostración de poderío que ejercían estos tipos. Acojonante. Entre canción y canción, me sorprendió vera un Petty muy sonriente y hasta bromista. Así da gusto.


El show prosiguió con un guiño a Traveling Wilburys en “Handle with care”, con Scott Thurston haciendo las partes vocals de Roy Orbison. Por cierto, en ese momento me fijé con más detalle que la mano izquierda de Petty temblaba de manera muy pronunciada a la hora de ejecutar los acordes de la canción y la cosa siguió hasta el final del bolo. En Cork lo mismo. No quiero pensar mal pero ahí dejo esa apreciación de la que muchos de los que estábamos delante nos percatamos. Esperemos que no sea nada grave. Del último, “Mojo”, también cayó, entre otras, su mejor tema, “Good enough”, donde Mike Campbell se luce de manera sublime en el solo final. La única versión del show apareció con la brutal “Oh well” de Fleetwood Mac, que sonó como un cañón y con Petty recorriéndose con vehemencia todo el escenario maracas en mano. Si a esas alturas alguien dudaba del estado de forma de Petty, quedaba completamente disipado al verlo tan ágil y ligero de movimientos. La primera parte del recital se compuso de un tema no muy conocido en su discografía como es “Something big”, que siempre me encantó, y la muy bien recibida “Kings highway”, del exitoso “Into the great wide open”.

Antes de presentar a la banda y de atacar el aclamado “Free fallin”, Mr. Petty nos sorprendió hablándonos de sus fans de ¡¡España!!, que, por lo visto, se había encontrado por las calles de Dublín el día anterior. Todo un detalle que fue correspondido por la audiencia hispana con un sonoro “oé oé oé” que siguió el resto de la audiencia. Ver para creer. Y llegó el momento cumbre de la noche con el tema que deseaba oír ante todo como es una alargada y mágica “It’s good to be King”. Ni qué decir que en ese instante, Petty me conquistó definitivamente. Pocas cosas en directo pudieron superar la ejecución de este tema en manos de los Heartbreakers. Música en estado puro, celestial, de otra galaxia. 14000 almas literalmente flotando ante semejante obra de arte. Sin tiempo que perder ante el clímax total vivido, llegó la calma con la bonita y acústica “Something good coming”, perfecta para coger aire y afrontar la última recta.


¡Y vaya tramo final, amigos! Casi sin tiempo para la relajación cayeron “Learning to fly”, “Yer so bad”, la zeppeliana “I should have know it”, que sonó tan potente como un reactor que pasa por encima de tu cabeza y las dos últimas para dejarte K.O y sin reacción de la mano de “The refugee” y una acelerada “Runnin’ down a dream”, que volvió literalmente loco a la audiencia. Público entregado con la banda saludando al respetable. Triunfo rotundo, absoluto e incuestionable. Pequeña pausa para reponer fuerzas y atacar la última parte del show.

Los bises no presentaron ninguna sorpresa. Quizás sea el único punto negativo de esta gira ya que no suelen modificarlos. Por supuesto, no podían faltar la dylaniana “Mary Jane’s last dance” y la imprescindible “American girl”, con la banda sonando a todo trapo y dejando bien claro que pocas le pueden hacer sombra. Apabullantes. A Petty le quedo tiempo para espetar un breve: "Dublin, thank you so much for this special night. Let's not make it 20 years until the next time, ok?", que ojalá se cumpla no tardando mucho. Y así de felices nos fuimos para el hotel. Al día siguiente tocaba madrugar y verlo otra vez en Cork pero de eso se lo dejo a mi querida Paulamule, que os lo comenta en su blog.

Noche histórica e imborrable en nuestras memorias. El concierto del año ya tiene dueño.

Aquí os dejo el momentazo donde Petty se refiere a sus fans españoles y la consiguiente respuesta del respetable.

28 comentarios:

Bounty Hunter dijo...

Menudo show y eso que al día siguiente repeteríais!!!
Por lo que cuentas, Petty sigue siendo una apuesta segura en vivo. Y con semejante repertório, tiene la partida ganada.
Parece que esa noche Tom y los Heartbreakers impartieron una buena lección musical y el público repondió como se esperaba.
A ver si de está forma se da cuenta de que en Europa y paises como el nuestro, hay una gran cantidad de fans que poco tienen que envidiar a sus paisanos.
Sobre la mano de Petty; En la turbulenta época de Southern Accents, se destrozó la mano golpeando una pared.
La grabación de ese album estuvo llena de contratiempos y el hijo pródigo de Gainesville, pasaba por uno de los peores momentos personales.
No llegó a recuperarse al 100%. Así que es posible que fuera una secuela de ese "accidente".
De todas formas, parece que este pequeño detalle no influyó en su labor durante el show.
It’s good to be King y si eres Petty aún más!!! :D

Anónimo dijo...

Que suerte poder disponer de pasta y tiempo para ir todos los conciertos que vais.
Seguro que no currais en una empresa, con horarios rigidos.

Ofersan dijo...

En poco más de una semana lo veo en Lucca (Italia), todavia me han entrado más ganas de verlo!!!!! con tu gran crónica. Saludos

Fran capa dijo...

Gran artculo ni el Popu1 lo escribe tan bien.
Que suerte la fila 3. yase nota por la calidad de las fotos y video.
Curioso el detalle de la mano, (arriba Bounty lo aclara), ojala dure muchos años mas ya quedan pocos tan grandes.

preguntas:
?cuanto duro el concierto? el bateria es el negro ?
no toco Breakdown¿?.

ROCK N´ROLL OUTLAW dijo...

Esperaba vuestras crónicas con ganas. Yer so bad! Buff, menuda sorpresa, es uno de mis temas fetiche. Como siempre, os lo curráis de lo lindo para ver a toda esta gente, y lo mejor es que luego lo cuentas tan bien. Gracias por la crónica ¿Envidia? La de cada año.

¡Un abrazo!

the beautiful loser dijo...

Sensaciones parecidas a mi primera experiencia con Tom y la banda por tierras americanas.Ya estoy contando los días que nos quedan para el show de Mannheim,en nuestro caso tenemos fila 6.

Rafa dijo...

Prefiero no comentar la envida que corroe todo mi cuerpo mientras leo vuestras cronicas... felicidades por poder haber disfrutado de Petty. Una asignatura que espero algun dia poder compartir. un saluod,

Green Bean dijo...

Lo de Petty en directo es una experiencia única, y esta gira en particular una de las mejores de los últimos años. Enorme crónica y puntazo piel de gallina con la referencia a la gente de este país! Parece que erais unos cuantos en Dublín y caldeásteis de los lindo el ambiente! Yo estuve la pasada semana en Estocolmo y te aseguro que el público estuvo gélido... (a veces la emoción se vive solo por dentro) pero en mi segunda experiencia Pettyana toqué el cielo.
Abrazo

ROCKLAND dijo...

Bounty Hunter: eso que comentas de la mano ya nos lo dijo una persona que asistió al bolo. No tengo ni idea si puedes ser cierto o no pero los temblores son muy evidentes. Sobre el concierto ya te puedes imaginar la lección de clase y maestría que dieron estos tipos. Se nota que llevan un porrón de años tocando juntos y que la profesionalidad que atesoran está fuera de toda duda. Conciertazo.

Anónimo: no creo que fuera el único español que tuvo la suerte de estar en Irlanda asistiendo a los bolos, sin contar muchos otros que lo van a ver en otras fechas por Europa.

Ofersan: ya te queda poco para asistir a una noche mágica. ¡Vas a flipar! Avisado estás, je,je.

Fran Capa: muchas gracias!! En Dublín teníamos tercera fila pero en Cork estábamos en ¡primera!, y fue la hostia. El bolo dura casi dos horas y no tocó “Breakdown” en ninguno de los dos sitios. El morenito es el batería, sí señor.

Rock’n’Roll Outlaw: a mi me sorprendió ver en el set-list “Something big”, que el propio Petty describió como una canción poco conocida de su repertorio y que recuperaron para esta gira. Todo un acierto.

The Beautiful Loser: las sensaciones que te dejan este tipo de bolos son inmejorables. Sabes perfectamente que has asistido a un gran concierto de rock a cargo de uno de los grandes del género. Ya te queda menos para verlo en Mannheim, yeahhhhh!!!

Rafa: ojalá vuelva por Europa y tenga una parada por España. Será difícil verlo por aquí pero nunca se sabe.

Green Bean: cuando se refirió a sus fans de España no me lo podía creer, ja,ja,ja. Como tú bien dices ¡todo un puntazo! El tío debe de estar un poco sorprendido que ningún promotor haya apostado por él para tocar por estos lares.


Saludos.

Addison de Witt dijo...

Si antes ya tenía ganas de ver al de Florida en directo ahora ya no te digo nada después de estos dos posts que os habéis marcado.
Me alegro de que hayáis disfrutado tanto, me muero de envidia.
Y "Good to be king" cayó los dos días, que suerte.
Me alegro de veras.
Un abrazo...

Anónimo dijo...

He leido tu comentario y aun tengo mas ganas de verlo el 27 en Paris. El teatro es pequeño y podremos disfrutar de un Tom Petty mas intimo.
Joan Pijuan

TSI-NA-PAH dijo...

Mon ami, me has echo llorar de pena.No pude ir y me sabe tan mal, pero ahora no es momento de gastar pasta en tantos bolos para mi.Que rabia y que alegria que disfrutaras tanto.Ya te imagino como te conozco con los nervios a flor de piel durante los momentos previos al show!
TYa me contaras en Betts!Por cierto me tienes que decir quien es Raul de Malga, siempre viene bien tener gente en la misma ciudad con gustos parecidos!
un abrazo

RTHB dijo...

Lo que le acabo de poner a Paula, sirve perfectamente aquí:

Master, solo puedo decir: ENVIDIA!!!! Y en primera fila!!!

Ja, ja master... de mayor solo aspiro a ser como vosotros... ja, ja.

Un saludo.

ROCKLAND dijo...

Addison: “It’s good to be King”, es el momento estelar de la noche. Algo más de diez minutos de puro éxtasis donde la banda se luce por completo. Al acabar la canción, no te queda otra que rendirte ante tal grandeza. Espero que sigan manteniéndola de por vida en su set-lists. Imprescindible.

Anónimo: ya estuve en el Grand Rex de Paris y es un lugar perfecto para verlo. En una semana, Petty y los suyos te dejaran alucinado.

Tsi: el chico de Málaga no se llama Raúl y era la primera vez que lo veía. Acompañaba a una pareja que quizás conozcas de bolos que vimos por Madrid. Ya hablaremos en Dicket Betts…

Perem: ja,ja, qué grande eres master! Ah, eso de estar en primera fila supone todo un esfuerzo, ¿eh? No te creas que nos lo ponen en bandeja, je,je.



Saludos.

Cesarpelopo dijo...

A mi me quedan sólo 9 días y en Mannheim, que espero que sea algo especial al ser el fin de la gira. Lo único malo es que me toca grada, pero bueno, mejor eso que nada, por supuesto. En principio quería ir a Dublín o a Cork, pero al final me quedó mejor Mannheim. No quería leer crónicas ni set lists pero ya ves, aquí ando, es demasiado tiempo esperando como para que la curiosidad no me venza. Enorme crónica, voy a por la de Paulamule. :-)

ROCKLAND dijo...

Cesarpelopo: bueno, espero que puedas disfrutar de la experiencia Petty a tope. Nosotros elegimos Dublin y Cork porque eran sitios de pie con la posibilidad de hacer cola temprano para poder verlo en un sitio privilegiado. Al final, ha salido todo a pedir de boca. Ya nos contarás tus sensaciones en Mannheim.

Saludos.

Johnny dijo...

Acabo de leer tu crónica y la de Paula, envidia sana. Me alegra que disfrutarais de Tom Petty, sois unos privilegiados. Abrazos.

ROCKLAND dijo...

Johnny: gracias!! Ojalá tú también algún día puedas disfrutar de un concierto de este señor y su inconmensurable banda.

Saludos!

Il Cavaliere dijo...

Felicidades a los dos hermano.


No se puede decir más.

Me has dejado sin habla.

Un abrazo

ROCKLAND dijo...

Il Cavaliere: ¿sin habla? C'mon, dí algo, ja,ja. Estás muy callado últimamente. Nada se sabe de tí. ¿Volverás a la superficie blogera?
Bueno, de Tom Petty no sé qué contar más. Ha sido simplemente ¡bestial!

Saludos crack!

Il Cavaliere dijo...

Pues no lo sé Twin. Me he retirado del mundanal ruido, trabajo incluido que ya tenía ganas de mandarlo todo a la mierda. Ahora me dedico a viajar y a ir a bolos pero lo de Tom Petty no va a poder ser: Mi padre está grave a consecuencia de una operación y no sé si podré ir ni Hiatt siquiera. Cosa que ya me da igual, como comprenderás. Estoy recién llegado de Alicante y me tengo que marchar otra vez porque la cosa de estar muy bien se ha puesto fatal otra vez.

Lo de Petty tiene que haber sido maravilloso, casi se me caen las lágrimas leyéndote jajaja.

Echo de menos el contacto con mis amigos, los que empezamos casi a la vez...siempre recuerdo que yo fui el primero en comentarte y fíjate, fue como un flechazo, amor a primera vista jajaja


Cuídaros mucho

Love & Happiness

ROCKLAND dijo...

Il Cavaliere: lo siento, compañero. En estos casos ni blog, ni leches. Cuida de tu padre mientras puedas. Te lo dice uno que desgraciadamente ya paso por esa amarga experiencia. La vida es así de puñetera.
Es cierto que de la vieja guardia ya no queda casi nadie. Yo también echo de menos los principios del blog y esa gran relación que manteníamos entre todos nosotros. Ahora es distinto, y si te soy sincero, no me siento mucho identificado con muchas de las nuevas bitácoras que pululan allí fuera. En fin, yo a lo mío. Rock’n’Roll y santas pascuas!!
Cuídate y sé fuerte.


Saludos.

Mr. Thunderstruck dijo...

¡Qué concierto tan grandioso y qué detallazo de Petty el de mencionar a sus fans españoles, seguro que hasta él mismo se sorprendió por la respuesta del público! Suena de vicio. No me extrañá que sea tu concierto del año, para mí sería uno de los principales de mi vida.

ROCKLAND dijo...

Mr. Thunderstruck: sí, fue todo un flash, je,je. ¿El concierto del año? Vamos, no tengo ni la más mínima duda. Pocos pueden superar semejante nivel.

Saludos crack!

Raúl dijo...

¡Qué gratos recuerdos! A veces esperas con tantas ganas un concierto que luego no cumple las expectativas que te pones, pero en este caso fue casi mejor de lo que pudimos imaginar! Todo un placer volver a encontrarnos y hacer más animada la espera :)

Raúl

ROCKLAND dijo...

Raúl: lo mismo digo, amigo! Nos vemos en The Cult, sin falta. Ahh, y si podéis Billy Idol y Dickey Betts también, je,je.

It's good to be king, just for a while!!

Saludos.

Chals dijo...

Rockland, con tu permiso esta crónica se va para Tom Petty in Spain, disculpa que no la haya visto antes. Muy buena.
tompettyinspain.blogspot.com

ROCKLAND dijo...

Chals: no problem, ¡adelante! Si te interesa también, tienes la crónica del bolo de Cork en el blog de Paulamule.

Saludos.