Seguidores

lunes, 9 de marzo de 2009

SAM THE RECORD MAN closed!!!

Me enteré hace poco que han cerrado Sam The Record Man, la mejor tienda de discos de Cánada. Unos familiares de mi mujer que viven en el país y que pasaron unos días por estas tierras, nos lo comentaron sabedores de nuestra pasión por la música. Hace algo más de año y medio que abdicaron por culpa de las ventas y me parece una muy mala noticia, ya que esta tienda era una auténtica delicia. No tan brutal y mastodóntica como Amoeba Records de L.A (os hablé de ella hace unos meses) pero era una auténtica pasada para todo buen coleccionista de la música. Tuve suerte de visitarla en el año 2005 y como os podéis imaginar me tuve que rasgar el bolsillo a base de bien al ver tanto material pululando por los pasillos de esta vieja tienda.Sam The Record Man llevaba más de medio siglo vendiendo discos en la calle principal de la ciudad, concretamente Yonge street. Una calle kilométrica llena de restaurantes, tiendas de souvenirs, ropa, pero sobre todo lo que más imperaba era esta fantástica tienda con un par de vinilos enormes que dominaban toda la fachada y que servían de perfecto reclamo para entrar y no salir en horas. No lo tenía fácil los últimos años ya que justo al lado se encontraba la franquicia inglesa HMV que tenía unos precios mucho más competentes pero la gran diferencia es que en Sam te encontrabas joyas muy dificiles de localizar, descatalogados o ediciones australianas y japonesas. Con eso HMV, Tower Records o Virgin Megastore no podían competir. Es más Sam The Record Man, tenía otra ventaja y es que te aseguraban encontrar en pocos días cualquier disco publicado, nada era imposible para ellos e intentaban cuidar al coleccionista al máximo. No era la típica tienda donde el lugar estaba repleto de merchandising de todo tipo como sucede hoy en día en la fría e impersonal Virgin. Quizás el único pero eran los precios un poco altos y a veces abusivos de ciertos discos. Todavía recuerdo una edición europea del “A hard Road” de John Mayall por cerca de 50 $ canadienses. Pero qué gozada era pasear por esos pasillos repletos de CDs y llevarte un buen puñado de ellos difíciles de localizar.

A bote pronto, recuerdo agenciarme el directo de Rod Stewart con The Faces “Coast to coast” en edición japonesa, los primeros discos de Robin Trower, el primero de 38 special, el “Live and rare” de Jane’s en edición australiana, el disco de Charles Manson “Lie: The love and terror cult” y alguno de J. Geils Band. Entrar en esa tienda con dos plantas enormes era como perder el norte, sin duda. Creo recordar que otros de los alicientes era que estaba abierto hasta las dos de la madrugada y era impagable ver esos luminosos de la fachada resplandeciendo en la noche ¡¡Todo glamour, si señor!! Hoy, no sé lo que quedará de todo eso pero miedo me da imaginar el lugar con la típica tienda o franquicia rellenando el hueco. Todavía en Toronto te puede quedar el consuelo de hacerte unos kilómetros y visitar las incomparables cataratas de Niágara. A este paso con tanta tecnología, Internet y demás se están cargando todas las tiendas y ya me veo irremediablmente en el futuro comprando discos a través de una pantalla y dándole al ratón para confirmar la compra. ¡Qué triste!


Alguna de las compras que cayeron en esas maratonianas visitas en Sam The Record Man.

19 comentarios:

manurhill dijo...

Esto es un reflejo del signo de los tiempos, y la cosa irá a peor, en unos años sólo sobrevivirán sólo unas cuantas tiendas. No te imaginaba comprándote un disco del pirado "Charles Manson" por mucha promoción que le hiciera Axl nunca me convenció su "música"

Saludos

TSI-NA-PAH dijo...

Se salvaran los vinilos,van a volver y con fuerza,ya veras todo vuelve es un ciclo,ahora es lamentable que tiendas con solera se vayan al carajo.
Keep on Rockin'

El rey lagarto dijo...

Pues yo creo que el vinilo esta teniendo una recuperacion y que puede llegar a tener una resurreccion aunque sea a nivel minoritario.

A lo que no le doy mucha vida es al cd, los tiempos cambian...

Los pocos que compramos musica podemos ser los que salvemos el vinilo, porque lo que es el cd hoy en dia no tiene mucho sentido y mas alos precios que tienen

SanFreeBird72 dijo...

Una mala notícia para los melómanos, aunque Candá nos quede tan lejos.
saludos
sfb72

Ringo dijo...

Una mala noticia.... cuando veas las barbas de tu vecino cortar.....
Ringo dixit.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Una pena para Canadá y para todos aunque si me plantan en una tienda así me pulo los ahorros de la universidad... y sobre lo de descargar discos pagando... de verdad hay alguien dispuesto a hacer eso? No creo que se caiga tan bajo tíos, los discos no pueden desaparecer.

sammy tylerose dijo...

Impresionantes fachada! Y ahí con mi nombre bien presente, jeje. Tengo entendido que la gente en USA-Canada aún compra discos, pero supongo que los habitantes de Toronto son gente práctica. Si en "Sam's" abusaban por el nuevo de Bon Jovi, se iban al HMV para ahorrarse el par de dolares, nada de romanticismos.
Me hubisese encantado entrar en esa tienda, y echarme unas buenas fotos en su exterior, claro está!

Wood dijo...

Los avispados megaempresarios de las grandes multinacionales metieron la gamba hasta lo más hondo el día que decidieron pasar de analógico a digital. Aunque seguro que se hicieron de oro en un corto plazo. A largo plazo se ha acabado. Como dice el Rey Lagarto el vinilo está resucitando con caracter minoritario. Pero creo que será muy minoritario. Jamás volverá a ser como antaño que ya era minoritario. Yo también cuando viajaba al extranjero visitaba tiendas de vinilos. Nostalgia, romanticismo, no se, pero cuando tocaba vinilos en las tiendas sentía mucha satisfacción. Era un rito que perdí y del que guardo un recuerdo imborrable. Ahora todo el mundo es un melómano y tiene sobredosis de música en su domicilio. Abrazo, Rockland.

paulamule dijo...

Y vaya si era larga la calle. Nos pasábamos el día Yonge Street pa'arribba Yonge Street pa'abajo.
Un beso y salud.

Möbius el Crononauta dijo...

Pues yo nunca estuve. Ni estaré. ¿Por qué nunca me esperan?

Mala noticia.

saludos

ordago13 dijo...

que pena no¡¡¡

la tienda esa me suena de alguna pelicula... no recuerdo cual

tienes un blog curradisimo gracías por las historias y la música

tambien tengo un blog músical¡¡¡
entre en el tuyo pq me llamo mucho la atencion
te invito:
republica libertaria de las tortugas

y si te gusta podemos intercambiar links, yo te pongo en mi blogroll y tu en la tuya, yo me hago seguidor tuyo y tu mio¡¡¡ hay que colaborar unos con otros y más si se se trata de gente como tu que sabe de buena música

LoRbAdA dijo...

Esto va de mal en peor. Hay sitios que jamás deberían cerrar para que puedan disfrutarlos durante siglos muchas generaciones.

Diving Dwarf dijo...

Me apuesto una mano a que han puesto un Starbucks.

Por cierto, que tienen aun una pagina web. Te buscan discos. Voy ahora mismo a preguntar. Gracias Rockland!!!

A todo esto, yo compro musica en internet A PALADAS, pero no emepetreses, sino cedeses. Uno es de la generación digital y NO QUIERO tener tocata: te imaginas duplicar mi discografía en vinilo? Estamos hablando de una cantidad equivalente a equilibrar la balanza de pagos de un país tercermundista. Bueno, estoy exagerando, realmente cada dia me convenzo mas de los pocos discos que tengo, en fin...

Como dice Wood, "ahora todo el mundo es un melómano y tiene sobredosis de música en su domicilio".

ROCKLAND dijo...

Manurhill: lo de Charles Manson fue por pura curiosidad. No lo había visto por ningún lado y me tentó escuchar ese diabólico artefacto. Es poca cosa, cierto.

Tsi-Na-Pah: todo son ciclos aunque no creo que las nuevas generaciones estén muy por la labor.

El Rey Lagarto: totalmente de acuerdo. Será siempre a nivel minoritario y el CD a este paso tiene los años contados.

Sanfreebird: aunque Canadá esté lejos, en un mundo globalizado todo influye. Al tiempo.

Ringo: no me cabe ninguna duda, amigo.

Aitor: sería penoso que los discos desaparecerian. La verdad es que no me lo puedo ni imaginar. Y sí, si te topas con una tienda como "Sam" por Pamplona, alucinarías!!! Aquello era demencial.

Sammy: HMV era muchísimo más barato pero el material que te ofrecía Sam the Record Man era más para coleccionistas con infinidad de descatalogados. Sólo faltaba que esos letreros hubieran puesto "Sammy" jejej!! una tienda diseñada exclusivamente para tí.

Wood: tienes toda la razón y esos tiempos no cabe duda que no volveran jamás. Muy triste.

Paulamule: la calle era kilométrica. Aquello no se acababa nunca...todo lleno de tiendas para perder la cabeza jejejej!!! Besos

Möbius: hombre volver puedes pero a saber lo que te puedes encontrar en el lugar. ¿Un Footlocker? ¿Starbucks? ¿Zara? En fin...

Ordago: ¡menudo título te gastas en tu blog! Echaré un vistazo.

Lorbada: Y ojo a rezar para que no cierren la mejor tienda del planeta: "Amoeba Records" en L.A

Diving Dwarf: ¿Starbucks? Pues, hay muchas probabilidades porque está lleno de ellos y Toronto es una ciudad muy al estilo americana. ¿Tienen página web? Pues, ahora mismo voy a echar un ojo.

Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios.

Perem dijo...

Bueno, después de unos días complicados, de nuevo por aquí.

Bueno lo que cuentas es algo que va a convertirse, si no lo ha hecho ya, en algo habitual, y no dudes que el hueco como dices va a ser rellenado con algún tipo de tiendas como las que nombras o algún establecimiento de comida rápida. Es lo que hay.

Un saludo.

cinnamon girl dijo...

Pues es una malísima noticia.
Cuando pienso que de pequeña quería ser la propietaria de una tienda de discos.....
Por eso, cuando voy a BCN me encanta ir a la calle Talleres.

Il Cavaliere dijo...

Lamentablemente esto va así amigo, cuesta a bajo y sin frenos. La Virgin de Times Square, que es muy impersonal y bastante penosa en general, también cierra en abril.

Yo también compro mucho a través de la red, ya casi no quedan tiendas donde poder hacerlo, y las que quedan.... madre mia!. Pero nada que ver con tocar el vinilo ó cd en vivo, pagarlo y salir más contento que unas castañuelas.

Saludos amigo.

61 y 49 dijo...

La verdad que estas cosas me ponen de un triste muy amargo. Mis ojos deben de ser ahora mismo parecidos a esos dos inmensos vinilos con ojeras rojas, pasando algún limpiacristales a quitarme la lagrimilla.

Tampoco es de mi agrado abusar de la compra Internet, mira que intento hablar con él como si fuera un dependiente amable pero no hay manera oye. El cierre de Madrid Rock hace unos años fue de lo más traumático al ver como se convertía en un Bershka. Poco más que añadir.

ROCKLAND dijo...

Perem: y peores tiempos se avecinan. Esto me da que no va a tener remedio.

Cinnamon girl: tener una tienda de discos en estos tiempos no es ningún chollo, es más es para echarse a temblar. Y lo de la calle Tallers
es de lo poco que sobrevive en este país aunque en Madrid sigue habiendo excelente tiendas de segunda mano con muy buen material. ¿Hasta cuando?

Il Cavaliere: joder, cierran la Virgin de Times Square!!!! Pues, puede que sea la estocada definitiva porque esa tienda tenía bastante peña comprando. Bien es cierto que casi había más merchandising de todo tipo que discos pero estaba en un sitio fabuloso y concurrido de gente. Tremenda noticia!
Yo también compro más a través de la red, sobre todo en Ebay y en menor medida Amazon pero es que en mi ciudad no hay nada de nada.

61 y 49: lo de Madrid Rock hace unos años fue bastante traumático. Cada vez que iba a la capi, mi visita a esa tienda era obligada. Esperemos que las tiendas de segunda mano que no se encuentran muy lejos de ese lugar sigan funcionando.

Saludos a todos!!