Seguidores

miércoles, 9 de octubre de 2013

DANZIG 5: "Blackacidevil" (1996)


Dos de las metas más difíciles en el show-business del rock’n’ roll son: llegar a lo más alto facturando obras de un valor incalculable y después saber mantener el nivel a lo largo de los años demostrando que no llegaste ahí por pura casualidad. Ejemplos hay muchos que corroboran ese hecho y Danzig fue uno de ellos en una etapa concreta de su carrera.

Durante el periodo 88-94, Evil Elvis se sacó de la manga cuatro discazos como cuatro soles de redondos. Unos podrán amar más el primero “Danzig”o decantarse más por el cuarto. Otros alucinarán con el “Lucifer” o con “How the gods kill”. Da igual, indistintamente todos brillan a un gran nivel y situaban a este elemento en lo más alto del rock duro. En ese estilo pocos le podían hacer sombra y además estaba rodeado de una súper-banda compuesta por John Christ, Eerie Vie y esa bestia parda llamada Chuck Biscuits que formaban una máquina aplastante acompañando a las mil maravillas a su jefe de filas. Danzig en esa época estaba que se salía.

Lo que ninguno esperábamos es que con su quinta entrega iba a tirar por el retrete toda su leyenda con un auténtico bodrio de dimensiones épicas como fue “Blackacidevil”. ¿Cómo demonios es posible que este hombre cambiase radicalmente el hard-rock para adentrase en la música industrial que era más bien propia de bandas como NIN o Ministry? La respuesta sólo la sabe el ínclito Danzig pero el resultado, que es lo que más me importa, no pudo ser peor.


Con este “Blackacidevil”, sin cortarse ni un pelo, mandó a todos sus miembros de la banda a freír espárragos, se largó del sello de Rick Rubin y, con la ayuda de Joey Castillo y de su amigo Jerry Cantrell, nos obsequió con el disco más experimental y a la vez más desconcertante de su historial. ¡Demonios!, hacía años que no lo escuchaba y me ha parecido aún peor que cuando lo fui a comprar el primer día que salió a la venta. No sé qué le pasó por la cabeza en aquellos años, y sigo sin entenderlo, pero casi nada se salva de la quema. Ni siquiera la guitarra de Cantrell aporta gran cosa en medio de una muralla sónica de sampleos, sintetizadores y bases programadas que mejor se lo hubiera ahorrado. Un ruido infernal que no lo aguanta ni su madre. Para ser un poco benévolos salvaría “Ashes” y gracias.

A pesar de firmar algún disco potable como “Deth red Sabaoth”, Danzig no volvió nunca más a ser el mismo después de firmar esta chapuza. ¡Qué difícil es mantenerse en lo alto del firmamento y que fácil es caer a los infiernos si metes la pata hasta atrás! “Blackacidevil” es un buen ejemplo. Dan ganas de quemarlo y tirarlo directamente a la basura.

Nefasto.


20 comentarios:

günner dijo...

Exagerado!
Está claro que no es gran cosa, pero yolo prefiero a Circle of Snakes!

Ofersan dijo...

Pues yo le tengo mucho cariño al álbum, esta claro que se le fue la cabeza para este álbum y se quería convertir en el nuevo mesías industrial, pero podemos rascar algunos momentos interesantes de ese tema. Yo tengo la edición especial con otro CD con remixes, Toma ya! je,je....

Tyla DeVille dijo...

Mi preferido de siempre ha sido el primero, qué me parece una solidísima rodaja de hard rock

De este no he escuchado nada, y con los ingredientes que citas, dudo que lo haga.

Rock-On!

Bounty Hunter dijo...

Hay un pequeño gazapo en el apellido del fiel escudero del Killer Wolf, desde los tiempos de Samhain. Eerie Von!!! :P
Blackacidevil como el resto de los albumes posteriores a excepción de Deth Red Sabaoth, no me dicen nada.
No me gusta ese sonido industral-discotequero que nada tiene que ver con el Heavy-Rock con toques bluseros de sus inicios.
Tengo que apuntar que en el doble The Lost Tracks of Danzig, hay temas de esa época que no están nada mal.
Como tu me quedo con los cuatro primeros(Lucifuge es mi preferido) y el Thrall: Demonsweatlive.
Como olvidar su versión de Trouble y la segunda cara en directo.
Y para directos, el primer disco de Live on the Black Hand Side.
Jodido Evil Elvis, se bajo del Sonisphere y me quedé con las ganas.
Aunqué no fué la primera vez que deja a los promotores españoles colgados.

Devil's Plaything!!!!


Anónimo dijo...

Yo creo que la razón por la que Glenn tiró su carrera por la borda a partir de este disco es evidente...desprenderse de su banda fue el mayor error de su carrera. Es un caso muy similar a lo que hizo Manson cuando pensó que no necesitaba a Trent Reznor para mantener el nivel en sus discos. Este CD es realmente infumable, pero es verdad que "The Lost Tracks of Danzig" es muy disfrutable...A quién se le ocurre echar a John Christ y a Chuck Biscuits!!!!...por DIO!!!

Franky Calzas dijo...

Interesante lo que cuentas, aunque no he seguido nunca la carrera de Danzig, reconozco que nunca me ha interesado nada, pero bueno, tal vez algún día.........

un abrazo!

ROCKLAND dijo...

Günner: ¡sin piedad!, ni para el mismísimo Danzig, je,je. “Circle of snakes” no es gran cosa, pero por lo menos en ese disco no patina tanto, ja,ja.

Ofersan: se le fue la pinza totalmente. Menos mal que aprendió la lección y no repitió esquemas para futuras entregas. Sus trabajos posteriores fueron bastante más aprovechables. Yo tengo la versión CD con esta portada que ilustra el post.

Tyla: el primero es básicamente el más austero en producción y sonido. Es crudo y real con un temazo como “Mother”, que ya quisieran para sí la mayoría de las formaciones actuales. Te aconsejo que no escuches nunca este bodrio, ja,ja.

Bounty Hunter: desde los tiempos del IV, la carrera de Danzig fue muy irregular. Yo sólo destacaría ese “Deth red sabaoth”, que me dejó muy buenas sensaciones cuando salió. Eso sí, no lo he vuelto a escuchar. El resto es muy pobre si lo comparamos con sus cuatro primeras obras.
Mi preferido siempre será el IV, que fue el primero que escuché. Me lo paso un colega y flipé en colores con canciones como “Dominion”, I don’t mind the pain”, “Little whip” o esa estremecedora “Let it be captured” que me pone los pelos de punta cada vez que la escucho. Después pondría el segundo que es todo un pelotazo.
Yo también fui uno de los afectados de sus desplantes a la hora de actuar en este país. Me paso en la edición de un Azkena. Al cambio tuvimos a los pseudo Thin Lizzy!
La versión de “Trouble” es cojonuda, pero obviamente me quedo con la de Elvis. Por cierto, está a punto de sacar un disco de versiones y por supuesto caerá una de ¡Elvis!

Anónimo: hay quién se le puede ocurrir largar a esos tres fenómenos. Sólo el orgullo y el ego de Mr. Danzig pueden hacer una locura de esas características. ¿Te imaginas que la formación clásica vuelva ruedo? Sería todo un notición, ¿eh?
El “The Lost Tracks of Danzig” no lo quemé lo suficiente en su día y poco puede decir. En aquellos años estaba muy mosqueado con este elemento, je,je.

Franky: bueno, la música de este hombre es muy especial y no sé qué tal te sentará, ja,ja. Prueba con sus dos primeros discos, y si te convencen, Mr. Evil Elvis será parte de tu existencia, je,je.



Saludos.

JLO dijo...

rescato que es una de las pocas veces que leo una entrada negativa tuya, crítica, con ganas ja... no conozco a la banda pero a veces el reinventarse hace que se vaya todo a la mierda... lo necesitaban quizá? sería una buena excusa... salu2 master...

Fran capa dijo...

Quizas ese bodrio de disco lo compraras por la portada, es lo unico decente.
De su musica no digo nada, lo poco que escuche no me entro.
Si recuerdo que Danzig era uno de los preferidos del "popu"
le dedicaban bastantes hojas y le dieron hasta portadas, yo siempre me lo salte.
Un saludo.

Addison de Witt dijo...

Después de leerte una cosa me queda clara, tenía el disco en el mas absoluto olvido...allí se va a quedar.
Saludos y ademas de no volver a ser el mismo tiene la puta costumbre de programar bolos por aquí y terminar cancelandolos, con lo que jode eso.
Reitero mis afectuosos saludos.

victor dijo...

Vaya....desde que soy un asiduo a tu blog nunca te había escuchado(o escribir)maldiciendo un disco,,jeje.
Esta banda me gusta a ratos. Sus primeros discos como bien citas están muy bien. Aunque nunca han sido de los de cabecera en mi dieta.
Este que nombras hoy no lo he escuchado...y ni ganas por lo que dices....Tampoco conozco toda su discografía.....Como digo, a mi me gusta este grupo...pero sin más.
saludos.
p.d. Eso sí, "Mother" me parece uno de los mejores temas de los últimos 25 años....

ROCKLAND dijo...

JLO: por norma general suelo hablar de lo que me gusta, pero de vez en cuando hay que sacar a relucir cagadas como estas, je,je. Es una manera de desahogarte y desquitarte de las malas sensaciones que te deja al escucharlo, ja,ja.

Fran Capa: este disco lo compré porque tenía fe ciega en este hombre. Todo lo que había hecho anteriormente era de matrícula de honor y en ningún momento pensé que nos iba a colar semejante bodrio. Lo bueno que tiene internet es que ahora puedes escuchar los discos antes de pasar por caja y casos como este de Danzig se hubieran solucionado con un simple click para eliminarlo del disco duro, je,je.
Danzig siempre tuvo grandes críticas en el Popu, aunque creo recordar que este recibió muchos palos.

Addison: yo no sé por qué razón el otro día lo volví a rescatar de la estantería. En fin, mala elección, je,je. Viendo que esta descatalogado, sería buena opción de ponerle en subasta en eBay. Igual saca un buen precio por él, ja,ja,ja.

Victor: sí, no es muy habitual que me cargué los discos que no me gustan nada. Es mejor tenerlos en el olvido. He hecho alguna entrada en ese sentido, pero algunos se ha sentido muy ofendidos. Un buen ejemplo fue Pearl Jam y me llovieron críticas por todos los lados.



Saludos.

victor dijo...

Es tu blog...con tus gustos y opiniones. Asi que.....

ROCKLAND dijo...

Victor: algunos se lo toman muy mal cuando hables mal de su banda favorita, je,je. En fin, no le doy más importancia. Para gustos, los colores.

Saludos.

PUPILO DILATADO dijo...

Soy sincero, no he escuchado el disco por miedo a lo que podia encontrarme...y eso q soy muy fan de jouegensen y reznor! Pero nunca he querido quitarme la buena imagen del evil elvis...por muxho cantrell q estiviese.

Saludos

Anónimo dijo...

Yo después de aquel magnífico Danzig IV perdí el interés por esta banda. Como bien decías, lo que hacía especial a este conjunto fueron los músicos que acompañaron a EvilElvis en esos cuatro elepés extraordinarios. Lucifuge -vinilo que pinché precisamente esta semana; grandiosa portada pero mísera información de la grabación, sólo que fue producido por Rubin-, a mi juicio el mejor de los cuatro, es un disco que me voló la cabeza en su día y que hoy suena tan bien como en aquel lejano año de su publicación, 1990.
Un saludo
Alberto

Fernando. dijo...

Hola RL. Todavía recuerdo el chasco que me lleve después de comprar (CD) y escuchar este disco. Yo llegue a Danzig en el 4 (grande)y me metí en su historia. Pienso lo mismo que tu de este disco.Es curioso, pero llevaba todo el verano sin "leeros" y ayer sabadonoche me lo recordó en una conversación con un amigo, solo te digo que es fannnn de Pearl Jam y es un descojono le tuve que hasta calmar. Es tu blog y yo....total respeto. En este caso coincido plenamente, en otros casos "te metes" con mi grupo favorito y que?

Un saludo.
Fernando

ROCKLAND dijo...

Pupilo: bueno, si te mola el rock industrial siempre puedes “pescar” algo de este río revuelto que es “Blackacidevil”, je,je. Quiero decir con eso, que puede que para ti no te parezca tan bodrio. En fin, ya sabes, al final cada uno tiene su propio criterio y gustos.

Alberto: yo tengo la edición en CD y el libreto es ¡espectacular! Viene en forma de cruz con las letras y todo. Hay que tener en cuenta que es una edición americana que me trajeron en su día de Madrid. Creo que ahora ese CD está descatalogado.
La formación original de Danzig era sencillamente ¡imbatible!

Fernando: muchos de nosotros lleguemos a Danzig con el “IV”, gracias al Popu que lo ponían por las nubes. En mi caso, otro factor fue ver el vídeo por la MTV de “Going down to die” y el flechazo fue inmediato. Esa voz, esa fuerza…buf, caí rendido!
Sobre Pearl Jam, poco más puede decir. Eran mi banda favorita y se fueron diluyendo como un azucarillo en un café. Pasan los años y sus discos me parecen cada vez más flojos. En fin, el divorcio con ellos es total. Eso sí, ante todo respeto.



Saludos.

Anónimo dijo...

grande danzig este disco es una mierda pero el danzig del 81 era un maestro

Jan Ko dijo...

Nunca había escuchado nada de Danzig, será por que el hard rock no me mueve, soy más de escuchar industrial, este albúm me sorprendió. Según leo en los comentarios, con este albúm decepcionó a sus seguidores, pienso que quien es capaz de retarse a sí mismo y reinventar su sonido llevando este a los limites, es quien puede llamarse músico. Este es el oficio de los artistas.