Seguidores

lunes, 1 de febrero de 2010

MOTHER LOVE BONE: "Apple" (1990)

Siempre me hago la misma pregunta al escuchar un disco como este. ¿Hubieran sido tan grandes como Pearl Jam sin la muerte tan prematura de Andrew Wood? Nunca lo sabremos y sólo lo podremos imaginar en nuestros pensamientos.
Lo cierto es que Mother Love Bone firmaron con su único disco, sin contar ese EP llamado “Shine”, una de las obras capitales de los años 90 y que sigue sonando tan fresco como el primer día. De hecho, con el paso del tiempo suena incluso más clásico que el propio “Ten” de Pearl Jam. Os preguntaréis qué me ha llevado a decir tal osadía. Pues, es sinceramente lo que pienso y que conste que no tengo nada en contra de Pearl jam. Sus primeras obras son joyas, y aunque éstos ya no sean el centro de mi vida musicalmente hablando por culpa de sus últimos lanzamientos, los sigo respetando.
Volvamos a este fantástico “Apple” que volví a desempolvar esta tarde y que me ha vuelto a poner los pelos de punta como antaño. De hecho, pienso que este disco sigue sonando tan bien porque no envejece y para nada suena a todas aquellas bandas de Seattle que nos maravillaron. Esto es mucho más clásico predominando el sonido hard rock con toques de glam, gracias sobre todo a la figura de Wood que idolatraba a gente como T.Rex o Freddy Mercury.

Pero, lo que realmente me sigue impresionando de esta obra es el dramatismo que impera en ciertas canciones del disco y que me dejan anonadado cada vez que las escucho. Da la impresión que el propio Wood era consciente de un final trágico y prematuro en su vida. Escuchar canciones como “Bone china”, “Stargarzer”, “Gentle groove” o sobre todo “Man of golden Words” no pueden hacer más que encoger tu corazón. Aquí radica la grandeza de este trabajo, a parte de las sensacionales melodías y las letras que son pura poesía.
Los temas más cañeros no podían faltar y completan este sensacional producto. Claros ejemplos son esos maravillosos “Stardog champion”, “Holly Roller” o “Stardog Champion”. Y podríamos acabar con la épica “Crowns of thorns” que cerraba de manera antológica este álbum y que parece haber pasado injustamente a un segundo plano para mucho melómanos que aman al rock. Es de justicia volver a poner este disco en lo más alto de aquella época y rescatarlo a menudo para deleitar nuestros oídos.

26 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Este disco me lo compré en una tienda de Madrid después de buscarlo un montón de tiempo. Imprescindible. Yo creo que es un caso único en la historia del rock. Por una parte la muerte de Andy Wood dio lugar a una de las bandas definitivas de los últimos 20 años, Pearl Jam, pero por otra, terminó de raíz con uno de los grupos más prometedores de la historia. Cuando escuché por primera vez 'Crown of Thorns' me quedé en shock. Tiene una grandeza a lo 'November Rain', es impresionante. Luego Pearl Jam la han tocado en directo y la verdad es que Vedder le pone un sentimiento infinito. Gran post, cuando empecé con mi blog la segunda entrada fue sobre este disco, pero nada, en la uni no me hicieron caso, igual hablo de esta joya otra vez. Hay que seguir reivindicando este disco.

Juan-Luarca dijo...

This is Shangrila honey.Menudo discazo, menudo grupazo y menuuuuuuudo cantante.A mi me paso como a Aitor.Tambien tarde un monton de tiempo en hacerme con el y desde el momento en que lo pinche, simplemente alucine.Casi todos sus temas son perfectos y en ningun momento caen en la tematica depresiva de los grunges.
Efectivamente, un disco para sacar cada poco tiempo y disfrutarlo hasta el limite.

Almond dijo...

La verdad es que no los conocía. Habrá que redimirse, pues.

Sl2

paulamule dijo...

Pues la verdad a mí me gusta mucho más este disco que ninguno de los que grabaron Pearl Jam. Pero por mucho. De hecho, este me encanta y los del señor Vedder no los aguanto.
Salud my love.

jose jose dijo...

Gran disco , grande como pocos . Desgradaciadamente nos enteramos de su existencia cuando ya no existia el grupo y a partir de la salida de Pearl Jam . Particularmente para mi PJ jamas llegaron a la perfeccion de este disco pero desgraciadamente el bueno de Wood no saboreara las mieles del triunfo quizas la historia estaba escrita para que fuera asi . Quizas tambien estaba en el sitio equivocado , por su bien no creo que tuvieran nada que ver nada con Seattle , solo conexion geografica , gracias a dios nada mas . Uno de los discos mas grandes de los ultimos 30 años sin dudarlo !!!!!!

manurhill dijo...

Otro de esos discazos de los noventa, mi favorita es "Crown of thorns". En el recopilatorio "Stardog Champion" suena de muerte enlazada con la pianística "Chloe dancer". Y tanto que hay que reivindicar un álbum como este.

Saludos

manel dijo...

Magnífico disco. Un disco de rock clásico con influencias hard y setentas. Sin mucho que ver con lo que luego fue el grunge....Un saludo.

LoRbAdA dijo...

Pues ni idea. Los investigaré a ver q tal

Saludos.

ROCKLAND dijo...

Aitor: sí, muy difícil de conseguir aunque creo que ahora lo han vuelto a reeditar con otro sello. Yo primero me hice con una edición doble donde venían “Shine” y “Apple” junto con un par de golosinas inéditas. Estuve años detrás de “Apple” y ese doble CD me vino de perlas pero más tarde me pillé los dos por separado en Ebay, ya sabes ¡coleccionisno puro y duro! El caso de Mother Love Bone es para estudiar. Lo tenían todo para triunfar pero el destino se cruzó por el medio de Andrew Wood y eso dió nacimiento a Pearl Jam y también no lo olvidemos a ¡Temple of the Dog!
“Apple “ es una obra descomunal con unas canciones de caerse al suelo y no estaría mal que volvieses a recuperar esa entrada en tu blog.

Juan: tú los has dicho ¡¡pedazo de disco!! Y es cierto que se apartaban de toda esa dinámica depresiva de todo esos grupos de Seattle. Aquí hay temas más profundos y que invitan más a la reflexión. Veo que has sido otro que tardó un tiempo en localizar esta joya totalmente descatalogada en su día.

Almond: personalmente sólo puedo recomendarlo pero ya sabes la música y las emociones que pueda transmitir no es una ciencia exacta. Espero que te guste y lo puedas disfrutar de la misma manera que yo.

Paulamule: ja, ja, ja…como siempre haciendo amigos por la red!! Bueno, entiendo perfectamente que te pueda gustar más MLB que Pearl Jam. Lo hemos hablado muchas veces. Sueles ser muy clásica y lo alternativo te espanta. MLB ganan con el paso del tiempo a los trabajos de Pearl Jam, en eso creo que coincidimos plenamente.

Jose Jose: yo también descubrí a MLB mucho después que el “Ten” de Pearl Jam. Era un disco dificilísimo de localizar y durante una buena temporada me imaginaba cómo podía sonar ese dichoso artefacto. Al final, descubrí un disco que no tenía nada que ver con la escena de Seattle. Era una banda de hard con toques de ¡glam!
Es una pena que el propio Wood no viera la edición de este disco. El destino lo estaba esperando a la vuelta de la esquina. Muy, muy grandes.

Manurhill: sí, en ese recopilatorio enlazan “Chloe Dancer” con “Crown of thorns”…¡impresionante! De hecho, en la banda sonora de “Single” también vienen juntas y suenan las dos celestiales.

Manel: perfecta definición, master!

Lorbada: artefacto absolutamente imprescindible que hizo parte de esa movida de Seattle aunque lo de ellos era otra cosa que nada tenía que ver con el grunge. Stone Gossard y Jeff Ament están en este disco y posteriormente con la muerte de Andrew Wood formarían a Pearl Jam.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Un clasico sin lugar a dudas. A lo mejor fue mejor que se quedara tal cual, como Temple of the Dog.Un solo disco y una sola obra maestra, mucho mejor que revolcarse en el fango como muchos.
Un abrazo

St dijo...

Pues yo este disco lo tengo muy, pero que muy olvidado.
Recuerdo la ilusión cuando lo compré e ir corriendo a casa para escucharlo... pero no me impresionó tanto como los primeros discos de Pearl Jam y toda la tropa de Seatle.
Al menos la desgracia de su muerte dió lugar a uno de los mejores discos de los 90!!!

El rey lagarto dijo...

A diferencia de Temple of the dog que sacaron un genial disco, nunca me he detenido a escuchar este disco, no soporto la voz del cantante.

Permite que dude sobre tu afirmación sobre Pearl Jam.

Ofersan dijo...

Recuerdo el día que me compre este disco, junto a uno de Dog,s D,amour y Cheap and Nasty, me lo lleve sin estar convencido, pero me lo recomendo un amigo, me dijo es hard pero no es lo mismo. Le agradezco su recomenación de por vida, un clásico sin lugar a dudas. Corre un Bootleg muy interesante con un cover de Queen, precisamente ese día teloneaban a los Dogs D'amour en el Roxy. Saludos.

ROCKLAND dijo...

Tsi-Na-Pah: lo que pasa que uno siempre quieres más. Sin duda, lo hubieran tenido muy crudo para mejorar este “Apple” pero quién sabe…

St: no es que le tenga muy presente y lo escuche muy a menudo pero me cuesta menos ponérmelo en le reproductor que el “Ten” de Pearl Jam. Son dos obras maestras pero “Apple” resiste mejor el paso del tiempo.

Rey Lagarto: pues hay que detenerse y escucharlo como Dios manda para poder emitir un juicio más real. La voz es cojonuda, tío!! Le va como un guante a esa música. Andrew Wood era todo un personaje dentro de la escena de Seattle y todos los músicos de esa ciudad le idolatraban. Nació para ser una puta estrella pero la heroína acabo con él antes de tiempo. “Apple” es un soberano discazo, sin fisuras, sin relleno y que merece que le pongas tus cinco sentidos. Sobre Pearl Jam no quiero extenderme, ya lo dije todo en su día. Disfruta con ellos, yo con los primeros ya estoy servido.

Ofersan: no escuché ese bootleg que comentas. A buen seguro que Wood hizo una excelente cover del tema de Queen. Por lo visto, era su banda favorita y cuando se despedía de este infame mundo sus allegados y familiares le pusieron “A night at the opera”.

Saludos.

KARLAM dijo...

Yo me haría otra pregunta ¿Alguien se acordaría de Mother Love Bone de no haber llegado Pearl Jam a donde llegaron? Probablemente no y habrían quedado más escondidos todavía, como tantas buenas bandas de la época. Por ej. ¿Alguien conoce a SKUNKWEED? y como estos muchos otros que merecieron más suerte. Para mi es un buen disco, pero no lo mitifico tanto. Si rebuscamos un poco hay muchas discos escondidos como este de esa década. Lo que sí es cierto es que ya no se hace grunge como el de antes. Y a mi no me avergüenza decir que fui grunge, me pilló de lleno toda esa movida.

Lou Rambler dijo...

Tío, no sabes como me alegra que hables de este disco. Para más adelante tenía pensado dedicar una serie de entradas a mis discos "grunges" y por supuesto este iba afigurar con letras de oro. No tengo ningún problema en decir que yo musicalmente fui un grunge convencido en esa época (sin abandonar el gusto por otros estilos) y sigo disfrutando de todos esos discos como el primer día. Conocí a MLB gracias a la magnifica banda sonora de la película "Singles" (al igual que Screaming Trees, Alice in Chains, Smashing Pumpkins...) y me volví adicto, fanático... ¿Escuchabas los fines de semana "De Cuatro a Tres", en Radio3?
Me importan una mierda las etiquetas, MLB no son puramente grunge (qué coño lo es en realidad...), pero sin el sonido que ellos hacían desde el año 88 ese movimiento no hubiera sido el mismo.
¿Se nota que me he amocionado?

alberto de mieres dijo...

Cuando escuchas álbumes como éste es cuando te das cuenta que toda la magia que había en aquellos días, cuando localizar un disco a veces se convertía en una auténtica pesadilla,el esfuerzo que suponía la búsqueda de dicho artefacto, y finalmente el trágico -aunque casi siempre recompensado- desembolso económico; cuando por fin lo tenías en tus manos y lograbas -por fin- encucharlo atentamente y sin prisas, es algo, decía, que yo a veces echo de menos. Y sobre todo, que en aquellos primeros años de los noventa, la excitación era doble, ya que además de las dificultades para encontrar un Lp, dichos discos son hoy verdaderas joyas, como éste de MLB, u otros que buscábamos con verdadera fruición, como aquel exuberante debut de Masters of Reality, el enorme de Temple of the Dog, el mejor Claypool de Sailing...,los Chili Peppers de Mothers Milk, el descomunal debut de Love/Hate, y tantos otros álbumes de hard rock angelino, y asi hasta un largo etc.
Saludos

Victor dijo...

Yo tengo la edicion doble. Qué mas se puede añadir, impresionante de principio a fin.

En su dia ya eramos conscientes de la grandeza de todos estos discos de los que se habla más arriba. Luego hubo una epoca de semiolvido (por parte el gran publico), y ahora parece que estamos entrando en fase revival 90's. A mi por lo menos me pasa, incluso estoy descubriendo a grupos que en su dia no escuche, como The Gits, que eran muy buenos

En fin, merecido tributo al Jezebel Child, disco grande entre los grandes! Eso si no me imagino hoy en dia a Jeff Amment y Stone Gossard formando parte de este grupo.

Cesarpelopo dijo...

Este disco es perfecto y su mejor tema "Chloe dancer/Crown of thorns", quizá con "Man of golden words" es de lo mejor que he oido en mi vida. Yo lo encuentro al mismo nivel que los 3 primeros que Pearl Jam y por supuesto al de Temple of the Dog. No sé que coño era el grunge, para mi fue eso una etiqueta absurda, y todos esos discos son maravillosos discos de Rock con mayúsculas.

Il Cavaliere dijo...

"Apple" es un disco maravilloso. lástima que todo se acabó demasiado pronto.

Leo por ahí arriba "De Cuatro a Tres", era alucinante escuchar con emoción todo lo que el amigo PPB iba estrenando en exclusiva. Recuerdo muchos fines de semana especiales pero especialmente el dia que estrenó "Superunknown". Dios que mayor me he hecho! jajaja

Andrew Wood era un tipo con un talento increible. Reunió un montón de influencias y las llevó a un nivel digno de recordar para siempre.
Pearl jam?, mejor no comento..jajaja

¡Mother Love Bone !

This is Shangri-La!

Un saludo Crack!

Möbius el Crononauta dijo...

Pedazo de disco, Wood se fue demasiado pronto, parecía todo como si apenas estuvieran mostrando lo que tenían dentro.

En fin, habrá que rescatarlo de nuevo.

Salut

ROCKLAND dijo...

Karlam: hombre! Sin el éxito de Pearl Jam, quizás este disco hubiera pasado todavía más en el anonimato, eso es cierto. El mérito que tiene este disco es que fue uno de los primeros en salir de toda aquella movida y todas aquellas bandas citaban a Andrew Wood como una influencia básica. El disco me parece enorme y el contenido musical es abrumador. Hay pocos trabajos que superen el “Apple” en los 90.

Lou Rambler: pues, me alegro que te guste esta entrada. Hacía tiempo que le querría dedicar un post a este pedazo de obra de arte. Yo también viví esa época irrepetible y por supuesto escuchaba los fines de semana a Paco Pérez Brían. Aquel programa era el complemento perfecto a mis lecturas del Popu. Estoy plenamente de acuerdo que MLB no eran grunge. No tenían nada que ver con ese movimiento. Las influencias de Wood era bien claras…Aerosmith, Queen, T.Rex etc… Esta banda fue fundamental para poner los cimientos a toda esa corriente y es justo ponerles en su sitio.

Alberto: toda la razón del mundo, amigo! Has acertado de pleno. En aquellos años, conseguir un disco raro era un verdadero tesoro. A veces incluso era toda una odisea encontrar el susodicho disco, pero qué satisfacción te proporcionaba ¿eh? El primero de Masters of Reality fue otro que tardé años en localizar.

Victor: a mí me cuesta bastante volver a escuchar todos esos discos… AIC, Soundagarden, Pearl Jam etc… Quizás el tono tan depresivo me hace decantarme por otras obras mucho más positivas. Pero de vez en cuando, volver a desempolvar esas joyas que hicieron parte de tu vida es una satisfacción plena. Y, yo también, se me hace difícil ver hoy en día a Ament y Gossard en una banda como Mother Love Bone.

Cesapelopo: totalmente de acuerdo. En “Apple” hay unos temas de una belleza que asusta. Ese “Man of golden words” es sencillamente escalofriante…¡los pelos como escarpias, amigo! Yo también lo situó al mismo nivel que la primera trilogía de Pearl Jam. Esas composiciones no tienen nada que envidiarle a esos tres discos.

Il Cavaliere: ¡madre mía! ¡Qué tiempos aquellos con PPB! Yo también recuerdo esas primicias musicales que tenía. “In Utero”, “ Dust”, “Jar of flies”, “Vitalogy”, “Superunknown” etc… y un largo etcétera de trabajos que fueron fundamentales en nuestra existencia. Sus experiencias en festivales como Reading y Glastonbury donde tocaban bandas que en aquella época era casi impensable verlas. Todo ha cambiado mucho y hoy es todo más fácil conseguirlo que casi no disfrutas de nada. Veo que tú también eres un buen fan de este disco y eso me alegra.

Möbius: es lo que pienso. Wood tenía mucho que ofrecer. Se nota en estos surcos que la cosa podía dar todavía mucho más. Lamentablemente nos queda este “Apple” y el EP “Shine” para poder disfrutar de la música de Wood. Una pena.


Se nota en todos vuestros comentarios la pasión que tenéis por este disco. Muchas gracias por vuestras aportaciones.


Un saludo a todos.

Jah Work dijo...

No los conocía de nada!!!

vaya tela, suena bien el tema que has colgado!!

Mother love bone!! ni idea!!!

Saludos!!

ROCKLAND dijo...

Jay Work: ¡imprescindibles, amigo! Espero que te gusten.

saludos.

Anónimo dijo...

Lo más grande de la década de los 90.
Que pena que A.W no se convirtiera en una estrella como si otros de su generación como Cornell, Vedder o Corgan. Que injusto es todo.

Es triste que incluso gente que vivió es época no reivindique esta maravilla.

ROCKLAND dijo...

Anónimo: por derecho propio Andrew Wood está en lo más grande de esa escena. No te quepa la menor duda.
El paso del tiempo pone cada uno en su sitio y el de Wood está en lo más alto.

Saludos.