Seguidores

jueves, 10 de noviembre de 2011

BRUCE SPRINGSTEEN & THE E STREET BAND: "Live 1975-85" (1986)

Hoy se cumple un cuarto de siglo de la aparición de una box-set esencial y capital en mi existencia, y me imagino en la de muchos, como es el “Live 75/85” de Bruce Springsteen & The E Street Band. Hablar de esta abrumadora caja es hacerlo de una época de mi vida que desde la distancia recuerdo con cariño. Tenía 15 primaveras por entonces y mi cultura musical no era muy amplia que digamos, cosa lógica por otra parte. Uno iba descubriendo cosas poco a poco, la compra de vinilos no era muy abundante y lo que prevalecía eran las cintas TDK que te iban grabando los colegas.
En aquellos años, ya empezaba a hacer furor el “Born in the USA”, que tenía grabado también en cinta, y lógicamente caí rendido ante el disco más comercial del Boss. ¿Quién no visualizó hasta la saciedad aquel mítico video-clip de “Dancing in the dark” con Bruce, invitando a aquella chica a bailar, o no cantaba como un poseso aquel estribillo tan furioso que daba título al disco? Vamos, no creo que nadie o casi nadie saliera indemne del huracán Springsteen a mediados de la década de los 80. Curiosamente y después de gustarme tanto el “Born in the USA, no profundicé en la carrera del Boss. Todavía era un adolescente un tanto anárquico y lo editado previamente al susodicho disco no me llamaba la atención hasta llegar al directo que hoy nos ocupa y que supuso todo un shock en mi cultura musical.

El siguiente paso discográfico que dio nuestro héroe de New Jersey fue sacar esta abrumadora caja con cinco vinilos que repasaban varias giras desde el 75 en teatros hasta llegar a los macro-conciertos de su aclamada gira americana del 85. Por aquel entonces, uno esperaba con ansias que alguien te lo grabase en una cinta. La susodicha caja costaba un riñón para tu economía y lo más lógico es que no escuchases esas grabaciones hasta unas semanas más tarde o grabases canciones de programas radiofónicos. En mi caso tuve suerte, ya que en mi clase tenía un colega que ya era un fan enfermo de Bruce. Recuerdo que era bastante poco sociable y no era fácil conseguir cosas que estaban a su alcance. El tío tenía dos obsesiones en la vida, una era Bruce y la otra irse algún día a ¡Australia! Al final y con cierta insistencia conseguí que me grabara en tres cintas este pedazo de cofre que iba a sacudir mi existencia durante los siguientes meses de mi vida.

Desde el primer instante que escuché este directo, caí rendido a los pies de Mr. Springsteen. Una y otra vez no paraba de escuchar las cintas, preferentemente en mi walkman. Aquello se convirtió, según fueron pasando las semanas, en un ritual. Ya no sólo eran las canciones del “Born in the USA”, con bastante representación en su conjunto, era absolutamente todo lo que contenía, que hacía de este directo un tesoro de un valor incalculable para mis oídos.
Flipaba en colores con los discursos del Boss en “The River” o “War”; alucinaba como un niño ante la cara acústica formada por “This land is your land”, “Nebraska”, “Johnny 99” y “Reason to believe”; me cautivaba sin remisión clásicos como “Racing in the Street”, “Badlands”, “Backstreets”, “Born to run” o “Thunder road”; me rendía ante su grandeza con joyas tan desconocidas como “Candy’s room”, “Indepedence Day” o “Spirit in the night”, y soñaba algún día poder verlo en vivo y con un final de fiesta con “Rosalita” o “Cadillac Ranch. Era tal la monstruosidad de estas grabaciones que hasta te sabía a poco y querías más, más y más.
A raíz de este quíntuple vinilo y del efecto que supuso en mi vida, fui adquiriendo todos sus álbumes y Bruce se convirtió en un artista imprescindible en mi vida. Con los años, tuve la suerte de verle varias veces y cumplir un sueño, algo impensable para mí cuando me puse a escuchar esta box-set por primera vez. Si por algo amo la música de este hombre desde el periodo 73 hasta el 88, buena parte de culpa la tiene este formidable “Live 75/85”, que seguirá estando en un lugar muy alto entre los más preciados valores que conforman mi colección de discos.

24 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

BUFF!AMIGO, CASI NADA!Tengo tres versiones de esta caja, de la que a cada escucha siempre descubro algo nuevo, una nota, una frase, un grito!Siempre aporta algo nuevo!
un abrazo

luther blues dijo...

Gracias Jefe Bruce por hacernos pasar casi tres horas conmovedoras por el resto de nuestras vidas !
Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Rockland! Recuerdo comprarlo cuando lo encontré de oferta por 3.000 pesetas a finales de los 80s (una pasta para un menor de edad como yo) pero era cuestión de hacer números: 5 discos a 3.000 pelas, le sale la unidad bastante económica, así que me lo agencié. La sorpresa fue que dentro no había 5 si no 6!!! discos, había uno repetido que inmediatamente regalé a mi colega rockero de clase.

Downtown Rocker

Tyla DeVille dijo...

Hey, Rockland!

Uno de los directos "a la antigua" que tengo más interiorizados. Y es que lo llevo oyendo desde que tenía unos 12-13 años, cuando se lo compró mi hermano mayor. Es una delicia y una muestra palmaria del savoir faire (sempiterno, a fecha de hoy) escénico de nuestro hombre.

Rock On!

Il Cavaliere dijo...

Nuncas olvidaré ver esa caja con los 5 vinilos en las tiendas...que te digo yo que ya somos muy mayores....jajajaja

A Bruce ya sabes que le tengo tirria desde hace tiempo. Pero hay dos cosas sagradas para mi. Una es Nebraska y la otra esta caja que es maravillosa. Sí, son recortables pero como suenan los jodíos...jajajaja
Hace tiempo est cabeza de chorlito la perdió. Menos mal que hay alguien en esta casa que no tiene serrín en la cabeza...jajajaja

La producción de los discos clásicos de Bruce ha perdido brillo con el tiempo (espero no recibir amenazas de muerte por ello) pero en esta caja todo es Super, libreto incluido, muchas canciones superan a sus hermanas de estudio y me derrito con esa Thunder Road, Spirit In The Night y la delicia de versión que hace de War....no digo nada de la de Tom Waits...todo es flipante. Mañana me la rayo un rato...gracias por recordar que está ahí.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Yo la compré en EEUU en 1987 ¡con quince años! Por cosas de la vida ya no la tengo, pero menudos cinco vinilos, vaya fuerza de la naturaleza. Estupendo recuerdo, Rockland.

Saludos.

manel dijo...

De clásico en clásico amigo Rockland. Yo tuve la suerte de que me la regalara mi hermano para Reyes al poco tiempo de estar en el mercado. La dé horas que pasé encerrado en mi habitación dando vuelta y vuelta a esos vinilos y mirando el libreto. Uno de los directos definitivos del rock. No hace mucho me la agencié en CD, está a muy buen precio ahora, para poder tenerla en un formato más manejable. Saludos!

Rafa dijo...

que recuerdos !!! se me ponia la piel de gallina con el publico cantando Hungry Heart, o con temas como Jersey Girl. Creo que con Bruce muchos empezamos en esto del rock.
saludos,

the beautiful loser dijo...

Fué mi primer disco de Bruce,pero no lo compré cuando salió en el 86,no podía pagar las 8.500 ptas que costaba,al año y medio siguiente si la conseguí a un precio bastante más asequible.
El material que contiene es apabullante a pesar de algunas omisiones,como el tremendo fallo de dejar fuera Jungleland o mutilar aquel interludio que hacía en medio de Backstreets en la gira del Darkness y que se llamaba Sad Eyes (nada que ver con la canción posterior).
Por cierto.la chica que sacaba a bailar en el video de Dancing in The Dark era Courtney Cox que luego se haría famosa en la serie Friends.

PUPILO DILATADO dijo...

Me estáis sacando los colores todos vosotros con vuestros recuerdos sobre semejante documento...me voy ya mismo a amazon a comprármelo antes de que me pateéis el culo!!!, jajaja!!. Lo digo en serio, una de las lagunas que no debo dejar más tiempo pasar.

saludos

Richy dijo...

Buenas, amigo, muy buen blog. Te interesaría intercambiar links?

Este es mi blog, pásate y si te interesa déjame un comentario para confirmar.

http://galaxiadelamusica.blogspot.com/

Mansion On The Hill. dijo...

Los catolicos tiene la Biblia.

Los musulmantes el Coran.

Y los amantes de la música tenemos esta caja.

Esta caja y yo somos uno.

Un abrazo!

Chals dijo...

Durante muchos años este fue mi único sueño, el día que pude sostenerlo entre las manos no lo solté durante largas horas. Este directo es mucho más de lo que parece, no sólo es una colección de canciones en directo, cuentan la historia de los personajes paralelamente a la de Bruce. Fue mi única compañía durante muchos años. Bonito homenaje.
Saludos Rockland

Paco dijo...

Totalmente imprescindible y, como dice Manel, ahora está a buen precio (10 €). Uno de los directos mejores de todos los tiempos.
Abrazo gigante.

Addison de Witt dijo...

Adivina cuantas veces pude pinchar estos discos a finales de los ochenta, yo como raro que debo ser pase de Born in USA y tambien de esta caja y me enganche a Bruce de casualidad con Tunel of Love, despues vino este gran documento y luego todo lo anterior, desgraciadamente lo que vino despues nunca volvio a ser igual, pero en vivo...

ROCKLAND dijo...

Tsi: ¡tres versiones! Vinio, CD, cinta… Eso sí que es fanatismo, ja,ja,ja.

Luther: darle las gracias y arrodillarse ante este cofre cada vez que lo escuchemos en nuestra casa. Simplemente apoteósico.

Downtown Rocker: joder ¡6 vinilos! ¡Qué pena que no fuera otro disco con otras grabaciones, je,je!

Tyla: en mi caso, es sin duda el directo que más escuché en mi vida. No lo situaría como el mejor de la historia pero seguro que está en un lugar muy alto.

Il Cavaliere: para mi sigue siendo sagrado todo lo que firmó desde el 73 hasta “Tunnel of love”. Durante ese periodo nadie o casi nadie le podía hacer sombra ya sea en estudio y en directo ni te cuento. Era una apisonadora, un animal escénico…un performer como pocos. En los 90 seguí con devoción su andadura pero a raíz de “The rising”, mi interés fue decayendo hasta casi darle la espalda. Ayer, al hacer esta entrada y escuchar esta box-set me embargó las emociones como antaño. El tío tenía un don especial para tocarte la fibra sensible como nadie.

Gonzalo: es una pena que ya no tengas este tesoro en formato vinilo con su edición ¡americana!

Manel: es cierto lo que comentas sobre la fijación que teníamos hace años con relación a los libretos. Leíamos repetidas veces todo lo que había expuesto y las fotos nos quedábamos como bobos mirándolas una y otra vez. En fin, eran otros tiempos donde apreciábamos cualquier detalle que acompañaba un disco o una caja. Hoy en día es todo usar y a otra cosa.

Rafa: a mi me pasó lo mismo. Bruce fue el artífice de mi pasión por el rock. Le debo mucho y más si me refiero a este soberano directo.

The Beautiful Loser: es lo que comento en esta entrada. Esta caja se hace muy, muy corta y hay un montón de canciones que se quedaron fuera. Para ser justo, hubieran sido necesario ¡10 vinilos!, je,je,je. Y si encima entran las que tienes un especial cariño ya ni te cuento. En ese sentido, canciones como “Stolen car”, “Point blank”, “Factory”, “Drive all night” o "Incident on 57th Street", son para mí tan clásicas como las más conocidas. Lo de Courtney Cox, me lo comentó mi mujer al poco de conocerla. No tenía ni idea de ese detalle pero ella eran tan fan de Bruce que no se le escapaba nada, je,je.

Pupilo: ¡por Dios!, haz lo que puedas para agenciarte semejante pedazo de obra de arte. Además, por lo que cuentan está muy baratita.

Richy: ya me pasaré en cuanto pueda.

Mansion: amén, hermano!

Chals: a mi me retrocede a un época en la que este hombre estaba por encima del bien y del mal. Me enamoré de su música gracias a este directo.

Paco. ¡10 euros! ¡Virgen Santa! No se me ocurre mejor inversión musical, colega.

Addison: ya me puedo imaginar la de veces que sonó porque en mi caso han sido ¡innumerables! Era tan vital como el aire que respiraba, je,je. Y yo también defiendo un disco como “Tunnel of love”, a pesar de las malas críticas que recibió cuando salió. Fue esencial también para amar la música de este hombre.



Saludos y gracias por vuestros comentarios.

Il Cavaliere dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=FZJU9fn2ies&feature=player_embedded

Hoy se pone a la venta el disco de The Flash Boys. No tengo ni idea de donde se puede conseguir, bajar o robar.

Al loro con la formación que es de traca

Madame de Chevreuse dijo...

¡¡¡Ainssss!!! (larguísimo suspiro) Como Mansion of The Hill, habitualmente me refiero a él como "La Biblia"... y eso que tiene muchas cosas que descubres con los años y que son para criticar: el cortapega, el casi total desprecio a los dos primeros... pero bueno, los creyentes somos así y abrazamos nuestras obras sagradas con devoción.
Baci e abbracci

rocknrollmf dijo...

Rockland, creo que los has resumido perfecto: buena parte de la culpa de que amemos a Bruce es esta caja. Una barbaridad. Aun conservo mi original vinilo que he puesto una y mil veces, y tengo mi copia en cd, para cuando estoy lejos. Entre todos los temas, adoro la versión de No Surrender., uno de los mejores de cualquier grabación de Bruce.

paulamule dijo...

Pues yo fue una de las privilegiadas que tenía y tengo, que esa caja es mía, los cinco discos en vinilo de esta box set, desde el principio. Recuerdo ponerla una y otra vez en mi terraza mientras tomaba el sol con el volumen a todo trapo y, aunque en casa a todos les gustaba, aburrir al personal. Esa "Seeds" me tenía totalmente atrapada por no hablar del comienzo de la caja. Se me cae la baba con solo recordar todo lo que supuso la música de este hombre en mi vida. Bueno, su música y él mismo. Pero qué pena, nada es eterno.
Salud, Hey Jude.

Guzz dijo...

Nunca entendí nunca porque no se metió en esto Atlantic city y jungleland (mis perdiciones más sentías del Jefe), ni tampoco entendí porque, en el año el botijo, deje que mi hermano se llevara esto de casa al casarse... Bueno, yo tenía 13 y él 27... Qué hijo de p...Epaaa ("sa boca con jabón"), i love you mother !. Pentaclásicazo !!... y saludos guzzeros, mister.

ROCKLAND dijo...

Il Cavaliere: tiene muy buena pinta este proyecto de Nick Curran. Eso sí, por lo visto el disco ya salió en el 2007. Ni rastro de él por la web.

Madame: con la carrera tan abrumadora de Bruce desde el 73-85, es lógico que muchos temas se quedaran en el camino. De todas maneras, me quedo con la box-set tal cual como la descubrí hace 25 años. ¡Qué pasada de cofre! Mama mía.

Rock’n’Rollmf: yo también la conseguí en CD aunque reconozco que el formato en vinilo es mucho más chulo, visual y grandioso. La caja en CD es como un libro de bolsillo…todo mucho más pequeño, je,je.

Paulamule: ayyyy querida, nos volvemos nostálgicos al volver a escucharla, ¿eh? Es inevitable que un cierto cosquilleo recorre todo tu cuerpo con semejante colección de canciones. “Seeds” sigue sonando bestial y atronadora, al igual que “Born in the USA”, “Surrender”, “You can look…”, etc…

Guzz: sí, dos mega-clásicos que se quedaron fuera pero hay tantas que también no hicieron parte del cofre que me imagino que para el propio Springsteen debió de ser traumático tener que decidir la elección final de las canciones.



Saludos!!!

Salvador Sánchez Casa dijo...

Coincido contigo. Esta caja es mastodóntica, pero aún más lo era hace 25 años.
Lástima que Springsteen fuera abducido por extraterrestres o succionado por su actual mujer porque nada queda de lo que era.
La compré recién salida al mercado y aún la conservo pese a las innumerables mudanzas.

ROCKLAND dijo...

Salvador: sí, poco queda de esa grandeza que desprendía en cada una de sus canciones. Hoy ya nada es igual y aunque siga siendo un monstruo encima de un escenario, la magia se evaporo en detrimento de contentar a la gran masa con discos que están a años luz de sus grandes obras maestras del pasado. Eso sí, cada vez que desempolvo alguna de sus joyas, las emociones se disparan por todo mi cuerpo como pocos artistas lo puedan hacer.
Por cierto, me alegro que estés bien y con ganas de comentar.

Saludos.