Seguidores

martes, 15 de abril de 2014

IAN HUNTER: "s/t" (1975)


No se puede empezar con mejor pie una carrera en solitario como este disco homónimo de todo un titán del rock como es Ian Hunter.

La verdad es que nuestro protagonista de hoy no lo tenía nada fácil para mantener el nivel que había cosechado con Mott The Hoople durante varios años. “Mott the hoople”, “All the Young dudes”, “Mott”  o “The Hoople” son auténticas joyas que ya quisieran tener para sí la mayoría de bandas o artistas que quieren hacerse un nombre en la historia. Muchos con ese curriculum ya hubieran bajado el pistón unos cuantos peldaños, pero en el 75 no valía ser un mediocre ni un mindundi y si querías estar en la élite tenías que sacar lo mejor de ti. La competencia en aquella época era feroz y las obras maestras seguían copando la actualidad. Con ese panorama cualquier artista, aunque fuese de renombre, no podía vivir del pasado ni tan siquiera dormirse en los laureles. Un buen caso que resume esto perfectamente es el ex líder de los Hoople.

Hunter, de talento, por fortuna, iba sobrado y su vena compositiva no decayó ni un ápice a la hora de afrontar su primer capítulo en solitario y bajo mi humilde opinión, firmó su mejor obra en aquella década. Lo que siguió después es también muy recomendable con dos espléndidos discazos como “All american alien boy” y el que es considerado por muchos de sus fans su obra cumbre como es “You’re never alone with a ezchizophrenic”, con varios miembros de la E Street Band en los créditos.


Centrándonos en este primer L.P, Hunter tuvo buen ojo en asociarse con todo un fenómeno a las seis cuerdas como Mick Ronson (que además hacía de productor) para despacharse a gusto con ocho temas que no tienen desperdicio. Ocho maravillas que se encadenan para formar un producto sólido, eficiente y que no ha perdido ni una pizca de frescura en casi 40 años de vigencia. Normal si hablamos de temazos del calibre de “Once bitten twice shy” (Great White lo saben más que nadie), “Lounge lizard”, “Boy”, un tema co-escrito por Ronson y que recuerda inevitablemente a Bowie, ese rock duro con un estribillo demoledor exhibido en “The truth, the whole truth and nothin’ but the truth” o esa exquisitez llamada “It ain’t easy when you fall” que se te clava en el alma de por vida.

En definitiva, Hunter demostraba con creces en este inicio de aventura que todo su potencial seguía intacto con un soberano discazo que auguraba una carrera por su cuenta llena de grandes momentos.
Altamente recomendable.

12 comentarios:

21st Century Schizoid Man dijo...

Una de las mejores portadas de la historia del rock, sin duda. Me encanta, como el señor Ian Hunter. Pero me sigo quedando con Mott The Hopple. Sensacionales, como tu entrada. Un abrazo bien fuerte. Y échele un vistazo a mi crítica del Sonic Temple y deme su veredicto.

victor dijo...

Una obra genial.....Y como dice el amigo mas arriba.Una portada de las mejores que conozco. Hunter es muy grande.
un saludo.

Aqui dejo mi blog....por si alguno se quiere pasar.
http://victorvozzy.wordpress.com/

Anónimo dijo...

Personalmente creo que Ian Hunter era Mott the Hoople , asi que si repasas la trayectoria de Mott ,las composiciones de Ian son las que hacen grande al grupo (junto con la de Bowie) y en solitario que decir sigue sorprendiendome despues de tanto tiempo .tengo todo lo editado como Mott The Hoople , los dos discos de Mott sin Hunter y luego todo lo de hunter en solitario y con Ronson , incluso los de Ronson. grandes discos para grandes musicos.saludos

Javier de Gregorio dijo...

Magnífico disco que llegué a tener, llegué a prestar y llegué a perder (de eso han pasado tantos años que creo haber perdonado ya al ofensor). Viendo el vídeo y comprobando la fuerza de la imagen de un Hunter y un Ronson, perfectamente conjuntados, simbiosis de lo que era (y nunca debía de haber dejado de ser) la verdadera imagen de un grupo de rock. Audacia, provocación, grandes canciones e instrumentistas, pura fiesta que se aprecia mucho más con el paso del tiempo. Muy merecido homenaje a un gran disco.
Saludos,
JdG

Mr. Thunderstruck dijo...

Efectivamente!! se debería reivindicar más este disco, buen homenaje ;) saludos!!!

ROCKLAND dijo...

21st Century: no está nada mal la portada, si señor! No es de mis preferidas, pero es bien chula. Al igual que tú, me quedo con los Hoople.
A ver si me paso a leer tu entrada sobre “Sonic Temple”, uno de mis discos favoritos de todos los tiempos.

Victor: Ian Hunter es un rockero de los pies a la cabeza. Integro, honesto y lleno de genialidad a lo largo de su dilatada carrera. Un coloso!

Anónimo: obviamente Hunter es parte fundamental de Mott The Hoople y la prueba es los siguientes discos que facturó al dejar la banda. A día de hoy el nivel que se marca sigue siendo abrumador. Sin ir más lejos ese “When I’m president” que editó hace un par de años es ¡pistonudo!

Javier de Gregorio: hay que ser un desgraciado para agenciarte un disco que no es tuyo. Conozco muchos casos, pero afortunadamente a mi nunca me pasó. Mis colegas en ese sentido siempre se comportaron muy bien y me han devuelto los discos tal como los encontraron.
Sobre Hunter, poco más a añadir a tus palabras…¡lo has clavado, colega!

Mr. Thunderstruck: a reivindicar una y mil veces si es necesario, je,je.



Saludos!

TONY JAGGER dijo...

Me encanto la interpretación de All the Young dudes con David Bowie en el concierto tributo a Freddie Mercury en Wembley.Sencillamente antológico para ver y escuchar una y otra y otra y otra vez mas.

Anónimo dijo...

Thetruth, the whole truth and nothin’ but the truth es una de las mejores canciones de la historia.

Anónimo dijo...

Mi disco preferido de Hunter, si bien los que citas también me parecen extraordinarios.
Y el último que publicó hace un par de años también es altamente recomendable.
Un saludo
Alberto de Mieres

Félix González dijo...

y todo eso coronado con el fantástico welcome to the club...

Johnny J.J. dijo...

Los dos primeros de Ian son muy buenos, y con el paso del tiempo cada vez me gustan más. Abrazo.

ROCKLAND dijo...

Tony Jagger: sublime, sin duda! No nos olvidemos la gran importancia que tuvo Bowie en la carrera de Mott The Hoople.

Anónimo: temazo, temazo, temazo! Y ese solo de guitarra…¡buf!

Alberto: coincidimos plenamente!! Su último álbum es una maravilla y demuestra que sigue estando en plena forma. A ver si nos vemos pronto en un bolo…

Féix González: perfecto broche a cuatro discazos como cuatro soles. No te pierdas la actuación conjunta de Hunter y Ronson en el Rockpalast si todavía no lo has visualizado!! Creo que está en Youtube.

Johnny: son discos que no tienen fecha de caducidad. Classic rock, man!!



Saludos!