Seguidores

martes, 15 de julio de 2014

AC/DC: "Ballbreaker" (1995)


Mientras viajaba para irme al pueblo de mis padres a solucionar unos temas personales que me tenían algo preocupado, tuve a bien de incluir la noche anterior este disco de AC/DC en mi iPod.
Lo tuve fácil y no me quise complicar mucho la vida. Fui directamente a por algo de Motörhead ( “Overkill”, of course!!) y también sin pensármelo mucho hacía la letra A con ¡AC/DC! para irme con un buen chute de adrenalina en el cuerpo. Esta vez no fui ni a por el “Powerage” (que suele ser la elección de casi siempre), ni a por el “Back in black” (otro de mis imprescindibles artefactos) sino a por el “Ballbreaker”, que me sigue fascinando después de tantos años.

Y bueno, ¿qué puedo decir de esta maravilla? Pues sencillamente me parece el mejor disco de AC/DC de la era Johnson, si exceptuamos el descomunal “Back in black” que obviamente juega en una liga superior. Sin duda, la producción de Rick Rubin con la ayuda de Mike Fraser o la presencia nuevamente de Phil Rudd a la batería fueron un factor determinante para el resultado final de este genial producto.

Han pasado cerca de 20 años y suena tan fresco como el primer día. La producción no se resiente ni un ápice y canciones tan genuinamente adictivas como “Hard as a rock”, “Hail Caesar”, “The furor”,  “Whiskey on the rocks”, la vacilona “Boogie  man” o ese cañonazo que da título a la obra como es “Ballbreaker”, son un aval incuestionable para defender este disco por todo lo alto. Van pasando las escuchas, que ya se cuentan por centenares en mi caso,  y sigue el puñetero “Ballbreaker” sonando fabulosamente bien en tus auriculares. Con este nuevo capítulo discográfico de los hermanos Young, no cabía duda que demostraban una vez más que los maestros seguían en su trono gracias a su inigualable destreza.

Al final, ya os imagináis cómo fue la vuelta del viaje, mucho más positiva y curativa. Lo he vuelto inevitablemente a escuchar pero con una sonrisa de felicidad en mi rostro que no se me quitó en todo la tarde. Algo de culpa tendrá en ello este “Ballbreaker”, ¿no créeis? Y no digamos del vídeo-clip lleno de humor presente en "Hail Caesar". No me digáis que no se os escapa unas carcajadas al verlo. Geniales en todos los sentidos.

11 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Hard As Rock la recuerdo con cariño. Pero de todos modos, siento no compartir contigo tu devoción por el disco; no me dice mucho, como la carrera de los australianos desde Back In Black: siempre fui más de Bon. Un abrazo, Rockland.

Gonzalo Ramos dijo...

Yo también suelo tirar mucho de Powerage cuando quiero un subidón inmediato. Ballbreaker es un buen disco, aunque yo prefiero Black Ice o Stiff Upper Lip, que estarían mejor todavía si tuvieran el sonido de Ballbreaker. Parece ser que la aportación de Rubin fue muy escasa, no llegaron a entenderse entre el productor y el grupo, y si sale su nombre en los créditos es por temas contractuales, pero acabaron no muy bien, por mucho que Rubin diga que fue un honor para él. Creo que en un video-clip de la época hay una burla de la banda hacia Rubin incluida.

Saludos.

Rafa dijo...

Has hecho que me entraran ganas de recuperarlo, voy a por él. De hecho, creo que fue en la gira de Ballbreaker cuando vi a los australianos en directo (la única vez que los he visto, por desgracia).

¡Un abrazo!

victor dijo...

Buen disco sin duda.......Yo tambien lo prefiero antes que sus dos ultimos trabajos...Un disco muy divertido..bien estructurado, y con temas de diferente pelaje.

Bounty Hunter dijo...

Completamente de acuerdo contigo!!!
También es mi segundo preferido(de la épcoa Johnson)detrás de Back in Black. Después de las produciones metalizadas, en este album vuelve a oler a Rock añejo.
Los singles vuelven a ser perfectos.
Hard as a Rock, Cover You in Oil y Hail Caesar són tres disparos perfectos.
Hasta la portada es cañera.
Uno de los temas que más me gusta es Burnin' Alive. Esos primeros acordes los podría tararear eternamente.
Recordar que en esta disco volvió Phil Rudd a la bateria y la gira fué apoteósica.
Habrá que volver a revisar No Bull!!!

Aurelio dijo...

A partir de For Those About... dejé de escuchar prácticamente a AC/DC hasta hace un tiempo; aunque este álbum he tenido la oportunidad de escucharlo una vez y otra, mientras mi hijo lo ponía sin parar. Siempre he preferido los primeros álbumes, los del mágico Bon...

Un abrazo.

ROCKLAND dijo...

Alex: por supuesto no se puede comparar lo hecho con Bon Scott. Eso es simplemente imposible para Brian Johnson o cualquier mortal. No obstante “Ballbreaker” es un gran disco en su concepción, repleto de buenísimos temas. Dale otra oportunidad.

Gonzalo Ramos: “Powerage” es el disco de AC/DC. Esa ristra de canciones pueden levantan el ánimo a cualquiera. Lo contrario sería de muermos.
Tienes razón en señalar las caóticas grabaciones con Rubin al frente. Leí hace años que les hacía repetir una y otra vez las tomas de las canciones cuando la banda siempre era mucho más básica en ese sentido. Rubin incluso estuvo muy obsesionado con el sonido de batería durante las sesiones. Finalmente Mike Fraser hizo un poco de mediador entre tanta tensión.

Rafa: uff, has tenido suerte de verlos en aquella gira. Me imagino que los viste en Las Ventas de Madrid. Tienes un buen documento como “No bull” para el recuerdo, je,je.

Victor: sí, es un disco totalmente adictivo. “Razors edge” también lo situaría como otro de mis favoritos de la era Johnson. Tengo muy buenos recuerdos de ese disco cuando salió al mercado.

Bounty Hunter: no te olvides también del libreto que está muy logrado. Por supuesto, “Burning alive” es otra gozada de canción. Ese estribillo es sencillamente demoledor. Se te clava en el cerebro de por vida.
Un gran acierto de “Ballbreaker” fueron la elección de sus singles. Algo que se está perdiendo en la música hoy en día y que eran un perfecto reclamo para hacerse con el producto.
La portada de "Ballbreaker" es pura ¡electricidad! Yeahhhh!!!!

Aurelio: con Bon Scott el nivel era superlativo. Centrándonos en Brian Johnson, “Back in black” y el que nos ocupa en esta entrada me parecen de lo mejorcito. Por lo que leo, tu chaval va por el buen camino, ¿eh? Je,je.



Saludos amigos!!

Tyla DeVille dijo...

Hey, Rockland!

Tranquilo, no estás solo en esto: No vengo a hablarte de lo bueno que era Bon Scott, ni a decirte que éste disco no está a la altura de "Back In Black" o "Highway To Hell": No... vengo a secundar que tu impresión, que es uno de los mejores discos de AC/DC con Johnson.

Me encanta su poderío, su mala leche... ¡Su artwork de las páginas interiores, tan distópico! (me recuerda al cómic Transmetropolitan). Sumo a la ristra de temas que citas mi preferida del redondo, "Burnin' Alive" ("no thunderstorm no John Wayne no kids to rock nowhere to run!")

En fin, que estamos en el mismo barco.

Rock-On!

Addison de Witt dijo...

Aunque sigo prefiriendo los primeros discos este si que es el mejor de los últimos 30 años, eso seguro, tiene fuerza y una conexión que otros no consiguen, desde luego insufla energia y optimismo.
Saludos.

KARLAM dijo...

Totalmente de acuerdo! De lo mejor que tienen con Brian Johnson. Yo de aquella me lo pillé en cinta y luego en CD. Ahora me dan ganas de ponérmelo otra vez, jeje.

Saludos!!

ROCKLAND dijo...

Tyla DeVille: ya veo que estamos en el mismo barco, je,je. “Ballbreaker” es genial, mires por donde los mires. Es cierto que se me olvido citar a “Burning alive”, pero es que son todas cojonudas y lógicamente no voy a citarlas todas. •El disco en su conjunto está muy equilibrado y es sólido como una roca, o mejor dicho como una “Ballbreaker”, je,je.
¿El artwork?, una maravilla, al igual que la portada. Tood es una delicia.

Addison: sí, el mejor desde el “Back in black”. En ese sentido lo tengo claro y la mejor prueba es que me sigue encantado después de tantos años.

Karlam: si estás en la oficina, procura no ponerlo a todo trapo, ja,ja.
Esa cinta tiene que ser toda una reliquia, je,je. Yo las tiré todas hace años.




Saludos!!