Seguidores

lunes, 19 de octubre de 2015

JUNKYARD: sala Acapulco, Gijón, 17 de octubre 2015


No las tenía todas conmigo a la hora de volver a ver a Junkyard en directo. Su anterior visita por estos lares no fue del todo satisfactoria y sinceramente no esperaba repetir en esta nueva cita. Al final nos animamos a desplazarnos a la sala Acapulco al ver algún clip por Youtube de esta nueva gira y notar que David Roach está en muy buena forma. Otra razón poderosa para comprarme un par de tickets fue volver a escuchar por casa esta semana sus dos primeros discos que son sin duda de lo mejorcito que nos ofreció la escena angelina en sus años de gloria. La decisión estaba tomada.


Con algo de retraso empezó la velada y sin apenas dejarnos respirar Junkyard salieron a matar desde el primer acorde con "Life sentence". La bandan pletórica y con una fuerza descomunal, fue ejecutando tema tras tema para gran regocijo de los pocos que estuvimos ayer presentes en la sala. Desde el principio también se notó a un David Roach mucho más centrado y con mejor voz que su anterior visita. No cabe duda de que este hombre es un frontman como la copa de un pino y es muy difícil no apartar la vista de cualquiera de sus movimientos. El tipo centra todas las miradas y cualquier cosa puede suceder con él en el escenario.


Durante la actuación fueron cayendo como bombas temas esenciales como "Blooze", "Shot in the dark", "Lost in the city", "Back on the streets" y uno de sus grandes himnos como es "Hollywood". Apartado especial se merecen sus medios tiempos como son "Simple man", "Misery loves company" o la más bluesera "Hands off" que sonaron a gloria. Hubo espacio también para un par de temas nuevos que harán parte de su próximo álbum que se publicara para el verano que viene y que no desentonaron entre tanto clásico. Cerraron con un par de bises en forma de dos trallazos como "Nice boys don’t play rock n roll" de Rose Tattoo y un descontrolado "Sonic reducer" de los Dead Boys con una peña totalmente entregada a la banda.


La nota negativa para mi gusto fue la duración del bolo que apenas llegó a 65 minutos. Creo que una banda como Junkyard puede dar mucho más en ese aspecto. Tiene temas suficientes para alargar el bolo un poquito más. Podían echar mano de su Ep "Tried and true" o de sus dos discos fantasmas como son "XXX" y "Joker" para redondear una noche que pudo ser perfecta. De la misma forma que critiqué en su día a Cinderella por ofrecernos poco más de una hora de actuación, hago lo mismo con Junkyard. No es de recibo que este tipo de bandas hagan conciertos tan cortos cuando pueden ofrecer mucho más. Ah, y no me vale que haya sido muy intenso y lleno de pasión. Sólo perdono actuaciones tan cortas para un fuera de serie como Iggy Pop, Elvis si resucitara y poco más.

En definitiva, excelente bolo, muy corto y que me pensaría mucho volver a ver si se presenta la ocasión. Sí, puede que sea muy exigente pero el tema del minutaje también cuenta a la hora de valorar un bolo.

Vídeo hecho por Paulamule:

6 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Bueno, en Valencia ocurrió tres cuartos de lo mismo, poco más de una hora, poco más que los teloneros Jolly Joker pero bueno, yo en mi caso no se lo critico del todo por dar el conciertazo que dieron lleno de clásicos, lo que sí critico es la poca comunicación verbal que Roach tuvo con su público aunque lo diese todo

A Marilyn Manson sí le critico 45 minutos de mierda en la época de Antichrist, a Junkyard se lo paso...

frankieKZ dijo...

Pues que quieres que te diga tío, 65 minutos no tiene perdón de Dios para mi en una banda profesional. No se lo perdonaría a nadie, me cagaría en sus putas calaveras forever and ever..............jajaja

Me alegra que te molaran. Yo estuve viendo a BLACKBERRY SMOKE en la But de aqui de Madrid. Conciertazo, tío, me lo pasé en grande. Fijo que te habrían molado

Un abrazo

ROCKLAND dijo...

Pupilo: un poco más y los teloneros tocan más que ellos, ja,ja. Bueno, veo que ha sido la tónica en toda la gira. Una pena porque estos tipos pueden alargar un poco más la faena, ¿no te parece? Es una pena porque si se presentan por aquí el año próximo con su nuevo disco me lo pensaría mucho repetir. Así están las cosas.

Frankie: bueno, a tanto no llegaría, ja,ja. Sí que me hubiera molado volver a ver a Blackberry Smoke. Es una banda que me encanta y que está creciendo mucho. He leído que hubo hasta un sold-out!! Me alegro por ellos.


Saludos.

Anónimo dijo...

Hola.
Como comentamos al finalizar el recital yo también me quejo de la breve
duración del mismo. No pido dos horas -como tus admirados Y & T recientemente- pero más o menos hora y media con algún respiro creo que sería lo ideal. Por lo menos, prácticamente sonaron los mejores temas de la banda y el cantante está en buena forma, tanto física como vocal.
Esperemos que la próxima cita con Michael Schenker sea más satisfactoria en este sentido.
Un saludo.
Alberto de Mieres

Anónimo dijo...

Me gustaría mucho volver a verlos pero los vi en el 2008 en su primer tour español creo y allí si tocaron 90 minutos y venían con Chris Gates y prefiero quedarme con el recuerdo de ese bolo.
Hay bandas que ves una vez pero es tan mágico ese concierto que te queda de por vida.
Eso me pasó con Neil Young, Alice Cooper, Motley Crue, Kiss, Monster Magnet, Journey y unos cuantos más.
Saludos.

ROCKLAND dijo...

Alberto: la sensación que te deja este concierto es que sabes perfectamente que podían alargarlo mucho más. No me quejo en cuanto a entrega, intensidad, energía, entusiasmo y pasión, pero...¡Dios! fue tan, tan corto que se te ha pasado en un plis-plas. En su anterior visita la cosa llegó hasta la hora y media. What's happening now?

Anónimo: la ausencia de Chris Gates no se nota mucho. Su sustituto cumple de sobra y ahora David Roach está mucho más centrado. Eso sí, en el otro lado de la balanza los bolos son más cortos y más intensos.
Si te los has perdido esta gira, confía que pueden volver para presentar su nuevo álbum en 2016.



Saludos.