Seguidores

domingo, 19 de julio de 2009

JERRY LEE LEWIS: veranos de la villa, Madrid 16 de julio 2009

Un visto y no visto. 50 minutos fue lo que ofreció "The Killer", el pasado jueves en el escenario Puerta del Ángel. Así son los divos y los más grandes. Se pueden permitir todo, están por encima del bien y del mal y no seré yo quién le critique a estas alturas de su carrera. Se le ve visiblemente muy trallado, físicamente está bastante mermado y a veces con la mirada pérdida pero en el mismo instante que se sienta delante de su piano y sus manos temblorosas se deslizan por las teclas, este monstruo se transforma y sólo puede ofrecer buenas vibraciones al público asistente. Incluso esbozó alguna sonrisa y bromeo con algún comentario que le gritaron desde la platea. La posición en la que me encontraba era inmejorable...primera fila, casi en el centro y parecía un sueño tenerle delante.
Previamente a entrar en escena Jerry Lee, su banda entretuvo al personal con correctas versiones de rock'n'roll como "Memphis Tennessee" o "Honey don't. Siendo honestos no me parecerieron gran cosa y la espera se hizo un poco eterna y parecía que el viejo cascarrabias no iba a hacer acto de presencia...con este hombre sabes que cualquier cosa puede suceder!!! Pero al fín y después de media hora de nervios a flor de piel, Jerry Lee con camisa roja y vaqueros negros entró en el escenario, andando con bastante dificultad y saludando con la mano al respetable. He de reconocer que la emoción en ese instante me embargó. Sólo de pensar lo que este hombre significa y dio para el rock'n'roll y tenerlo a cinco metros de distancia, supera cualquier cosa.
Esa noche cayeron joyas de su repertorio como "Drinkin' wine spo-dee-o-dee", "CC Rider" o "Down the line" mezcladas con versiones muy bien interpretadas como "You win again" de Hank Williams, "Georgia on my mind" de Ray Charles y un enérgico "Johnny B. Good" de Chuck Berry. Por supuesto no podían faltar sus dos mega-hits como "Whole lotta shakin' goin' on" y "Greast balls of fire" con todo el personal en pie y bailando.
Sin ser un gran concierto, no me cabe duda que la presencia de este coloso a escasos metros de mí, quedará como un recuerdo imborrable en mi mente. Lógicamente ya no es ese torbellino salvaje que asolaba medio planeta con esas actuaciones incendiarias. A estas edades, no se le puede pedir más y se merece un respeto eterno por lo que representa y por lo que tanto que nos ha dado.
Larga vida a Jerry Lee Lewis!!!



18 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Con tiempo, a ver si os puedo hacer la reseña de Lucinda Williams...un concierto que me ha encantado. Tengo unas fotos acojonantes a sólo un metro de ella!!!

Keep on bloggin'!!!

El martes llega el turno de The Eagles...

Saludos

"Mr. Stoned" dijo...

Qué pedazo de conciertos que están disfrutando estos días en Madrid estos esposos rockeros!!!!

Claro Jerry Lee Lewis toda una layenda!!!

Keep on Bloggin´, man!

tripolar dijo...

Me alegro d que disfrutases al Kiler!!!! Aunque se le ve un poco pejudicadoen la foto, pero una horita e lassic rock siempre sienta bien.

El bolo de Lucinda apoteosico.

Saluds!!!

KARLAM dijo...

Ni hora de concierto como era de suponer, el pobre no está para más. Eso sí, que le quiten lo bailao. Tampoco debe tener mucha necesidad de seguir girando y menos a su edad, lo cual es de agradecer que se haya acercado y vosotros que lo disfrutarais.

El rey lagarto dijo...

Al margen del momento especial por ver al mito, no creo que un concierto de 50 minutos destaque por mucho mas.

Yo no habria pagado por ello y eso que es el blanquito del rock and roll que mas me gusta.

Il Cavaliere dijo...

Bueno, ahora a por los Eagles. Esperamos seguir leyendo y leyendo crónicas...ja, ja, ja


Saludos amigo

Möbius el Crononauta dijo...

Joder, The Killer puede hacer lo que le venga en gana, si lo hace Axl no lo va a hacer él...
En estos conciertos muchas veces contará más la emoción que el mismo concierto en sí,poder ver a estos maestros es ya todo un lujo.
Yo me desespero, poco a poco van cayendo y no consigo la oportunidad de verles. Maldición

Saludos

Milhaud dijo...

Como bien dices, con la edad no se pueden hacer maravillas. Suficiente que sigue tocando y viajando tanto para hacer pasar un buen rato (aunque sea corto) a muchos.

manurhill dijo...

A su edad no creo que la gente espere que toque el piano con los pies, se suba encima de él o le ponga fuego. Hay que ser conscientes de la edad de cada uno y esos cincuenta minutos seguro que supieron a gloria.

Saludos

Da Muzz dijo...

No puedo decir otra cosa más que me corroe la envidia. Eres afortunado de haber podido ver al killer.
Enhorabuena.
Un saludo

Joxemiel dijo...

Más que por la experiencia musical estos conciertos sirven para hacer homenaje a todas esas leyendas vivas que moldearon el rock and roll.

Saludos.

javistone dijo...

Pero si tiene 74 años y todos los excesos posiblesd a las espaldas!!! Que el hombre siga dando conciertos es para hacerle un homenaje,... bueno, otro!
Saludos... de un blogero con envidia malsana por todos los conciertos que estáis viendo. ;-)

Victor dijo...

Hey, gracias por la crónica. Una pena haberme perdido semejante oportunidad de contemplar la viva imagen del Rock n Roll. Evidentemente no puedes esperar a estas alturas lo mismo que años atrás pero por lo que cuentas si que fue un concierto entrañable. A mi Last man Standing me encantó y creo que está tramando algo para el año que viene. A ver si es verdad


Mañana Eagles, ahora que ya han pasado los demás (Bellísima noche la de Lucinda Williams), tengo unas ganas locas de verles

Ventiladorcular dijo...

Genial. Apuesto a que llevaba el peine en el bolsillo y que iba piropeando a las chicas. Enhorabuena por el disfrute

alberto de mieres dijo...

Tener a una leyenda de esta envergadura delante, aunque toque unos rácanos cincuenta minutos y sabiendo que posiblemente será la única oportunidad de verlo, es casi un milagro. Yo todavía me estoy arrepintiendo cuando dejé escapar aquel mítico concierto que dio en Gijón el gran Little Lichard.
A seguir disfrutando.
Saludos

Troy McClure dijo...

El Enano se alegra de que gustara al personal, pero habría que preguntarle al Killer y al público cuáles son las motivaciones de estos conciertos, porque desde el punto de vista del mismo, causó mucha decepción entre el respetable.

Y el Enano se despide con un Manolete, si no estas pa torear, ¿pa que te metes?

ROCKLAND dijo...

Troy McClure: hombre, la mitomanía juega mucho en esos casos. Ver a estas alturas, a uno de los más grandes del Rock'n'Roll delante de tus narices, es un dinero bien invertido. Uff, lo que daría si Elvis estuviera en vida, Mr McClure.
Por cierto, recupere usted al Enano que su ausencia empieza a alargarse de manera un poco preocupante.

Saludos!

Anónimo dijo...

Yo ya tengo el disco hace algunas semanas y ..sin llegar al nivel de LMS , sigue siendo una maravilla con alguna que otra joya como :

Sunday Morning Coming Down
Mean Old Man
Dead Flowers
Hold You in My Heart
I Really Don't Want to Know
Railroad to Heaven
Sweet Virginia