Seguidores

martes, 7 de agosto de 2012

THE OUTLAWS: "It's about pride" (2012)


Detrás de esta preciosa portada se esconden 18 años de silencio discográfico y poco importa los grandes contratiempos que haya sufrido esta banda los últimos años con la muerte de su alma mater Hugh Tomasson o de sus otros dos miembros fundadores como Billy Jones o Frank O’Keefe. The Outlaws en 2012 están aquí para dar lo mejor que tienen dentro con este excelente “It’s about pride”, que me ha pillado totalmente por sorpresa visto el resultado ofrecido.

En efecto, y para los que aún no han puesto las orejas a esta nueva colección de canciones, este nuevo CD va a sorprender a más de uno con el nivel que se gastan aún estos tipos. Como se suele decir, el que tuvo retuvo y de la mano de su líder Henry Paul, The Outlaws vuelven a situarse en el mapa musical con un flamante nuevo álbum que no decepcionará a nadie que haya gozado en el pasado con joyas como “The Outlaws”, “Lady in waiting”, “Hurry sundown” o aquel directo estratosférico llamado “Bring it back alive”.

Por supuesto, este nuevo álbum no está a la altura de sus grandes clásicos. Eso es misión imposible para ellos o cualquiera de las bandas noveles del movimiento southern, pero hay que reconocer que su comeback ha llegado por todo lo alto con composiciones de tan bella factura como el mid-tempo “Nothing main about Main Street”, el country-rock marca de la casa “Tomorrow’s another night”, el boogie-rock vacilón en “Born to be bad“ o “Last ghost town”, que me recuerda un montón por el tratamiento vocal al mejor John Hiatt . En todas ellas tenemos el sello característico de esta entrañable banda como son las bellas melodías, preciosas armonías vocales y por supuesto esos largos solos de guitarras en la más pura tradición sureña.

No quisiera acabar esta reseña sin señalar por todo lo alto el tema que da titulo a este disco, “It’s about pride”. Se ha convertido en mi canción del verano por derecho propio. Un nuevo himno a añadir a eso grandes temas del southern que todos tenemos en mente. Es de agradecer que aún en 2012 se puedan componer joyas de tal calibre. No os perdáis el juego de guitarras al final de la canción… ¡Sencillamente apoteósico!

13 comentarios:

manel dijo...

Me han hablado muy bien de este nuevo disco. Y ahora tú también. Voy a por el ya! Saludos.

gonzalo dijo...

Rediossss ¡ que gustazo oir tanta guitarra.

luther blues dijo...

Una leyenda que se tomo el tiempo necesario para emprender esta nueva decada a full ,contratiempos aparte se los extrañaba ...
Un abrazo master y buena vida

Addison de Witt dijo...

Lo tengo pendiente pero este es de los fijos, y si todas las crónicas son como esta, mas aún.
Saludos.

Fran capa dijo...

Es importante que presentes estos gupos que ami particularmente se me ecapan, (uno no lo puede abarcar todo ).
Parece una banda interesante, intentare hacerme con algun disco .
saludos.

zeppelin dijo...

Yo tengo el "Outlaws,"Bring It Back Alive","Hurry Sundown" y "Lady in Waiting".Cualquiera de ellos es recomendable para quien no haya escuchado su música y le gusta el rock 100% americano.Good Old Outlaws!

Simu dijo...

Efectivamente, discazo!! Menuda sorpresa más agradable.

Saludos!!

RTHB dijo...

Tomo nota master, tomo nota, que tben he oído campanas, pero antes le voy a dar al play.

Se le saluda, Gran Master.

ROCKLAND dijo...

Manel: de obligada escucha para un caballero del sur como tú, je,je.

Gonzalo: ya te digo. Se agradece solos de guitarras tan bien ejecutados y con las notas justas. ¡Chapeau! para esta gente.

Luther. han tardado años en prepararlo pero ha merecido la pena tanta espera.

Addison: dale un buen repaso. La vieja guardia sureña no te decepionará.

Fran Capa: Zeppelin más arriba nombró un buen puñado de discos para empezar con ellos. Sus Discos editados en los 70’s son muy, muy recomendables y tal vez podrías empezar por su directo “Bring it back alive”. No te pierdas su himno “Green grass & high tides”, un tema larguísimo con unos solos de guitarra ¡acojonantes!.

Zeppelin. Yo tambi´çen los tengo y siempre es una gozada vovler a escucharlos de vez en cuando. Este “It’s about pride”, me ha dejado más que satisfecho también.

Simu: yo también quedé muy sorprendido. No me esperaba tal nivel a estas alturas. Ahora sólo hace falta que rematen con una gira europea pero será difícil que se cumple.

RTBH: dale al play, cierra los ojos y déjate llevar por los aires sureños de esta peña. Tema sencillamente ¡espectacular!



Saludos a todos.

TSI-NA-PAH dijo...

Una gran banda siempre tiene que seguir siendo una gran banda!!!Los mejores forajidos siguen en forma!Gran noticia!!!
A+

ROCKLAND dijo...

Tsi: la reputación de una banda como The Outlaws no podía quedar manchada después de tantos años de silencio. El retorno tenía que ser por todo lo alto y más con la ausencia del gran Hugh Tomasson. Sin duda, ha sido el mejor homenaje que le pudieron hacer.


Saludos!

el Brujer dijo...

Jejeje, ya que estaba por tu casa me he puesto a rebuscarte los cajones, y he encontrado lo que estaba buscando, el It's about Pride de The Outlaws.

Qué puedo decir? Que coincido plenamente con todas tus observaciones. Grandísimo disco que mantiene el nivel de una de las bandas más grandes del southern para mi gusto. Espectacular. Lo único es que para mi no fue una sorpresa, será por lo que me seduce este grupo (o los que quedan de él que tan bien mantienen la esencia) pero tenía unas expectativas que sin duda se han cumplido con creces.

La primera vez que escuché el tema que da nombre al disco... lo que cuenta y como lo cuenta... me tiré los 7 minutos con la boca abierta. Sublime.

Otro abrazo!

ROCKLAND dijo...

El Brujer: una grata sorpresa este disco de The Outlaws. Suena a clásico al instante y todo está hecho como si fuese los 70’s. La canción del disco es un perfecto resumen de lo que se esconde en este disco: grandes temas, excelentes armonías vocales, ¡solos de guitarra! y una producción al servicio de las canciones. No quiero aventurarme demasiado pero creo que es el álbum de southern del año con permiso del “The Whilpoorwill” de Blackberry Smoke. Lo que tengo claro es que la canción "It's about pride", va directa a mi top 1 del año. ¡Apabullante!
Todo un lujo tener vuelta a estos señores después de tanto tiempo en un negocio musical carente de banda auténticas y con talento. El rock en general y nosotros consumidores se lo agradecemos enormemente.

Saludos!