Seguidores

martes, 27 de noviembre de 2012

BURNING TREE: "s/t" (1990)


Marc Ford empezó su andadura musical a finales de los años 80 en un combo afincando en California llamado Burning Tree. Un poderoso power-trio que desgraciadamente sólo nos dejo de recuerdo para deleite de nuestros sentidos, un único trabajo editado en el año 1990. A pesar de estar apoyado por una casa como Epic, el fracaso comercial fue rotundo y los avariciosos jefes de la poderosa multinacional no tardaron mucho en echar a estos tres individuos del sello discográfico, truncando de esta manera una trayectoria que prometía muchísimo.

Hay que tener en cuenta también que los tiempos para facturar blues/rock no eran muy bien apoyados por parte de dichas multinacionales. Las ventas fueron nefastas, el grunge arrasaba con todo y a estos tres musicazos no les quedo remedio que abdicar y buscarse la vida en otros menesteres. Suerte que nuestro querido “hippie”, Chris Robinson, tuvo buen ojo para fichar a Ford cuando eran sus teloneros y así facturar más tarde discos imprescindibles dentro de la discografía Crowes.

Volviendo a este único trabajo de Burning Tree, Ford, con la ayuda de una base rítmica eficiente de Mark Dutton al bajo y Doni Gray en la batería, grabó uno de los discos más singulares de la década de los 90. Personalmente, tardé un buen puñado de años en localizar este artefacto y cuando di con él, sólo pude dar saltos de alegría como si hubiera descubierto todo un tesoro. Y la verdad es que este trabajo esconde una riqueza musical de mucho cuidado.

El blues-rock, con claras influencias de Clapton, Cream o Hendrix Experience, predomina prácticamente en todos los temas del álbum.Los tres componentes se reparten las voces y un tal Booker T. Jones les acompaña al Hammond B3 en varias piezas. El sonido que nos encontramos suena a clásico desde el primer instante, destacando temazos todavía tan frescos y dinámicos como “Mistreated lover” (¿cómo demonios no triunfó una canción como ésta?), “Fly on”, “Masquerade”, “Same old store” o cualquiera otra que compone esta obra.

Años más tarde estos tres tipos se volverían a unir para una serie de conciertos y grabar conjuntamente el segundo disco en solitario de Marc ford llamado “Weary & wired”. La química entre ellos seguiría con una gira presentando el disco y pasando por nuestro país con una serie de conciertos dónde tuve la suerte de verles en Bilbao. Al finalizar el bolo, los tres gustosamente me firmaron esta joya que conservo como un verdadero fetiche.

21 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Ni idea de la carrera anterior de Marc Ford con Burning Tree. Suena muy, pero que muy bien. Esto me lo apunto. Que bueno seguir descubriendo buenísima música en tu blog Master!

saludos

Anónimo dijo...

DISCARRAL!

TSI-NA-PAH dijo...

Un disco que escuche mucho durante una época.Tengo que rescatarlo!Gran post amigo Rockland!
A+

the beautiful loser dijo...

Pues ese tal Booker T.Jones es ni más ni menos que el lider de Booker T. & The M.G´s,el creador de,entre otras, "Green Onions" y alguien que se ha codeado con algunos de los más grandes,aparte de haber sido banda residente mucho tiempo del legendaro sello Stax.

Unknown dijo...

Que raro que no hayan tenido exito. Tal vez tendría que haber salido un par de años después, 92 - 93, cuando hubo un verdadero revival setentoso.
Saludos!

ROCKLAND dijo...

Pupilo: esto lo tienes que escuchar sí o sí, compi! Marc Ford ya empezaba a apuntar muy alto con este disco y no es de extrañar que Robinson se fijase en él para ficharlo en los Crowes.

Anónimo: digo…¡sííííí!

Tsi: proceda usted, master! Tú si que sabes donde está lo bueno, je,je

The Beautiful Loser: vamos a ver, creo que has malinterpretado el asunto. Por supuesto sé quién es Booker T. Jones. Este hombre es una leyenda. Simplemente escribo la palabra de forma irónica. Además, da la curiosidad que hace un mes hice un post sobre “Green onions” y sin ir más lejos tuvimos la suerte de verlo en directo en Londres el año pasado en una diminutiva sala. Aquí te dejo los enlaces:

http://rockland70.blogspot.com.es/2012/11/booker-t-mgs-green-onion-1962.html

http://paulamule.blogspot.com.es/2011/07/booker-t-under-bridge-club-london.html


Unknown: sí, tal vez lo hubieran sacado unos años más tarde y la cosa hubiera cogido otro camino. Nunca lo sabremos. Como recuerdo nos queda este álbum y un Ep “Live at Leeds” como edición especial.


Saludos a todos.

Jose dijo...

Compañero, no he escuchado ningún disco de Ford en solitario ni este de Burning Tree. Suena de maravilla. Gracias.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Uno de mis preferidos de la década que no me canso nunca de escuchar. La carrera de Ford en solitario tiene buenos momentos, aunque no he escuchado todos sus trabajos, sólo poseo dos álbumes, pero con este disco se ganó el cielo, y no creo que se haya acercado a la excelencia de este trabajo.
Yo todavía conservo -esto ya empieza a ser un ritual- este disco en cassette, y como tú, posteriormente he intentado conseguirlo en Cd o vinilo pero era harto díficil encontrarlo, hasta que un día de hace un par de años o así di con esta joya en una interesante tienda de música de Madrid, y fue tal el júbilo y sorpresa al verlo por casualidad -y en impecable vinilo- en una de aquellas cubetas llenas de Scorpions y Ac/Dcs que por poco pego un brinco de alegría. Desde entonces, cuando enchufo el "plato" es uno de los habituales que suelen girar en él.
Saludos.
Alberto de Mieres

Aurelio dijo...

Aunque Ford no es demasiado de mi agrado tomo nota. En cuanto a las multinacionales, son las culpables en bastante medida del estado del negocio musical. No han sabido diversificar los distintos productos musicales existentes en el momento para ofrecerselos a un público eterogeneo, sino que más bien se han centrado en explotar el filón del momento (el grunge para la ocasión), sin tener en cuenta de que además de lo que marca la moda, se estaban haciendo otras cosas interesantes y de calidad que también venden, y de ello, además de éste álbum y banda que hablas, tenemos numerosos ejemplos.

Saludos.

the beautiful loser dijo...

Pues no había pillado la ironía.
Suerte tuviste de verlo en directo.
A raiz de la muerte de Donald "Duck" Dunn volví a poner los viejos discos durante una buena temporada.
Espero que no me hayas malinterpretado,no era mi intención.

Ofersan dijo...

Compre este disco junto con el de The Front, y no me digas porque siempre los relaciono, a pesar de ser distintos. Por cierto, me hice con ambos sin haber escuchado ni una sola nota, eran otros tiempos,je,je... saludos

Mr. Gibson dijo...

Precisamente estoy escuchando en estos momentos a Chris Robinson y su Brotherhood, donde Mark toca el bajo más que bien, así que va a ser buena idea oir a los Burning Tree. Gracias por la relación establecida.

ROCKLAND dijo...

Jose: anota “It’s about time” (2003)…¡una maravilla de disco! “Weary and wired” (2007) no está nada mal tampoco.

Alberto: al redactor la entrada me acordé de ti y sabía que te iba a alegrar el día. Te había comentado hace un tiempo que tenía que hacer este post y ¡voilà!, aquí lo tienes. Bueno, creo que ya hemos hablado varias veces sobre este álbum y poco más hay a añadir. Eso sí, para mi gusto Marc Ford alcanza su techo creativo en su primer álbum en solitario con “It’s about time”, una obra sencillamente espectacular y donde nada falta. De hecho, lo coloqué en mi top 3 de la década. Ahí es nada!!
Me alegro que al final hayas dado con este álbum.

Aurelio: sí, hay muchos ejemplos a lo largo de la historia con bandas de un talento inmenso quedaron totalmente eclipsadas y relegadas al olvido más absoluto por culpa de sus compañías discográficas, centradas en vender determinado artículo. Como siempre todo se mueve por dinero, y hoy más que nunca, prima los productos fáciles de digerir para masas con cerebro a nivel 0. Injusto como tantas cosas en la vida.

The Beautiful loser: no problem! Muchas veces las ironías dan lugar a malinterpretaciones y en este caso ha sucedido, je,je.
Y sí, tuvimos suerte de ver a semejante coloso en un sitio privilegiado. Además, parece un tipo muy majo y campechano. Se conserva estupendamente a sus casi ¡70 años!

Ofersan: con The Front no estoy tan familiarizado. En aquellos años, el Popu también lo tenían como un álbum muy especial pero ese disco no acaba de engancharme de la misma manera que este “Burning Tree”.

Mr. Gibson: ¡cierto! Otra conexión Burning Tree con Chris Robinson con Mark Dutton de protagonista. Eres todo un fiera, je,je. Excelente aporte, compañero!!


Saludos!!!

Secilla! dijo...

Leí tu respuesta sobre el documental y lo entiendo, muchas gracias de todas formas, te dejo los enlaces por si quieres echarles un vistazo. Son 3 capitulos de Youtube, 28 minutos en total.

www.proyectoarmonico.blogspot.com.es


Un saludete!

Addison de Witt dijo...

A mi Ford me da una de cal y otra de arena, pero este primer trabajo no lo conozco así que me hare con el, l última vez que le vi en vivo no me gusto nada, fue con Steepwatter band y llevaba un colocon bastante desfasado, no se...
Gracias por la info Rockland.
Saludos.

Blue Monday dijo...

Que extraña década la de los 90. Que trabajos como este quedasen prácticamente en el anonimato y grandes mierdas fueses superventas fue lo cotidiano. Tampoco extraña demasiado, hoy sigue ocurriendo.
Abrazos

ROCKLAND dijo...

Secilla: a ver si le puedo echar un vistazo este fin de semana.

Addison: en Gijón no estuvo tan mal con Steepwater Band. Sé que en otras fechas fue todo un suplicio. De todas formas, es mejor olvidarse de esos capítulos negativos para centrarse en lo bueno y este “Burning Tree”, lo es. Dale una oportunidad.

Blue: hoy creo que la cosa se acentúa aún más. Si descontamos a los grandes dinosaurios del rock, el resto se tienen que buscar la vida como pueden a la hora de promocionarse. Las grandes compañías van a lo que van, que es buscar su beneficio con productos infumables. Es triste pero es lo que pide el público en general.



Saludos!!!

pirincho dijo...

Por momentos me recuarda a Screaming Trees

ROCKLAND dijo...

Pirincho: no les veo mucho en común, pero ya sabes que eso son apreciaciones personales de cada uno. Lo que si les une, es que fueron dos bandas excepcionales que pasaron bastante desapercibidas para el gran público y que se merecían un mejor reconocimmiento. ¿Tendrá la culpa de ello el sello Epic? Curioso esa coincidencia.

Saludos.

zurdo dijo...

Gracias por la reseña rockland... personalmente es un disco que me encanta y también me costó muuucho tiempo localizar (creo que por ello lo aprecio mas)

ROCKLAND dijo...

Zurdo: muchas gracias a tí. Creo que somos la mayoría en haber tenido mucha dificultad en localizarlo, ¿eh? Pero esos sí, la felicidad cuando lo tienes en mano y lo escuchas no tiene precio.
El poder de la música...

Saludos.