Seguidores

martes, 28 de mayo de 2013

STEVIE RAY VAUGHAN & DOUBLE TROUBLE: "Texas Flood" (1983)


Stevie Ray Vaughan ha sido uno de los últimos grandes genios de las seis cuerdas. Clase, talento, técnica, finura, estilo y sentimiento a raudales. Una auténtica bestia parda que nos facturó cuatro discos en estudio y varios directos que son imprescindibles en cualquier colección de discos que se precie. Uno de los grandes iconos de la música que se nos fue demasiado pronto y que a buen seguro nos hubiera deleitado mucho más si no fuera por el maldito destino que se cruzó en su camino.

Muy a menudo echo mano a alguno de sus trabajos. Es como una especie de ritual. Su obra sigue sonando tan fresca que da igual la de veces que la puedes poner en tu reproductor. La música honesta, hecha con el corazón y que sale de alma, como la que hacía Stevie, no tiene fecha de caducidad. Es atemporal y perdurará hasta el fin de los tiempos.

Esta mañana le ha tocado el turno a su primera obra editada en el 83 llamada “Texas Flood”. Cuidadosamente he puesto el CD en el reproductor, he cerrado los ojos y me he dejado llevar nuevamente por las diabluras de este coloso. Stevie Ray editó relativamente tarde su primera obra con Double Trouble. Tenía cerca de 30 años, había pasado por varias formaciones sin ningún futuro y la suerte le empezó a sonreír cuando Bowie se fijó en él y decidió que tocara en su famoso “Let’s Dance”. Pero la meta de Stevie Ray no era ser un mero mercenario a las órdenes del Duque Blanco y estancarse de por vida como músico. Quería definitivamente despegar como artista y el golpe de suerte definitivo vino de la mano de un tal John Hammond, el gran descubridor de Springsteen y Dylan, que le consiguió un contrato para Epic Records.



El resultado es este “Texas flood”, grabado en tan sólo tres días en los estudios caseros de Jackson Brown. Ni qué decir que este pedazo de disco es de los mejorcito publicado en los 80. Muchos de los temas presentes ya eran la base principal de los conciertos de Double Trouble en sus primeros años, pateando todos los clubs de Austin y serían parte fundamental de su set-list en sus conciertos. Clásicos instantáneos como “Love struck baby”, “Pride and joy”, “Lenny” o el estupendo “Texas flood”, sobrevuelan  esta obra. Las versiones que acompañan no se quedan atrás que digamos. No podía faltar su gran admiración por Buddy Guy en “Mary had a little lamb” o el recuerdo al gran Howlin’ Wolf en “Tell me”.

A partir de este álbum el nombre de Stevie Ray Vaughan iba a figurar como uno de los guitarristas más refinados en la historia del blues y del rock en general. Su siguiente paso sería su obra cumbre llamada “Couldn’t stand the weather”, pero eso es otra historia que se merecerá otro post para más adelante.

Mr. SRV: a guitar God!!

18 comentarios:

Fran capa dijo...

Considerado uno de los miticos guitarristas de blues de la historia, pocos discos de estudio le dio tiempo a grabar en su corta carrera, este " Texas flood " , junto al " in step" sean los dos mejores discos de blues que se grabaron en la decada ochentera.
Siempre que se habla de SRV me viene a la mente el gran Javier Vargas. ¿ porque sera...?.

RAFA dijo...

Tengo este disco, y el "soul to soul", grandes discos aunque con la produccion un poco ochentera.. creo que los discos no hacen justicia a los directos que se pueden ver por ahi.. lo mejor "in session" con Albert King. un abrazo,

Javier de Gregorio dijo...

¿Dónde hubiera llegado el gran Steve si siguiera con nosotros?
Ya que estoy de escuchas guitarreras últimamente, lo voy a recuperar en breve.
Excelente y oportuna entrada.
Saludos,
JdG

Gonzalo Ramos dijo...

Un disco increíble. Todavía no lo tengo en cd, con el vinilo americano que me compré en su época me basta, de momento. Lo cierto es que los vinilos que compré a Estados Unidos eran mucho mejores que los que se vendían por aquí, el material del disco y las portadas eran mucho más robustas, y sonaban mejor y no se estropean tan fácilmente. Con razón uno se pasó al cd ya que había vinilos fabricados aquí que eran una mierda, y la verdad es que pretender comprar siempre fuera es una locura por los precios. Ahora todo ha cambiado y las ediciones de vinilos están muy curradas, lo que me hace pensar que a los aficionados a la música nos han tomado el pelo como han querido. Pero bueno, creo que voy a sacar una vez más mi copia de Texas Flood y recordar al gran Stevie Ray de nuevo.

Adrian Fernandez Bermudez dijo...

stevie tengo este y el siguiente el could. ¿que decir q no se sepa ya? simplemente un monstruo de las cuerdas y este su primer disparo una obra colosal;)

ROCKLAND dijo...

Fran Capa: sí, el bueno de Stevie Ray no le dio mucho tiempo para plasmar en estudio todo el talento que llevaba dentro. 4 álbumes eso es todo lo que nos ofreció en vida y algún directo que suena a gloria bendita. Su colaboración con su hermanito mayor Jimmy Vaughan salió al mercado a los pocos días de su fatídico accidente de helicóptero.
La conexión de Vargas con SRV, seguro que es por su enorme influencia en su música.

Rafa: bueno, “In session”, salió al mercado hace unos años y por supuesto es de matrícula de honor. ¡Vaya par de fieras codo a codo, je,je! Crème de la crème, por supuesto! No obstante, te recomiendo “Couldn’t stand the weather”, que para mi gusto representa su mejor obra en vida.
Al contrario que a ti, esa producción ochentera no me molesta en absoluto. Es más, creo que suena mucho más fresco que otros discos que salieron en esa misma época. Ese sonido de guitarra que sacaba de su Fender Stratocaster es absolutamente celestial!!!

Javier de Gregorio: yo creo que no lo sabía ni él mismo. SRV era puro talento y encima poseía una energía desbordante. Sólo hace falta volver a visualizar cualquier documento en directo con él de protagonista para darse cuenta de su grandeza.
Espero que esta nueva audición de “Texas flood” sea tan gratificante como lo fue para mi esta mañana. La clase de disco que no envejece nunca.

Gonzalo: yo también tengo vinilos comprados en los States y si te digo la verdad no noté mucha diferencia con las ediciones europeas. Es cierto también que me los compré de segunda mano y eso también puede influir. Lo que no estoy dispuesto es a pagar 20 euros o más por ediciones nuevas. Me parece un precio excesivo, a pesar de las excelentes presentaciones que poseen.

Adrián: con esos dos ya tienes lo mejor de su repertorio. Esos sí, si te puedes hacer con alguno de sus directos no lo dudes ni un solo instante. Hazte con el “Live alive”, “Live at Carnegie Hall”, “Live at Montreux” o “In session” con uno de sus maestros, Albert King.




Saludos!!

Jose Antonio Encuentra dijo...

Impresionante. Esos discos son gloria bendita...

Un monumento a Hammmomd deberíamos proponer.

Un abrazo compañero.

Addison de Witt dijo...

En mi opinión el mejor disco de Ray Vaughan sin duda, gran cronica Rockaland.
Saludos.

TwoHeadsOneBrain dijo...

....y treinta años después sigue sonando como un cañón,este y toda su discografia, que grande Stevie, cuantas veces me hago la misma pregunta, de cuantos grandes momentos nos a privado ese maldito accidente de helicóptero y que música estaría haciendo ahora ?

Un saludo Rockland

ROCKLAND dijo...

Jose Antonio. La verdad es que Hammond tenía un olfato increíble para descubrir genios en ciernes de la talla de Dylan, Springsteen o Stevie Ray Vaughan. Su historial es apabullante.

Addison: yo prefiero el siguiente, pero no seré yo quien me queje de este pedazo de obra, ¿eh? Je,je.

TwoHeads: sí, la verdad es que ese fatídico accidente nos ha privado de un artista irrepetible y que sentía el blues como si fuera un negro del Mississippi. SRV tenía mojo, destreza, maestría, clase, feeling…todas las virtudes para convertirse en un grande del negocio y lo demostró en Montreux y posteriormente con este “Texas flood”, que sigue brillando tan bien 30 años después. El resto ya es historia y él una leyenda absoluta de la música contemporánea.



Saludos amigos!!

Forrest Gump dijo...

Este disco era mi favorito de Steve...sigue siendo mi favorito.En Paris no parabamos de escuhar a S.R.V sin parar!Un guitarra como ya no hay, sentimiento y tecnica en partes iguales!
A+

JLO dijo...

con esta entrada me tocaste el corazón... fan absoluto de Stevie, lo escucho menos de lo que quisiera... a solucionarlo entonces...

su gran secreto es que a esa habilidad animal, le sumaba el sentimiento que todos aquí en los comentarios le reconocen...

uno de los grandes... salu2...

Johnny dijo...

Pues sin desmerecer al segundo que citas, yo prefiero el "Texas flood", este disco es uno de los colosos de la historia del rock y creo que nadie debería dudarlo. Abrazo.

ROCKLAND dijo...

Forrest Gump: oh la la, mon ami! Hoy en día no hay ninguno que se pueda ni tan siquiera acercarse a su talento. Se echa en falta un tipo en la escena actual que rompa con todo!!

JLO: oye, no pensaba que tuvieras a SRV en un pedestal. Me alegro por ello. Venga, a desempolvar esos viejos vinilos que tienes de Stevie Ray de las estanterías y a gozar como un niño al son de su Fender.

Johnny: nadie debería de dudarlo si de verdad ama la música con mayúsculas como es el caso de “Texas Flood”. Yo prefiero el siguiente pero este es la repanocha también.


Saludos.

Mr. Thunderstruck dijo...

Un genio que debería gozar de mucha más popularidad pero ya sabemos donde estamos..yo ahora estoy metido con la Box Set que lanzaron el año pasado que dicho sea de paso, ya sólo por la presentación y el libro merecen la pena..aunque claro lo mejor esta dentro. Un grande Ray y desde luego me sumo a tu homenaje a su figura y respaldo 100% que sus discos son imprescindibles en cualquier discoteca que se precie. Saludos!!!

ROCKLAND dijo...

Mr. Thunderstruck: sí, ya sé de qué caja hablas. Buen material en ella, je,je. Yo no la pillé ya que me conformo con sus discos que poseo desde hace años, pero no cabe duda que es ¡pistonuda! para cualquier seguidor de Stevie Ray.


Saludos!

Zoe dijo...

Aquí me has dado. Stevie, junto a Rory Gallagher son dos de mis iconos mas grandes. Este disco es una auténtica maravilla, desde el principio hasta el final. A Stevie hay que recuperarlo cada poco tiempo y cualquiera de sus discos o directos sirven, pero quizás este álbum sea un poco más especial. Una joya.

ROCKLAND dijo...

Zoe: otra vez que coincidimos plenamente, colega. Rory y Stevie Ray eran algo muy, muy especial. Yo también les tengo en un pedestal y son sin duda dos de mis guitarristas preferidos de la historia. Dos auténticas bestias que tenían un talento ilimitado y que seguro nos hubieran regalado grandes discos si aún estuvieran vivos. Lástima que los dos se fuesen tan pronto de este infame mundo.

Saludos.