Seguidores

lunes, 7 de marzo de 2011

PINK FLOYD: "The Wall" (1979)

Quedan muy pocos días para que desembarque en nuestro país la gira tan esperada de Roger Waters presentando este mítico doble álbum llamado “The Wall” y nada mejor que volver a pincharlo estos días para entrar en faena y preparase ante lo que nos espera el próximo 25 de marzo.
Desde que saqué mis entradas hace un buen puñado de meses no quise saber nada de lo que nos vamos a encontrar. Ya sé que circulan por la web infinidad de vídeos colgados de las diferentes canciones que tocan en el show pero en ningún momento he sucumbido a la tentación de visualizar alguno para mantener el efecto sorpresa y que el propio espectáculo audio-visual me sorprenda sin haber visto nada antes.
Lo que sí me he metido en vena ha sido este doble disco que tenía bastante olvidado en la estantería. Quizás llevaba un par de años sin ponerlo en el reproductor. No es precisamente un trabajo para escuchar a diario o que haga parte asidua de mi vida. Escuchar un artefacto de este calibre requiere su momento con un estado de ánimo apropiado. No es nada fácil meterse este disco de un tirón y salir tan airoso como si nada te fuera en ello. Muchos de sus temas son altamente depresivos y te pueden hundir el día muy fácilmente. No cabe duda que tener el concierto a la vuelta de la esquina me ha ayudado a volver a desempolvarlo porque escuchar una obra tan compleja, retorcida, demente y grandilocuente como “The Wall”, es toda una experiencia singular e incomparable y que puede dañar seriamente tu cerebro.

No me voy a poner a analizar punto por punto las impresiones que me producen cada uno de los temas que se esconden en este doble álbum, porque cada cual tendrá sus propias sensaciones ante una obra tan ambiciosa, rica en matices y con unas atmosferas musicales tan peculiares. Es un disco conceptual que es un mundo en sí mismo y que tienes que escuchar con los cincos sentidos.
A pesar de ser un disco muy enrevesado, no negaré que he vuelto a disfrutar con canciones como las iniciales “In the flesh?” o “The twin ice”, que ya te dejan tocado desde el principio con Waters llevándote irremediablemente a sus infiernos personales; las tres partes de “Another brick in the Wall”; las inquietantes atmósferas que me producen “Don’t leave me now”, “Is there anybody out there?” o “Empty spaces”; los magníficos arreglos en “Nobody home”, “Mother”, y tantas otras que pueblan esta obra irrepetible que pronto tendré el gustazo de poder oír en manos de su creador. Otra de las genialidades de “The Wall” es el trabajo de guitarras de Gilmour, que está sobresaliente recreando un sonido inconfundible y dejando su sello para la historia con solos de guitarra de una belleza extrema en la espeluznante “Comfortably numb”, que te lleva inevitablemente al séptimo cielo o la profunda “Hey you”, por poner un par de ejemplos.
Con los nervios a flor de piel, ya no queda nada para ver semejante evento.
¡18 días y bajando!

22 comentarios:

Txals dijo...

Uno de los mejores discos de la historia del rock. De vez en cuando lo pincho, me trae buenos recuerdos de juventud. Pero sobre todo, que canciones!!! el sólo de Gilmour en Comfortably Numb es impresionante.
Saludos

Da Muzz dijo...

Estoy contigo Rockland, no me apetece ver videos del acontecimiento para nada. Al igual que no miro set-lists de otros conciertos. Al local hay que entrar dispuesto a ser sorprendido. Y efectivamente The Wall es una obra retorcida y fascinante a la vez. La obra cumbre del delirio wateriano.
Un saludo

eric waits dijo...

Ya contaras .... The Wall es The Wall y es dificil de explicar para quien no se ha sentido helado al escucharlo alguna vez. Saludos,

Freaky Boy Hood dijo...

Una obra maestra.

Si al final, lo conceptual y progresivo engancha...

Un abrazo, compañero.

ÁNGEL dijo...

Genial, como casi todo Pink Floyd. ¿Qué más puede decirse?

J.M.B. dijo...

Estoy contigo que no es un disco para estar escuchar del tirón. Uno de los discos definitivos. Disfrutad mucho del concierto, ya nos contaréis.

Saludos

Mr. Sabbath dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo, es un disco especial, que tiene sus moementos idoneos de escucha, se tiene que saborear y degustar de forma especial, pero un obra maestra al fin y al cabo. Yo tambien estoy deseando que llegue el dia 25 de una vez!!!!jejeje. Ya queda menos.......

ROCKLAND dijo...

Txals: “Comfortably Numb” pasará a la historia como uno de los mejores solos de guitarra. Sencillamente ¡espectacular!

Da Muzz: es que no me apetece visualizar absolutamente nada. Quiero entrar en el pabellón totalmente blanco y sin saber absolutamente nada. ¿Qué ventajas puedes sacar viéndolo todo antes con unos vídeos cutrísmos y que te restan todo el efecto sorpresa que te puede dar un espectáculo como éste?

Eric Waits: es difícil explicar lo que es The Wall. Sólo la mente enferma de Waters en su tiempo puede dar una explicación convincente. ¡Qué jodido debía de estar este tipo! Genio y figura.

Freaky: éste sí, pero otras cosas no me entran ni con calzador, ja,ja,ja.

Ángel: para mi hay ciertos discos que me cuesten un huevo digerirlos (sobre todo su etapa con Syd Barrett), pero obras como “Animal”, “Wish you were here” o “Dark side of the moon”, son esenciales en cualquier colección que se precie.

J.M.B: es difícil pero hay que hacerlo así ya que todo conforma una unidad desde “in the flesh” hasta “Outside the Wall”.

Mr. Sabbath: no me imagino escuchar “The Wall” en una fiesta o tomando el sol en una playa, ja,ja. En casita, con mal tiempo y cuando tienes el día un tanto depre puede ser un buen momento para repasar esta colección de canciones.




Saludos a todos.

TSI-NA-PAH dijo...

Mon ami, nervioso me tienes.Aun estoy con la duda del viaje y me enferma no saber!
The Wall, lo vivi en los cines y en la facultad, que tiempos.Aunque no es de mis favoritos de los Floyd, disfrutare como un poseso junto a vosotros!
Aunque me han dicho que desde primera fila se pierde mucho de todos los efectos especiales!
¿Pillaremos a Roger?
Un tipo poco amable por lo visto!
Un abrazo

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Poco interés tengo en esta visita de Waters, aunque logicamente me parece genial que vayas, y seguro que será una gran experiencia. Otra cosa es The Wall, el disco, que llevo escuchando desde bien jovencito. Como dices, has de buscarle el momento. A mi a día de hoy, me sigue pareciendo impresionante, tanta rabia contenida, a la vez que tanta magestuosidad, un mundo en si mismo, como dices.

¡Un abrazo!

paulamule dijo...

Y bajando my love.
Ya sabes que este disco es parte de mí y de mi adolescencia y lo amo por encima de muchas cosas de este mundo.
De hecho, esta crítica debía ser mía y con lo que has dicho ahora ya no me queda más que decir. Magistral.
Salud, Hey Jude.

PUPILO DILATADO dijo...

El amigo Waters consiguió aquí el estado perfecto de megalomanía que le faltaba. Su demencia creativa no tienen parangón con semejante artefacto que perdurará por siempre por los siglos de los siglos. Un puto genio aquí, más allá se le acabó la inspiración divina para registar cosas siempre a la sombra de su éxito.

Una obra maestra inmortal.

Que la disfrutéis. Un abrazo

KARLAM dijo...

La primera vez que lo escuché me pareció un ladrillazo, tarde tiempo en cambiar de opinión, y es que no solo es encontrar el momento, también se requiere cierta madurez como oyente. Vamos, que no es el típico disco que recomiende a un niño que se empiece a interesar por el rock.

Disfrutad de la experiencia vosotros que podeis.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Enorme disco ,no es ni mucho menos mi favorito, prefiero el Wish You Were Here ,pero tiene algunos de los mejores momentos de la historia del rock. Quizás mi momento favorito es el binomio formado por Is there anibody outhere? y Hey You, magistral.
Por cierto , te habrás enterado que vienen Cheap Trick al azkena.
Este año es la leche el festival.

Simu dijo...

Siempre me pasa igual, por lo que sea decido no ir a un evento concreto y conforme se acercan los días me voy arrepintiendo... The Wall es enorme y la experiencia del concierto supongo que será emocionante. Disfrutadlo y ya lo contaréis.

Saludos!!!

ROCKLAND dijo...

Tsi: será muy difícil poder abordarlo. Además, vamos con el tiempo justo y casi no tendremos tiempo para otra cosa que no sea el show. ¡Arriba ese ánimo!

Rock’n’Roll Outlaws: anímate, Marc! Todavía quedan entradas para Barna aunque tal vez lo hayas visto en su anterior vista a la ciudad condal.

Paulamule: como siempre, me anticipo yo, je,je,je. Bueno, te dejaré hacer la crónica del bolo a ti, ¿ok?

Pupilo Dilatado: Sabias palabras! La genialidad de Waters nunca brilló tanto como con este “The Wall”, cumbre artística de una mente retorcida como pocas.

Karlam: tienes toda la razón. Hay que tener un cierto bagaje musical para entender una obra de estas características. Si empieces en el mundo del rock con este artefacto es muy posible que acabes odiando todo lo relacionado con este mundillo. Una de las cosas que más me flipan de “The Wall” es el exitazo que obtuvo en su día. ¿Te imaginas este disco copando las listas de medio mundo varias semanas seguidas?

Anónimo: yo también prefiero el “Wish you were here”, es más digerible por decirlo de alguna manera. En cuanto a Cheap Trick, me enteré de la noticia por la mañana y sólo puedo decir que soy ¡feliz! to the max.

Simu: ¡por Satanás!, no te puedes perder semejante evento en tu ciudad. Ver un show de esta magnitud, no se ve todos los días y Waters se merece que le demos una margen de confianza. Este tipo es uno de los grandes del rock.




Saludos a todos.

Nortwinds dijo...

mi relacion con pink floyd es curiosa, no recurro a ellos principalmente, pero en cuanto escucho algo que me los recuerdo me enchufo sus discos y vuelvo a flipar, hoy me ha pasado, escuchando la version que se marcan los coronas en dos bandas y un destino, he llegado a casa y ha caido the wall, premonicion?

saludos

Benet García dijo...

Ya me queda poco para verlo en Barcelona. Me siento como Bob Esponja cuando va a cazar medusas.

ROCKLAND dijo...

Nortwinds: ¿premonición?, no sé, no sé. esto empieza a ser muy sospechoso, je,je,je.

Benet: ja,ja,ja, qué poquito nos queda, compañero! El show promete de lo lindo. Los nervios ya están a flor de piel.


Saludos a los dos.

Perem dijo...

Ja, ja.. yo tengo colgado el vídeo del concierto entero y grabado oficialmente.... ja, ja.... pero ya sé que has evitado verlo... ja, ja...


Bueno, The Wall es grande y más grande todavía lo es Comfortably Numb.


Se le saluda.

Perem dijo...

Ahh, yo voy a pasar de ir. Si hubiese venido Gilmour, otro gallo hubiese cantado... ja, ja... (es que yo soy muy de Gilmour... ja, ja... no se si se nota)

ROCKLAND dijo...

Perem: con un par, si señor!! Ja,ja,ja. Fuera coña, sigues con la idea de no presenciar el show por lo que veo. No sé si no te arrepentirás, master! A la vuelta de Madrid, te cuento y quizás habrá que darte la razón. Ya veremos.


Saludos.