Seguidores

domingo, 27 de marzo de 2011

ROGER WATERS: Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, 25 de marzo 2011

La oportunidad de asistir a un show como “The Wall”, no se podía desaprovechar bajo ninguna excusa. Pocas fueron las representaciones en aquella gira fallida allá por el año 1980 que casi lleva a la ruina a los miembros de Pink Floyd cuando estaban en lo más alto de su creatividad. ¿Quién iba a imaginar que en el año 2010 Waters volvería a recrear este show con todas las tecnologías audio-visuales actuales? Pocos, sin duda. Por lo tanto, nada más ponerse las entradas a la venta, no lo dudé ni un instante y me aseguré desde el primer día de tener en mi poder un par de tickets y soñar durante unos meses con semejante evento histórico que pronto podría experimentar en mis propias carnes.
La espera se hizo larga pero este viernes al fin pude ver este gigantesco montaje sin igual en el mundo del rock y puedo decir que salí satisfecho. No ha sido el bolazo de mi vida, ni muchísimo menos. Este tipo de macro-conciertos donde el aspecto visual, con su mastodóntica producción, quita cierto protagonismo a lo estrictamente musical, no suelen hacer mella en mi conciencia, aunque ya sabía que tenía que mentalizarme de lo que iba a ver. Por norma, me gustan más los shows sin tanta parafernalia pero hay que reconocer que lo del viernes estaba todo en su sitio y era digno de ser visto una vez por lo menos en tu vida.
El espectáculo fue de traca con una puesta en escena deslumbrante. A veces incluso me abrumaba y me sobrepasaba tanta producción. En ciertos momentos me daba la sensación que no sabía dónde poner los ojos ya fuera con los fuegos artificiales, los muñecos hinchables, el cerdo volador, la enorme pantalla circular, la construcción del muro con los enormes ladrillos de cartón, las secuencias de imágenes que se iban proyectando en el muro o el alucinante juego de luces. A parte de toda esa parafernalia, habría que destacar desde mi posición, el impecable sonido que reinó durante toda la actuación. Quizás en alguna fase sonaba un tanto alto pero en reglas generales de lo mejorcito que he podido escuchar en este tipo de acontecimientos.

El repertorio, sin sorpresas. Fue, “The Wall” de cabo a rabo y por estricto orden cronológico. Mis grandes momentos fueron sin duda con el inicio de “In the flesh”, las tres partes de “Another brick in the Wall”, aunque me sobraron los críos que subieron en el escenario, las fantásticas “Mother” y “Hey you”, esta última con la banda escondida detrás del muro y por supuesto “Comfortably numb”, que a pesar de la ausencia de Gilmour, sonó perfecta y celestial. Ahhh, y fue impactante ver caer el muro a escasos centimetros de donde nos encontrabamos.
En cuanto a Rogers, al estar en primera fila y a escasos metros, no pude apartar la mirada ante su figura. Este hombre tiene un magnetismo especial. Se le ve agusto, muy sonriente, en forma, muy cuidado físicamente y encima estuvo amable con el personal. Sorprendente, sobre todo cuando siempre me pareció un tipo bastante arisco.
En definitiva, un gran show que cualquier aficionado al mundo del rock debería de presenciar ahora que uno de sus principales creadores ha vuelto a actualizarlo. Ya sólo falta que la maquinaria Pink Floyd se vuelva a poner en marcha algún día ahora que la paz vuelve a reinar entre sus miembros y poder superar semejante ceremonia. Creo que lo firmaríamos sin dudar todo los presentes el viernes noche en el Palacio de Deportes de Madrid.

26 comentarios:

J.M.B. dijo...

Menuda envidia! Me alegro que disfrutaseis tanto. Gran crónica. Espero que yo también pueda escribir sobre este espectaculo.

Un abrazo

Raúl dijo...

Como bien dices, me vi abrumado en ocasiones por lo que ocurría delante de mis ojos. Llevo dos días dando vueltas a lo que presencié, y la verdad es que aún no me lo creo. Por mi parte, en varias ocasiones se me saltaban las lágrimas, y la verdad es que en pocos conciertos me ocurre algo así. Completamente satisfecho, por tanto.

Ofersan dijo...

Imagino que debio ser un pedazo de show tremendo!!!!Me alegroque lo disfrutaras tanto. Saludos

Paco dijo...

Parece que esuvo bien, ¿no? Me imagino que, como dices, más espectáculo que concierto, pero por lo que cuentas y las imágenes que han puesto por la tele, debió ser alucinante.
Me alegro por vosotros.
Hoy veré la peli con mi hijo (me conformo).
Saludos.

Txals dijo...

Una suerte, una experiencia vital, de la que cuentas a los nietos.
Enhorabuena.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Fue un privilegio ver este espectaculo!
Me lo pase genial1
un abrazo

johnphillips1981 dijo...

Me alegro que lo disfutaráis, tuvo que ser todo un espectáculo.

Saludos.

LoRbAdA dijo...

Madre mia que show más grande tuvisteis que presenciar! Buenas fotos, por cierto.

Un saludo.

ROCKLAND dijo...

J.M.B: quedan dos oportunidades más en Barna pero creo que está todo el pescado vendido. Hay más fechas en Europa hasta junio.

Raúl: joder, pues a mí me costó conciliar el sueño la noche del bolo. Tenía en mente continuamente la imagen del muro en mi cerebro. Hubo momentos que no sabía dónde mirar, je,je. Alucinante show y un Waters en plena forma!!

Ofersan: mastodóntico show que no podíamos dejar pasar. Oportunidad única e histórica.

Paco: 50 euros muy bien invertidos. El montaje es ciertamente espectacular y a la altura de una leyenda como Waters para representar una obra tan magna.

Txals: eso que nos llevamos de por vida, amigo.

4 strongs: y en primera fila como debe de ser, master!!

Johnphillips: así es. En cuanto a espectáculo, ¡nada que objetar!

Lorbada: no se me da mal el tema fotográfico. Además me gusta y mucho. La pena es que no me dejaron utilizar el flash durante toda la actuación y muchas de las fotos salieron mal.



Saludos a todos.

galko dijo...

A mi me flipó, y eso que Pink Floyd no es que sean de mis 5 grupos definitivos, pero me pareció una noche de esas difícil de olvidar. Un flipe, en suma.

Aquí va otra crónica con fotos, recortes de prensa escaneados, videos y el setlist (jajajaja, a la prensa nos dieron el setlist por escrito, para mearse).

http://mercadeopop.blogspot.com/2011/03/roger-waters-2011-palacio-de-los.html

KARLAM dijo...

Una crónica cojonuda tio! la enlazo a mi última entrada. Por lo menos el viaje valió la pena y estuvisteis en primera fila, como siempre.

Saludos!

Cesarpelopo dijo...

"The Wall" siempre ha sido uno de mis discos favoritos de la historia, y desde luego, una oportunidad como esta no se podía desaprovechar. Salí totalmente satisfecho de haber presenciado un espectáculo único de uno de los discos definitivos, compuesto por un grande como Roger Waters. Se que seré de los pocos que podrá relatar esta experiencia a sus nietos. Enorme show en todos los sentidos, y el público volcado. En mi página podréis leer mi crónica si os apetece.

Lely Vehuel dijo...

Yo tambien me hubiera emocionado.Tu blog como siempre de primera, buenisimo, apetece el seguirlo y se lo disfruta mucho, yo aqui ando de visita, por mi lado meti dos entradas, a Michael Angelo Batio, un tecnicista estupendo , quizas con un poco de falta de angel y por otro lado a Yngwie Malmsteen ademas de tecnicista, un alma importante de melodias con base en fusiones. Te espero de visita por mi sitio, un abrazo y hasta
pronto...

Evil E. dijo...

Yo estuve en el concierto del sabado y tambien disfruté a escasos metros del escenario. La entrada con "In the Flesh?" fue apabullante, me quedé anonadado (y acojonado cuando al final del tema hubo un pequeño incendio en un lateral) y disfruté más cuando visualmente recurrian al concepto original con las animaciones de la peli y el rollo nazi, que cuando lo hacian con el tema Iraq.
Y ahi estaba Snowy White gran guitarrista pero tan soso en escena como siempre.

manurhill dijo...

Me alegro que lo disfutraráis, tanto por la música en sí, como por la parafernalia visual.

Saludos

ROCKLAND dijo...

Galko: echaré un vistazo en cuanto pueda.

Karlam: voy para tu casa a ver que nos cuentas. Seguro que nos reservas alguna de tus sorpresas.

Cesarpelopo: la leeré. Lo que pasa es que no puedo dejarte ningún mensaje porque hay que registrase previamente.

Lely Vehuel: muchas gracias y nos pasaremos por tu sitio.

Evil E.: el inicio fue atronador. Fue alucinante experimentar los fuegos artificiales de tan cerca, al igual que todo el rollo pseudo-nazi, que creas que no, te deja huella en el cerebro. “The Wall” es un espectáculo que te hace reflexionar y que te impacta como pocas cosas he visto. Es una perfecta mezcla de equilibrio entre lo visual y lo musical.

Manurhill: salí plenamente satisfecho y mira que ese tipo de espectáculos tan mastodónticos me sobrepasan la mayoría de las veces pero está vez ¡chapeau!




Saludos a todos.

Thumb dijo...

Tu lo has dicho: "es uno de esos espectaculos que hay que ver por lo menos una vez en la vida". Y claro, es que The Wall, para todos los que nos gusta esto del Rock y sus derivados, es ya algo mítico y no todos los días se tiene la oportunidad de verlo sobre un escenario (tal vez la última, quizas...), pues eso, que me alegro que disfrutaras de lo lindo, a sabiendas del tipo de espectaculo que ibas a presenciar...¡¡¡Que envidia!!!, jejeje....

Saludos Rockland y guapas fotos....

Mr. Sabbath dijo...

Yo tambien me quedo con directos de rock and roll, sin montaje escenico y mucha presion y sudor en el escenario. El viernes voy a ver a lo que queda de Blackfoot y seguro que saldre bastane feliz. Pero vamos, este espectaculo es algo que me alegro de haber podido ver, alucine, una maravilla!!!

Saludos!!!!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Ya dije que no me interesaba mucho esta gira, pero en fin, he visto algunos videos y seguro que fue una noche bonita. Tienes razón con respecto al magnetismo de Roger, como se mueve al empuñar le bajo, no sé, desde siempre ha sido el icono que másme ha fascinado de Pink Floyd, desde aquellos gritos aulladores en el video de Pompeya... (no me acuerdo del tema, ¿careful with that axe Eugene?)

Madame de Chevreuse dijo...

Por curiosidad... ¿a qué hora os plantásteis en el Palacio para estar en primera fila?
Baci e abbracci

Johnny Dibud dijo...

Joer, cada vez que leo más cosas me parece más espectacular. Me alegra por los que disfrutaron. Saludos.

Evil E. dijo...

Yo llegué a las 20 y cogi un sitio de cojones.

ROCKLAND dijo...

Thumb: era una oportunidad única que a buen seguro no se volverá a producir, aunque nunca se sabe tal como está el negocio montado ahora.

Mr. Sabbath: yo no tengo ni la más mínima duda. Me quedo antes con un bolo en sala, con el artista cercano a ti y sin tanta parafernalia que le rodea pero “The Wall”, es una excepción y se concibió para disfrutarlo de esta manera.

Rock’n’Roll Outlaw: tiene una presencia escénica apabullante. Se nota el peso de haber estado en una banda tan legendaria como Pink Floyd. Por cierto, el vídeo que comentas de Pompeya nunca lo he visto, así que poco te puedo ayudar, je,je.

Madame: mmm, unas cuantas horas, je,je. El esfuerzo mereció la pena, sin duda.

Johnny Dibud: los adjetivos se quedan cortos ante tan monstruosos montaje escénico audio-visual.

Evil E.: has tenido suerte! Aunque si lo ves un poco más atrás tampoco pasa nada.





Saludos a todos.

Cesarpelopo dijo...

Madame, yo llegué a las 8:20 más o menos, y la verdad es que no estaba en primera fila, pero sí muy cerquita.
Por cierto, es cierto que estaba Snowy White, no sabía que estaba de músico hasta la presentación final, y debido a que está ya mayorcito no le reconocí. Curioso que apenas dos meses haya visto a gran parte de los miembros de Thin Lizzy en vivo: Scott Gorham, Brian Downey, Snowy White y Darren Wharton, lástima no haber podido ver shows del gran Phil Lynott y del viejo Gary Moore que en paz descanse.

Benet García dijo...

Yo estuve ayer en Barcelona. Genial el concierto, pero ¡joder, cómo se encuentra a faltar a David Gilmour!

ROCKLAND dijo...

Cesapelopo: Waters sabe rodearse de grandes músicos y Snowy White lleva mucho años con él. El tipo es discreto y se mantiene en un segundo plano pero toca la virgen.

Bente: yo me mentalizé desde el principio. Ya sabíamos que era muy difícil que pudiera estar. En Londres, estará seguro.


Saludos.