Seguidores

lunes, 30 de noviembre de 2009

JASON RINGENBERG: Taberna de Hank, Luanco 28 de noviembre 2009

Este sábado, Jason Ringenberg hizo un concierto en una pequeña villa de Asturias llamada Luanco. Al final no me animé y no estuve presente pero mi buen amigo Karlam tuvo el detalle de mandarme una pequeña reseña de lo acontecido vía email.
Aquí os lo pego:

"Pues GENIAL!! este tio es un puto crack. Llegamos con tiempo de sobra para pillar un buen sitio, aprox. 45 minutos antes. Tuvimos mucha suerte de enterarnos que venía por aquí, ya que no se publicitó nada. El lugar: La Taberna de Hank en Luanco a las 22:00h. No es el sitio más apropiado para un concierto que digamos, es una cervecería de dos plantas, muy chula, decorada con buen gusto pero estrechísima tanto arriba como abajo. Nosotros cogimos unas sillas justo delante del escenario y de allí no nos movimos hasta que empezó. Tocó 1h y 15 min más o menos. Temas de los Scorchers, Hank Williams y de Farmer Jason como suponiamos. Aceptó peticiones del público, como por ejemplo la de "Route 66", que sonó a gloria.

Allí se plantó Jason más risueño que unas castañuelas, con su inseparable sombrero que le da ese inconfundible aspecto de cowboy. Siempre comunicativo entre canción y canción con el público, y de muy buen humor. Esto se vio reflejado en todo momento desde un principio, bromeando como cuando empezó a tocar y presentó a su banda imaginaria. Mira a izquierda y derecha, pone cara de asombro porque dice que debieron perderse en su anterior concierto, se disculpa y sigue tocando con su voz imitando el sonido del resto de instrumentos. Esto provocó la carcajada de todos los que estábamos allí. Otro momento gracioso fue cuando dijo en castellano (leyendo una chuleta de papel): "Voy a contar un chiste: ¿que hace una mujer en los brazos de un bajista? ¿? ¿? ¡un tatuaje, es un tatuaje! Brutal. Más que un chiste, una adivinanza muy graciosa pero bueno, son solo dos detalles de los muchos que tuvo para el público. Calculo que no eramos más de medio centenar los que nos juntamos allí, pero es que tampoco cabían más. La mayoria apretados y los de la parte de atrás dudo mucho que hayan visto algo desde el final del estrecho pasillo.
Resumiendo, una gozada de espectáculo country rock en acústico el que nos brindó este Jason Ringenberg, todo un showman. El concierto fue tan íntimo que parecia que estuviese tocando en nuestro propio salón de casa; por momentos casi era hasta fácil imaginar que nos encontrábamos en Tennessee más que en Luanco. Pablo, Juan y yo salimos de allí encantados, no sin antes hacernos unas fotos además de comprarle un disco de su proyecto Farmer Jason (creo que los vendió todos). ¡Bravo Jason! vuelve cuando quieras, te esperamos.
Texto y fotos: Karlam

13 comentarios:

Milhaud dijo...

Un concierto personal como pocos. Esos son impagables.

Juan-Luarca dijo...

Pues nosotros al final no fuimos, y la verdad es que nos da pena, pues por lo que dice Karlam, debio de estar muy bien.....aunque un poco apretaditos.
Buena cronica Karlam

TSI-NA-PAH dijo...

Asi da gusto ver un bolo,estos son casi siempre muy buenos.Jason nunca falla.
Saludos

discoexpress dijo...

southern country imagino, por lo que cuentas un buen show.
saludos from coruña.

(te leo tio)

manel dijo...

El chiste del bajista lo explica desde su primera gira!! Alguien debería explicarle alguno nuevo!! Le he visto varias veces en acústico, siempre hace buenos sows y muy divertidos. Ahora tengo más ganas de verlo con los Scorchers que otra cosa!!
Un saludo.

El rey lagarto dijo...

Ni puta idea de este tío, vamos como cuando Sirnapah tira de lista!

ROCKLAND dijo...

Milhaud: sí, suelen ser los mejores y sin tanta parafernalia.

Juan-Luarca: yo lo ví una vez en plan acústico y el tío se lo montó de fábula para cuatro gatos que eramos en una sala como el Albeniz.

Tsi-Na-Pah: como en familia, jejeje!!

Discoexpress: justo lo que se puede esperar de un tipo como Jason Ringenberg.

Manel: la verdad es que no recuerdo si era el mismo chiste pero da igual, jejeje. A buen seguro que Jason ofreció un excelente show. Yo también lo prefiero con los Scorchers. Cuando actuaron en Oviedo en el último Crossroad fue pura dinamita.

El Rey Lagarto: es el cantante de Jason & The Scorchers, una banda que hablé hace poco en el blog.

Saludos a todos.

the beautiful loser dijo...

Como comentaba hace unos días por aquí,yo también disfruto siempre que veo al amigo Jason.
La última vez fué en Barcelona,en Sidecar.

El rey lagarto dijo...

Joder, es verdad... Me sonaba de algo eso de Jason...

KARLAM dijo...

Que conste que no era mi intención hacer una crónica pero Rockland y Paulamule me preguntaron qué tal había estado y según iba escribiendo me animé. Ha quedado algo parecido, y hasta para mi, que no soy nada aficionado al country, ver a este tipo solo o con los Scorches es algo recomendable siempre.

Al margen del espectáculo humorístico que se monta el tio lo vive, transmite y toca que da gusto. Se me olvidó comentar que encima fue gratis, así que no podíamos pedir más. Bueno sí, que no nos hubiéramos empapado desde la Taberna hasta el coche jeje! Vaya mojadura pillamos.

Saludos a todos!

ROCKLAND dijo...

Gracias Karlam por la crónica! Se agradece el detalle.
Espero poder verlo la próxima vez.

Un saludo a todos!

Anónimo dijo...

Soy Tebi, de La Taberna de Hank.
Gracias por asistir a un bolo tan especial!!
Cierto es que el local no da pa mucho, pero bueno, ye lo que hay y tiene hasta cierto punto honky tonk el barullo que se armó el otro día!
Jason volcadísimo con nosotros, encantador!
Keep on Hankin'!!

ROCKLAND dijo...

Tebi: me alegro por tí, majo. Tiene que ser todo un honor tener un artistazo de ese calibre actuando en tu "casa". ¡Enhorabuena! A ver si tenemos la suerte de poder ver algún día a Hank III en el bar, jejejeje...

Saludos.