Seguidores

miércoles, 17 de septiembre de 2014

BRYAN ADAMS: "Reckless" (1984)


Confieso, hace muchos muchos años Bryan Adams fue todo un referente en mi inicio musical y parte de la culpa la tenía este pedazo de disco llamado Reckless. Reconozco que hacía un porrón de años que no lo escuchaba, pero fue leer la noticia ayer de su reciente Super deluxe edición, para celebrar su 30 aniversario, lo que me ha empujado a volver a catarlo.

En aquel 1984 y con tan solo 13 añitos poco sabía de rock’n’roll.  Mis inicios fueron muy titubeantes. Uno iba picando aquí y allá: U2, Springteen, por supuesto Elvis…y cómo no Bryan Adams que estaba en aquellos años reventando los charts con este “Reckless” sonando a todas horas con sus innumerables singles. Era difícil no sucumbir a hits tan irresistibles como “Heaven”, “Somebody”, “Summer of ‘69”, “Run to you”, “Kids wanna rock” o ese dueto que se marcó con la gran Tina Turner en  “It’s only love”. Recuerdo grabar las canciones de este álbum en cassette cuando sonaban en la radio a todas horas y escucharlas sin cesar por casa antes que en un buen colega me lo grabase en una típica cinta TDK con buen sonido, je,je.



Lo que más me llamó la atención de este hombre en aquellos años era su poderosa voz que encajaba como un guante en unas canciones que poseían unas melodías perfectas. Las guitarras afiladas y tan bien ejecutadas por supuesto eran otro de los alicientes. Es cierto que vista ahora la producción de Bob Clearmountain quedó desfasada pero era parte del encanto de este disco que me sigue pareciendo una maravilla. Todos, digo bien, todos los temas que conforman esta obra son cojonudos y de eso, a mediados de los 80, pocos artistas podían presumir.

De lo que luego sucedió con este hombre ya no tiene explicación lógica para los que amamos la buena música. Sólo se salva otro pedazo de disco como “Into the fire” y el resto produce vergüenza ajena. Me imagino que será duro para muchos volver a escuchar a este tío, pero os aseguro que volví a disfrutar de todas estas canciones y me he sentido feliz recordando esa época concreta de mi vida. De hecho, llevo toda la mañana cantando “Heaven” con una sonrisa de felicidad que no me la quita nadie.

Aparcad los prejuicios y volved a pincharlo. Me lo agradeceréis.  Eveywhere I go…Kids wanna rock!!

10 comentarios:

Rafa dijo...

Si, todo un referente y con unos temas muy grandes, que se echó a perder cuando vio que venderse a la comercialidad le iba a reportar pingües beneficios.

El Waking Up the Neighbours tenía unas pocas canciones buenas, muy rockeras, pero también contenía aquel truño de balada que estaba en la BSO de Robin Hood, y que le acabó de convencer que humedeciendo prendas íntimas femeninas se iba a forrar. A partir de ahí, se consumó el desastre... Recuerdo que lo vi en concierto (aun no sé porqué), hace bastantes años, y fue de lo más patético.

En fin, que el joven Adams dejó grandes temas para la posteridad, pero se ha convertido en el paradigma de lo que un rockero de corazón nunca debe hacer.

victor dijo...

Debo decir que nunca me ha atraido este musico....Su rock tan americano y estandar puede conmigo..Este disco tiene buenos temas..eso esta claro.Pero es un rock que me cansa muy rapido.....
un saludo

El Maquinista dijo...

Me lo has quitaso,jajaja.Suscribo lo que dices,y vaya,parece que somos de la misma quinta,o por ahí le andamos.Yo también estaba aprendiendo y descubriendo,pero he de decir que este disco está tan fresco como hace 30 años,y como bien dices,10 temas como 10 soles.

Y si,lo que le ha ocurrido a este hombre...en fin,quedemonos con lo bueno,mejor

Alex Palahniuk dijo...

Este disco es muy bueno. ¿Cuántos hemos crecido con Summer of 69? Me sucede como con Bon Jovi: criticado por guaperas pero pocos ven que, en sus composiciones, hay mucha calidad.

Gran entrada, Rock :)

Salvador Sánchez Casas dijo...

Se decía de Bryan Adams que era el Boss canadiense.
Cosas del destino, ambos cogieron el camino equivocado hace ya mucho tiempo.
Aunque lo del Springsteen es aún más sangrante.

Félix González dijo...

Un personaje...dentro de poco le voy a dedicar un post noventero con sus desvaríos más increíbles. Esto es otra cosa, por supuesto. Que guarde muchos años a Keith Scott, su batería, al que le debe creo la mitad de su éxito

Félix González dijo...

quiero decir, guitarrista.

Anónimo dijo...

Gran, gran disco... todo hit-singles. Ideal para descubrir con 14 o 15 años (como yo). Creo recordar que en los 90, en plena etapa de "venta" al mercado, Adams y Def Leppard compartían productor ("Mutt" Lange quizás?) y era curiosos pero los discos de ambos sonaban IGUAL, costaba diferenciarlos. En fin, recordemos al Bryan Adams más rockero!

The Downtown Rocker

ROCKLAND dijo...

Rafa: uf, la baladita del “Waking up the neighbours” le hizo mucho daño al amigo Bryant. Recuerdo escuchar ese tema en cada garito que entraba, ja,ja. Ese disco lo compré en doble vinilo y me pareció en su día muy, muy largo y pesado. Además, me sonaba mucho a Def Leppard. Las guitarras se endurecieron, pero el contenido era vacío.
Nunca tuve la oportunidad de ver a Bryan Adams y creo que ahora será difícil que suceda. No sé, me imagino que tiene que ser muy duro verle tocar una balada tras otra y encontrarte de repente “Summer of ’69” en los bises. Uff, tiene que ser terrible!!

Victor: sus primeros discos tienen un gran nivel hasta llegar a “Into the fire”. Está claro que si no relacionas este tipo con tu adolescencia, es complicado que puedas engancharte a su cancionero antiguo

El Maquinista: está claro que en aquellos años Bryan Adams rockeaba de lo lindo. Con 14 años flipabas con esa colección de singles tan buenos que tenía y encima escuchabas en disco al completo y el nivel era parecído. No cabe duda que “Reckless” es una obra redonda y que marcó a toda una generación.

Alex: los primeros discos de Bon Jovi son buenísimos. Otro buen ejemplo de banda que se perdieron en la comercialidad más mediocre.

Salvador: yo pienso que lo de Adams es más sangrante. Sus últimos lanzamientos ni siquiera me molesto en escucharlos. Con Bruce es diferente y simpre tienes la esperanza de que te vuelva a sorprender. Ten en cuenta también que Springsteen por lo menos en directo sigue siendo todo un torbellino cuando se lo propone.

Félix: ja,ja, ese post promete sacarnos unas buenas carcajadas.
Keith Scott era un excelente escudero y no te olvides de Mickey Curry a la batería. Un tipo que estuvo en muchos fregados como el “sonic Temple” de The Cult.

The Downtown Rocker: veo que somos unos cuantos que nos tocó vivir la época ochentera, je,je. Gran disco el “Reckless” y todo una referencia para los que nos iniciábamos en el mundo del rock. En el 84 sólo podíamos escuchar algún disco y este era uno de ellos. Ahora todo está al alcance de un simple click. En fin, eran otros tiempos, ja,ja.
Ese disco que comentas y que suena igualito a Def Leppard es el “Waking up the neighbours”, producido por Lange. Aquí empezó la decadencia del señor Adams. Se salva algún que otro tema y poco más. Después de eso…¡la nada!


Saludos!!

Elena González dijo...

Hola! Me encanta esta entrada!
Soy muy fan de Bryan Adams y tengo un blog, podriais pasaros y comentar algo, os lo agradecería muchísimo!
http://heavenbryanadams.blogspot.com.es/
Un beso!