Seguidores

jueves, 25 de junio de 2015

HUMBLE PIE: "Eat it" (1973)


Cuando nos referimos a los grandes clásicos firmados por Humble Pie, pocas veces se cita este “Eat it”, aparecido en el año 1973. Lo lógico es destacar su inmenso directo “Performance Rockin’ The Fillmore” o los tres de estudio “Humble Pie”, “Rock’ on” o “Smokin’”. Nada que objetar. Soy un ferviente admirador y defensor de esas obras, pero también lo soy de “Eat it”, que muchos lo tienen en el olvido.

Quizás el enorme éxito de su predecesor “Smokin’” ensombreció esta séptima entrega de la banda inglesa o tal vez la inclusión de coros femeninos para darle un toque más negroide. No sé, lo cierto es que me parece que estamos ante un gran trabajo que destila una riqueza musical indiscutible y que ha influenciado a innumerables artistas a lo largo de los sucesivos años. Los hermanos Robinson de los Crowes a buen seguro que se pasaron infinidad de horas escuchando esta colección de canciones, de eso no hay duda.

“Eat it” es un doble álbum que lo tiene absolutamente todo: sus cuatro caras están muy bien diferenciadas en las que nos aguardan unos tesoros auditivos de gran magnitud. La primer parte ya no deja lugar a dudas y nos proporciona una alta dosis de rock’n’roll con "Is it for love?", “Good booze and bad women”, “Get down to it” o “Drugstore cowboy”. Aquí tenemos a unos Pie poniendo toda la carne en el asador y destilando rock’n’roll con mayúsculas. Lo que sigue no se queda atrás con cuatro versiones de quitar el hipo. ¡Madre mía!, ¿qué podemos decir con gemas del calibre de “Black coffee”, “I believe to my soul”, “Shup up and don’t interrump me” y “That’s how strong my love is”? Brutal, brutal. Los calificativos para definir tanta grandeza se quedan cortos. La voz de Marriott te eleva al cielo como pocos genios lo pueden hacer.


La tercera parte nos proporciona un poco de paz con tres piezas acústicas de bella factura firmadas por Marriott y la zeppeliana “Beckton dumps” que se sale del guión . Para cerrar tal obra magna, la cuarta cara nos presenta a la banda en directo con tres temazos como la contundente “Up your sleeve”, una endurecida “Honky tonk women” de los Stones y la extensa“(I’m A)Road runner” que llevan a su terreno de manera impecable. Una vez más, otra prueba del enorme potencial que tenía esta formación en directo con Marriott a la cabeza. Con tal demostración es imposible ponerle un solo pero y quedarte indiferente.

En definitiva, da igual el orden en que escuches las canciones de este disco. Todo suena a gloria, ya sea en clave acústica, directo en vena, hard-blues, rock’n’roll, soul-funk, R&B, o lo que les daba la santísima gana. Cuando hay calidad, genialidad, savoir-faire y un fuera de serie como Marriott que deja su alma en cada estrofa, nada puede fallar y eso es lo que tenemos en esta obra que pocos tienen en cuenta a la hora de hablar de Humble Pie.

Aparcad por un momento las novedades actuales y repurerad este pedazo de disco, amigos. A buen seguro vuestros sentidos os lo agradecerán.

11 comentarios:

Oski Lilla dijo...

Humble Pie, menudo grupazo. Steve Marriot fue uno de los iconos olvidados del rock y lo tenia todo, buena voz ,buen musico, mucho carisma y sobre todo , excelente compositor.

victor dijo...

Tengo la sensacion que no se ha alavado como merece la carrera de esta banda. Parece como si la consideraran muchos como un grupo de segunda...Para mi son muy grandes....Aunque es verdad que no he oido toda su discogrofia. Como es el caso de este qque sacas hoy a la luz.
Un saludo

Luis Gomez dijo...

Me has resuelto un enigma. Llevaba mucho tiempo buscando el Honky tonk woman por HP y no lo encontraba. En su dia en casa tuvimos este disco, pero los discos eran muy inestables entraban y salian con gran facilidad y a este le perdi la pista.
Te agradezco pues HP es mi grupo favorito. Son como si Ray Charles hiciera rock duro.
Para mi no hay mejor mezcla.

Johnny J.J. dijo...

Prefiero los inmediatamente anteriores como Smokin, Rock on o Town and country pero es otro gran disco de los buenos momentos que estaban viviendo, aunque la historia no haya reconocido como se merece esta grandísima banda. Abrazo.

Addison de Witt dijo...

Pues reconozco que soy de los que tiene un tanto olvidado este disco, y eso que soy fan, lo recordaremos este fin de semana.
Saludos.

Benet Rockfloyd dijo...

¡Lo tengo! ¡lo tengo! y en vinilo.

Voy a pincharlo. Greatttttttttttttt!!!!!

Rick dijo...

Solo con "Get down to it", esa joya soul que abre el disco, ya sería suficiente para reivindicarlo, pero por desgracia quienes hacen las reseñas son los rockeros: si por los mods fuese, este es el gran disco -el último- de un Steve Marriott que tuvo que pasarse, como todo el mundo, a la dictadura del rock a principios de los 70.

ROCKLAND dijo...

Oski Lilla: yo destacaría sobre todo ese chorro de voz que poseía. ¡Virgen santa!, en ese aspecto pocos rivales tenía para hacerle sombra. Sin duda Steve Marriott es uno de los grandes activos del rock’n’roll.

Victor: sí, están a la sombra de muchos otros grupos. Humble Pie son muy grandes. Solo hace falta fijarse en sus discos para darse cuenta de ello. Las bandas de hoy en día palidecen al lado de Pie.

Luis Gomez: oye, pues me alegro que esta entrada haya servido para algo, je,je. Por cierto, aquí te dejo un pequeño regalo en forma de video con una actuación del “Honky tonk women”…¡brutal”

https://www.youtube.com/watch?v=kV0uV2XyIHw


Johnny: “Eat it” lo situaría por encima del “Town and country”. Siempre me fascino más ese lado más duro en su música en discos como “Smokin’” o este que nos ocupa hoy.

Addison: ¡yeahh! Sube el volumen y disfruta como un poseso con esta excelente colección de canciones. Valor seguro, for sure!!

Benet: yo tengo la edición japonesa en CD. Sin duda, la tuya es mucho mejor. ¡Uf, cómo debe de sonar ese par de vinilos!

Rick: sí, es el último gran trabajo de Humble Pie, aunque “Thunderbox” y “Street rats” tienen sus cosillas muy interesantes. En los 80’s ya bajaron mucho el pistón y ya no merecen tanto la pena.



Saludos!!

Luther Blues dijo...

Madre mia ! que reliquia master ,voy a emular a los Robinson y a escucharlo esta noche porque a los Pie los tengo un tanto olvidados .
Marriot the best !
Un abrazo

ROCKLAND dijo...

Luther: una grande referencia para los hermanos Robinson, sin duda!
Siempre se agradece enormemente volver a escuchar este tipo de trabajos. Te das cuenta de la grandeza de estas bandas de antaño. Lo convertían todo en oro. Disfrútalos nuevamente como se merecen.

Saludos master!

Rafael Villeda Aguilar dijo...

¡Excelente grupazo, con líder a Steve Marriot!