Seguidores

viernes, 7 de octubre de 2011

SOUNDGARDEN: "Badmotorfinger" (1991)

“Badmotofinger”, cumple mañana ¡20 años! y nada mejor que dedicarle un homenaje como se merece.

Empujado por las excelentes críticas del Popular 1, una portada un tanto enigmática y la creciente invasión de bandas que provenían de Seatlle, Soundgarden se habían convertido en mi siguiente objetivo musical en el año 92. “Badmotorfinger”, editado un año antes, era el trabajo elegido para adentrarme en su universo musical. En aquel año, unos meses antes había descubierto un discazo que me había dejado literalmente sin palabras, era el “Ten” de Pearl Jam, y el “Nevermind” de Nirvana también había hecho mella, así que ciertamente tenía ganas de escuchar algo más sobre ese movimiento llamado grunge que tanto despuntaba.
Recuerdo que en aquellos tiempos era bastante difícil encontrar en mi ciudad este tipo de material. Los discos de esa índole no eran muy fáciles de localizar y solían ser de importación, con el consiguiente clavazo de por medio. Finalmente, y después de rebuscarlo sin parar, di con él en una tienda de Oviedo llamada “Liverpool”, desaparecida hace unos años como tantas otras. Al verlo, a pesar de su excesivo precio, no dudé un instante en hacerme con tal preciado tesoro y me fui de la tienda más contento que unas castañuelas.

Nada más llegar a casa, directamente lo puse en el reproductor y aquello nada tenía que ver con “Ten”. Os juro que la primera escucha me dejó con un dolor de cabeza del nueve, parecía que no estaba todavía preparado para ese tipo de música tan “heavy”. Esos riffs tan oscuros, pesados e impenetrables de Kim Thayil, con esa voz tan chillona a cargo de Chris Cornell, me dejaron totalmente descolocado. Pensé que me había equivocado pero algo me empujaba a seguir escuchando el disco los días sucesivos. Poco a poco y tema a tema, la cosa empezó a cambiar. Recuerdo que la primera canción que me enganchó fue “Searching with my good eye closed”, la siguió “Mind riot” y el single “Outshined”, y con el paso del tiempo fueron cayendo todas una tras otra conformando una obra conceptual llena de canciones memorables.
Lo que escuchamos en cada nota de esta obra no parece envejecer con el paso de los años y mención muy, muy especial merece el trabajo vocal hecho por Chris Cornell. ¡¡Qué registros, amigos!! Fijaos en el inicio de “New damage”, parece inhumano la manera de cantar (o más bien aullar) de este hombre. Se dejaba literalmente la garganta en cada estrofa. Unos claros ejemplos de la monstruosidad de su privilegiada voz son también esas tremendas “Slaves & bulldozers”, “Room a thousand years wide” o la más punkarra “Face polution”. Parece mentira que este tío se convirtiera hace no mucho en el hazmerreír de todos los que amamos el rock con alguna colaboración que mejor no mencionar.
En definitiva, un disco atronador, salvaje, caótico, psicótico, demoledor e indestructible.
Decibelios a todo trapo con este vibrante “Jesus Christ pose” que os dejo a continuación.


22 comentarios:

Lou Rambler dijo...

Que recuerdos... En esos primeros noventa hubo tantos discos gandiosos que me parace que durante una temporada no vamos a parar de celebrar vigésimos aniversrios... jajaja
Hablando del disco, a mí también me costó entrar al principio, mucho más que con el resto de sus compañeros de generación... pero una vez que superabas el shock inicial la cosa cambiaba. Tremendo y grandísimo artefacto.
Saludos

paulamule dijo...

Sí, cuando yo te conocí andabas loco con todas estas bandas, aunque poco a poco te fuiste adentrando en otros mundos. Je, je, je. Además, hay que reconocer que este disco es pura dinamita, que tú me lo enseñaste y que yo al principio era algo reacia.
Gracias por ello, my love.
Salud, Hey Jude.

El Bicho Reactor dijo...

Un gran disco!
Es verdad que a primera escucha no fue fácil, pero lo que me pasó fue que de los discos que venía Soundgarden, como muy bien dices, éste tenía algo...y ese algo es lo que hace que al día de hoy siga siendo un terrible disco con grandes riffs y canciones. Se extrañan esa épocas en las que cada disco que se editaba sorprendía y hacía una grita más en la historia del Rock!

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Yo me lo compré, Rockland, junto al "Blood Sugar Sex Magik" en una tienda de San Sebastián a finales del 91. Imagínate, los dos de golpe.

Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Desde luego que no estoy nada puesto en estas bandas, Nirvana, algo de Pearl Jam y poco más. Me he visto reflejado en la descripción del melomano en busca de la 'pieza deseada'. Lo de las tiendas de discos es una pena (es el lado negro de los avances de la técnica), aquí en Zamora, no queda ni una, cada vez que quiero mirar musica tengo que irme a Salamanca. Lo bueno de la técnica, es que ahora tenemos internet para cuando alguna referencia se nos resiste.

Saludos.

Ofersan dijo...

REcuerdo en pleno "boom" hardrockero el programa de MTV 120 minutes donde programaban ya en el 90-91 los temas de Soundgarden del "Louder than Live", me impactaron y me convencieron con un reportaje que vi de una gira junto a Kings X, afortunadamente en BCN podias comprar los discos sin problema, DISCAZO!!!!!!!!

manel dijo...

El disco. Así, sin más. Creo que todos tuvimos una sensación parecida al escucharlo por primera vez. Y, como bien dices, todavía ahora, tras dos décadas, tiene el mismo magnetismo y la misma fuerza. Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Yo les vi en la gira de este disco!!! Le tengo aqui en vinilo en perfecto eztADO! QUE TIEMPOS!
UN ABRAZO

Da Muzz dijo...

Imprescindible, todo un shock cuando lo escuché en su época. Que cosa tan salvaje y que voz la del amigo Cornell.
Unn saludo

J.M.B. dijo...

Un grandísimo disco! 20 años y que bien se conserva, nada que ver con el líder de Soundgarden.

Saludos

ROCKLAND dijo...

Lou Rambler: sí, la cosecha del 91-92 fue de órdago y se editaban obras maestras cada poco. ¡Madre mía, qué nivel había! Época irrepetible en todo los sentidos.

Paulamule: con el paso de los años es lógico que vayas descubriendo otro tipo de géneros y artistas que ni por asomo pensabas que iban a hacer parte de tu universo sonoro. Por otra parte, bandas como Biohazard, White Zombie, Marilyn Manson que te parecían la leche, hoy en día no te dicen absolutamente nada.

El Bicho Reactor: era otra época donde las bandas todavía te sorprendían cada poco tiempo. Hoy la cosa ya no es igual y es muy difícil ver un grupo destacando por encima de los demás. Hay buenos discos y buena música si te pones a rebuscar pero no hay nada que impacte d emanera brutal como puede ser este “Badmotorfinger”.

Gonzalo: ¡vaya par de discos! “Blood sugar sex magix”, fue otro álbum que marcó esa época de mi vida.

Aurelio: aquí el panorama es también desolador y ya sólo compro a través de internet en webs como Amazon, Ebay o Play.com. Tampoco ayuda que la única tienda que queda en Gijón tenga unos precios abusivos cuando en internet están a mitad de precio.

Ofersan: en aquella época sólo tenía el Popu de referencia y cosas que me pasaban los colegas. La MTV sólo la vía en los garritos y poco más. El precio de discos como Temple Of The Dog o Soundgarden eran muy abusivos y a veces difíciles de encontrar. Otra alternativa era comprar por correo a tiendas especializadas.

Manel: sigue siendo tan poderoso como hace 20 años. Y lo mejor de todo, es que supieron superarse con otro artefacto tan demoledor como “Superunknown”.

Tsi: yo también estuve a punto de verlos con los Guns y Faith No More en el 92, pero la aluminosis del Vicente Calderón lo impidió. ¡Maldita sea, no quiero ni recordarlo!

Da Muzz: aquello fue todo un terremoto sonoro, ja,ja,ja. Al final, creo que sucumbimos todos al embrujo diabólico de estos tíos, ¿eh?

J.M.B: ¡nada que ver! Cornell no parece el mismo. Bueno sí, ha recuperado las greñas, ja,ja.


Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Que pasote de disco. Sin duda para mi el mejor de ellos. Aunque el siguiente es de traca.
Para mi Soundgarden siempre los he considerado los Led Zeppelin de los 90 al ser probablemente la banda que mejor evolucionó de todas las de su época.

Aunque es cierto que se volvieron una banda apestosa, igual que RHCP, tambien se cumplen 20 años del Achtung Baby, una obra maestra para mi.
Menudo año el 91, igualico que este, snif.

ROCKLAND dijo...

Anónimo: buff, si comparamos la cosecha del 91 con la actual, será mejor olvidarlo porque no hay color. Ya me gustaría poder disfrutar con discos tan brutales como el "Achtung baby", "Use your illusion", "Blood sugar sex magik", "Into the great wide open", "Metallica", "Temple of the Dog", "Ten", "Ceremony"... y paro de contar porque es sencillamente abrumadora la diferencia.
Y totalmente de acuerdo contigo cuando señalas que Soundgarden supo evolucionar en cada obra de manera coherente, sin bajar el nivel de manera alarmante.
Estos tíos en los 90 fueron muy, muy grandes.

Saludos.

The Loser dijo...

Discazo, no se me ocurre otro adjetivo, a mi tampoco me entro demasiado bien a la primera pero luego...

Cornell con la voz como nunca más la ha tenido (para mi gusto claro)y esa versión de Rusty Cage por dios bendito...

Gracias por recordarnos aquellas gloriosas epocas tan lejanas, tan cercanas.

ROCKLAND dijo...

The Loser: creo sinceramente que no ha entrada a casi nadie a la primera de cambio, ja,ja. Escuchar la voz de Cornell en este disco es como ponerte una motosierra al lado de tu oreja. ¡Qué brutalidad sonora desprende este disco! Nunca sonaron tan bestiales y salvajes como el "Badmotorfinger".

Saludos.

alberto de mieres dijo...

Y pensar que algunos ignorantes opinan que la década de los 90 musicalmente fue mediocre o directamente mala...
Uno de mis discos preferidos -junto con Superunknown- no sólo de la década sino de la historia.
Cuando los vi junto a Corrosion of Conformity y Metallica a mediados de la década me decepcionaron, aunque el sonido tuvo su parte de culpa, fue nefasto.
Saludos

Mr. Thunderstruck dijo...

¡Qué decir de este discazo! Lo escucharé una vez más, que nunca es suficiente. Tremendo.

ROCKLAND dijo...

Alberto: suerte la tuya poder ver semejante cartelazo. Yo estuve a punto de verlos en el Calderón pero al final por culpa del curro me tuve que quedar con las ganas. Recuerdo que a mis colegas les había encantado.
A día de hoy, ya no se ven tres nombres de ese calibre en un concierto. Tal vez The Big Four y nada más.

Mr. Thunderstruck: es toda una experiencia escuchar este disco y la intensidad sigue intacta 20 años después. Es una obra maestra indiscutible!!!


Saludos a los dos.

Bounty Hunter dijo...

Otro clásico que cumple su vigésimo aniversario.
Entré en el universo Seattle esuchando a Sabbath y Zeppelin.
Del Ten de Pearl Jam pasé al Dirt de Alice in Chains (Nirvana nunca me han interasado más allá de Nevermind debido a la sobreexposición de sus temas) y cerré el círculo con la banda de Cornell.
De Soundgarden conocía los singles Jesus Christ Pose y Rusty Cage y había escuchado Superunknown sín entender nada.
Así que le puse remedio y fuí a por Badmotorfinger.
Era la fusión perfecta de los dos tótems citados anteriormente pero con un sonido más moderno.
Trallazos adictivos como Outshined o Slaves & Bulldozers me volaron la cabeza. En Room a Thousand Years Wide, parece como si Vedder se hubiera puesto al mando. Los ritmos acelerados de Face Pollution y Drawing Flies contrastan con la psicodelia sonora de Searching with My Good Eye Closed o las melodías orientales de Mind Riot.
Un grand disco que me ayudó a comprender al "Superdesconocido".
Otro album que merece un post propio por su gran amalgama de sonidos.
Da gusto rescatar discos como estos y dejar que los recuerdos fluyan entre las notas que surgen de los altavoces.
PD:El debut de Audioslave tiene muy buenos temas. Es un buen album donde Cornell vuelve aullar como en los viejos tiempos.
Show Me The Power Child
I'd Like to Say
That I'm Down on My Knees Today!!!

ROCKLAND dijo...

Bounty Hunter: sí, "Superunknown" bien merece un capítulo aparte. Algún día le tendré que hacer un homenaje como es debido. Si tuviera que quedarme con una sola obra hecha en los 90 me quedaría con "Superunkown", pero como tú bien señalas, "Badmotorfinger" fue la antesala y el álbum que les sitúo en el mapa mundial como una de las bandas fundamentales del movimiento grunge.
Me cuesta mucho volver a esuchar los discos de Soundgarden hoy en día pero cuando lo hago los recuerdos se multiplican y no puedo evitar pensar que vivimos una época muy grande en cunato a Rock'n'roll de calidad.

Saludos.

Zoe dijo...

Joder ROckland, me has tocado la fibra. Adoro este disco. Todo, absolutamente todo de este álbum es perfecto. Las tremebundas guitarras de Kim, la orgía vocal con que nos sacude Chris, pero qué decir de la tremenda base rítmica, la mejor sin del panorama Seattle.
El recorrido por todas sus canciones hace que se me ponga la piel de gallina y es imposible evitar que me ponga a cantar con el mejor Cornell de la historia.
Imprescindible, fundamental, básico, único, brutal...
Y ya han pasado 20 años, qué mayores nos hacemos, jejeje.
Saludos.

ROCKLAND dijo...

Zoe: no me extraña, compañero! Este pedazo de obra de arte deja a uno exhausto y totalmente hechizado. La primera vez que lo escuché fue como darme varias bofetadas en la cara y sin poder reaccionar. Como dije en la entrada, no estaba preparado para tal avalancha sonora. Al final, sucumbí ante tal poderío de estas cuatro bestias y la cosa sigue durando ¡20 años después!
¿Cuántos disocs hay hoy así? Desgraciadamente ¡ninguno!


BADMOTORFINGERRRRRR, YEAHHHHHH!!!!


Saludos.